Television, Radio y Periodicos

viernes, septiembre 02, 2011

Gonzalo Cobo - Es el creador de ‘Futbolmanía’ en Fides y la ‘Central de deportes’ en RTP

— ¿Qué es el éxito para usted?
— “Si lo puedes soñar, lo puedes hacer”, afirmaban en Disney y todo se hace con trabajo. Al inicio me decían: “Hay tantos comunicadores deportivos”, pero no faltó quien me dijera que “si vas a ser panadero o ingeniero de la Nasa, debes ser el mejor”. Eso se quedó en mí, pero sé que me falta mucho por aprender.
— ¿Ha sido difícil el camino hasta el momento?
— Costó trabajo. Vengo de una familia muy humilde, mi hermana me recibió cuando llegué en 1993 a La Paz desde Potosí. Primero yo tenía que estudiar ingeniería electrónica porque generaría recursos, luego me enteré de que había una carrera de Comunicación Social y entré. Fue la primera decisión importante que tomé a los 17 años y no me arrepiento. Vivía en Obrajes y a veces subía a pie desde mi casa hasta el Monoblock (de la UMSA) porque no tenía para el micro. Cuando tenía 20 años me llamó don Perico Pérez para que relatara los partidos de la NBA en Bolivisión y pensé: “Hay un Dios que se acuerda de mí”.
— ¿Cómo se hizo famoso sin estar en una red grande?
— En algún momento recibí invitaciones de redes grandes, pero yo me siento muy a gusto en RTP y más ahora con la vuelta de don Perico, por su apoyo, tengo la libertad de ser independiente y su amplitud y visión me dejan relatar ahora los partidos de la liga para Bolivia Tv. Se abrieron las puertas sin la necesidad de que diga: yo soy de la red Globo o Televisa, quizás es la marca registrada como Gonzalo Cobo y el sí, sí, sí, sí...
— ¿Cómo nació el “sí, sí, sí, sí”?
— De la NBA. En un partido dije: “Cristal y adentro”, y me nació el “sí, sí, sí, sí” y fue Perico Pérez quien me dijo que debería ser mi sello y así fue.
— ¿Se considera una estrella?
— No, para nada. El padre Pérez me dijo: “Eres una estrella, pero tú no te la crees”, ése no es mi propósito. A mí RTP me dio la popularidad que probablemente no hubiera tenido en otro canal, no me siento intocable y gracias a RTP y Fides pude mantener la cercanía con el pueblo.
— Ahora que es exitoso ¿mejoró la economía?
— Sí. Debo confesarlo, pasé por mucha pobreza en mi infancia. Recuerdo que vendía mis canicas para la comida y le tengo mucho miedo a eso. No quisiera que mi familia pase por eso de nuevo, pero es lo que me alienta a trabajar y trato de mantener mi humildad, aunque a veces te mareas.
— ¿Se marea mucho o ya no?
— Cuando entré a lo de la NBA, por mi inmadurez, creí que estaba tocando el cielo con las manos, pero la misma vida se encargó de ponerme los pies en la tierra.
— ¿Cómo?
— Me di cuenta de que no sólo se trataba de trabajar en un canal, sino de trabajar en uno mismo, convertirte en eso de ser una marca registrada.
— ¿Es un presentador caro?
— Tú pones el precio con tu trabajo y es lo que dice si realmente vales lo que cobras. No es cosa de preguntar cuánto voy a ganar, sino de cuánto voy a dar.
— ¿Usted justifica su precio?
— Sí, yo creo que sí. Sea donde sea, saben que Gonzalo Cobo va a llegar con todo y voy a gritar el gol con toda mi alma, como si fuera el último de mi vida, y que voy a llegar con un background hecho por mí mismo. Creo que eso se valora y ahí vienen los réditos. Yo trato de informar y de entretener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada