jueves, septiembre 22, 2011

Las Ángeles regresan

Cuál será el destino de los nuevos ángeles de Charlie? ¿Cómo recibirá el público la nueva versión de una serie cuyo nombre no parece despertar, en principio, nada más que cierta reminiscencia de una época muy distante, en todo sentido, de los conceptos televisivos que se imponen en la actualidad?

En principio, lo que se aprecia es el optimismo a toda prueba de Alfred Gough y Miles Millar, los artífices de Smalville , empeñados en un nuevo regreso a la más popular expresión de la pantalla chica de los 70, aunque con la explícita voluntad de actualizar la propuesta y tomar distancia de todo lo que se asocie a cualquier idea retrospectiva.

"No queremos hacer un programa retro y sí, en cambio, poner al día la idea. Que estos ángeles de Charlie estén a la altura de las nuevas generaciones", dijeron los productores.

Ellos seguramente habrán tomado nota de las razones que precipitaron el prematuro fracaso de la remake de La mujer biónica y las fallidas intenciones de revivir a la Mujer Maravilla . Confían en otras damas de aquellos tiempos para torcer la historia.

Esa confianza se apoya en otro dato reciente de la realidad, que contrasta con los anteriores. El nuevo Hawaii Five-0 encontró un respaldo del que otras nuevas versiones carecieron.

Y con parte de ese espíritu tratarán de reinventar la historia de tres chicas glamorosas y sin complejos a la hora de tomar las armas y resolver con frialdad casos policiales.

La conexión con el pasado resulta inevitable. La première de Los ángeles de Charlie, versión siglo XXI, será mañana, a exactos 35 años de la primera aparición de la serie con los rostros glamorosos de Farrah Fawcett, Jaclyn Smith y Kate Jackson, el pintoresco David Doyle (como Bosley, asistente todoterreno) y la voz de John Forsythe, descubierta en la Argentina sólo muchos años después, cuando el Canal Sony, en sus comienzos, mostró por primera vez los capítulos originales subtitulados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada