lunes, marzo 19, 2012

Pasión y perseverancia reflejan labor cotidiana del radialista en Bolivia

Pasión, fuerza, tesón y perseverancia, reflejan la labor del trabajador radialista, que cimenta la estructura básica de la sociedad boliviana, tal cual como el padre del Señor Jesús, comunicando sensaciones, sentimientos, necesidades y ansias de seguir adelante, a pesar de los problemas cotidianos que enfrenta la sociedad.

Los pioneros de la radiodifusión en Bolivia acumulan el mérito de haber roto la barrera de la incultura, la desinformación, el privilegio y haber logrado que la noticia, la cultura, los derechos se hubieran extendido venciendo el lenguaje, las regiones y las distancias.

Hoy 19 de marzo, los trabajadores en radio y televisión del país, conmemoran la realización del Primer Congreso del ramo organizado en la ciudad de La Paz el 19 de marzo de 1962, en honor a la histórica fecha que posteriormente se instituye en Bolivia como el Día del Trabajador Boliviano en Radio y Televisión, además de la celebración de la jornada en honor al trabajador carpintero.

Esta fecha tiene gran importancia para el sector, porque la radio, como medio de comunicación, fue la pionera de la comunicación en Bolivia, antes de la aparición de la televisión.

La radiodifusión, durante estos años, aportó al desarrollo del país, generando una conciencia de la defensa de los recursos naturales, los derechos humanos y la libertad de expresión, en momentos difíciles para la democracia en el país como las dictaduras de las décadas del 60, 70 y 80.

Momentos históricos como la revolución de 1952, la conquista de la Copa América en 1963, la participación de la selección boliviana de fútbol en el mundial de 1994, la estructuración del nuevo Estado Plurinacional y otros acontecimientos de importancia para la sociedad boliviana del siglo XX y XXI fueron reflejados por este medio de comunicación, considerado como una compañera y amiga de las jornadas diarias de los bolivianos, proceso que refleja sobre todas las cosas pasión y compromiso con la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario