jueves, mayo 10, 2012

El toque femenino en el periodismo

Dedicación, concentración y reflexión permanentes constituyen su savia. No obstante, algunos se duermen en sus laureles por enfocarse más en el dinero a costa de la calidad. El periodismo, vigente a través del paso del tiempo, oficio más que profesión ha fijado el 10 de mayo como el día de su festejo.

Este oficio no arroja resultados inmediatos. Hay que trabajar años y años. Antes de los 30 ó 35 todo es aprendizaje. No hay que desesperarse por ganar reconocimientos dicen los entendidos y quienes han recorrido este camino.

Lupe Cajías y Magaly Vega nos cuentan su experiencia en este oficio, porque el toque femenino nunca estuvo ausente de las letras y menos del periodismo.

LUPE CAJÍAS: EL PERIODISTA SIEMPRE HACE HISTORIA

Femenina.- ¿Qué papel juega la historia en el periodismo?

Lupe Cajías. - La historia y el periodismo, además de la literatura, tienen una misma motivación: contar algo sobre alguien. En pocas palabras, el "chisme" está detrás de esa motivación atávica entre los seres humanos. Homero nos cuenta sobre la infidelidad de Helena y una agencia de noticias nos cuenta sobre Diana de Gales. Esa es la base permanente.

Poco a poco, las herramientas fueron diferenciándose, primero entre el dato de la realidad y la ficción, aunque mucha ficción se basa en hechos reales y mucha historia parece ficción.

Más tarde, los cronistas del Nuevo Mundo fortalecieron una tendencia: contar con detalles de localidades geográficas y botánicas, las historias de unos pueblos desconocidos. Ellos fueron los periodistas pioneros.

Pero un periodista siempre hace historia y por ello la ética y el cuidado en dar datos son asuntos tan importantes.

F.- El periodismo tiene un background histórico? o puede prescindir de él

L.C.- Como decía, toda noticia es en realidad parte del proceso histórico. De hecho, la prensa es considerada una fuente primaria para la historia. Por otra parte, un periodista debe tener consciencia de que su trabajo no parte de la nada, sino que siempre tiene antecedentes que hay que conocer.

F.- Cuál es el aporte femenino al periodismo nacional

L.C..- En el trabajo de literatos, historiadores y periodistas, el aporte de las mujeres es cada vez mayor, aunque no siempre visible. No olvidemos que la cultura de cada pueblo se mantiene por los cuentos de las abuelas, las leyendas, los mitos. Actualmente, las mujeres escriben o narran identificándose, pero no olvidemos que son las madres y abuelas las que mantuvieron esa tradición oral.

F.- Considera que el periodismo es una profesión de riesgo?

L.C.- El ejercicio del periodismo es siempre riesgoso porque el periodista no sólo es un testigo ajeno sino también un protagonista, a veces metido en medio del asunto, sea guerra, conflictos y otros.

F.- Cuánto tiempo de su vida ha dedicado al periodismo?

L.C.- para mí fue central estudiar historia y comunicación social porque en cada cobertura me doy cuenta de lo importante de cada noticia ya que no la veo como lo instantáneo sino como parte del proceso.

Muchos periodistas son historiadores y muchos historiadores comenzaron como periodistas. Es un privilegio contar historias, como las abuelas y las madres.

MAGALY VEGA: LA COMUNICACIÓN RESPONDE A HECHOS HISTÓRICOS

Femenina ¿Cuál es tu experiencia en el campo del periodismo?

Magaly Vega.- Soy Licenciada en Comunicación Social de la segunda promoción de formación académica de Periodistas en la UCB.

A fines del 80 salimos al exilio con toda mi familia a Caracas, Venezuela, donde se encontraba mi esposo. Ahora puedo llamarlo “exilio dorado”, al principio fue difícil insertarnos en una sociedad diferente, pero empecé a trabajar con grupos populares teniendo de maestro y jefe al Prof. Mario Kaplún

Durante 10 años me desempeñé como corresponsal de FEMPRESS, editada por ILET (Santiago, Chile). Participé en dos diplomados importantes en La Haya-Holanda, En La Paz trabajé durante 10 años en SERPAJ, en el Departamento de Comunicación y Educación en DD.HH.

¿Es el periodismo una profesión de varones, de mujeres o mixta?

Considero que como toda formación profesional puede ser desarrollada sin distinción alguna de género. Sin embargo, creo que es importante hablar desde la especificidad de ser mujer y del papel que cumplió y cumple el Círculo de Mujeres Periodistas (CMP) que el 29 de marzo de este año recordó 40 años de vida al servicio de los grupos y clases sociales del país.

Tomando en consideración sus objetivos, regularmente se han desarrollado eventos orientados a consolidar, profundizar y ampliar la participación de las mujeres en la vida cotidiana de nuestra sociedad, realizando permanente recuento de sus actividades, producto de la evaluación, ajustes y nuevas tareas que redundaron en el fortalecimiento de la institucionalidad, así como la participación activa de todas y cada una de sus integrantes.

El círculo, por principio, es una actividad espiritual que necesita de una organización material para expresarse y actuar. Somos parte integrante de la Asociación de Periodistas de La Paz y participamos de toda actividad organizada por ella, como desayunos trabajo, seminarios, conversatorios, entrega de libros, actividades relacionadas con la Ley de Imprenta, Derecho a la Comunicación e Información, Tribunal de Ética y otros.

¿A qué se debe que varias mujeres están al frente de las mesas de redacción?

Hoy, con los avances de la tecnología, de la comunicación electrónica, universal e instantánea, podemos afirmar que la mujer y el hombre común viven incomunicados y, en consecuencia, profundamente angustiados y paradójicamente desinformados. Existe incomunicación entre los grupos y clases sociales. La alineación, ostentación, consumismo, etc., en la cual viven ciertos sectores de la población es una de las formas más notorias de la incomunicación social.

Existe, además, incomunicación entre “gobernantes y gobernados” del Sistema Democrático (1982-2012), donde son permanentes los conflictos, las huelgas, pronunciamientos, marchas y protestas.

En todo este proceso complejo la mujer, como profesional en la comunicación, juega un papel fundamental: necesitamos comunicarnos e informar para superar falsas dicotomías, para cuestionar ideologías y paradigmas ancestrales, para crear nuevas formas -convincentes y confiables- de interpretación y explicación.

Es suficiente el estudio de comunicación social para tener un periodista sólido o se debe estudiar otra carrera afín a esta profesión para solidificar los conceptos?

Es importante la permanente actualización, tod@ comunicador@ social debe concebir que su educación y formación está al servicio de la sociedad sin distinción de grupos o clases sociales, que rechaza el autoritarismo, el partidismo, y confiar en su capacidad de indagar, de crear, de imaginar, de enfrentar situaciones, como elemento esencial de todo proceso de aprendizaje, sin necesidad de esperar sistemas de control y/o vigilancia.

Somos testigos de una confrontación permanente, violencia entre la persona y la naturaleza del mundo actual y nuestra propia realidad.

Requerimos de una comunicación que responda a los retos de un momento histórico particular que exige reencontrarnos a nosotras mismas en ámbitos que transciendan el tecnocratismo o el economicismo. Nuestra preparación y práctica profesional debemos considerarla como un proceso permanente de sensibilización democrática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario