lunes, febrero 18, 2013

"Analistas" de la derecha son los preferidos de los medios privados

MORFOLOGÍA Un estudio confirma que los medios de difusión no son asépticos.

ALDO F. CAMACHO A.

Los medios privados son un actor protagónico de la escena pública en Bolivia. No sólo por la construcción de los imaginarios colectivos, sino por la distorsión de la realidad, la manipulación mediática y la mentira como ejercicio cínico e hipócrita a la vez.

Los medios están en la escena política de nuestros días, por ello es impensable que, en un contexto como en el que vivimos, los medios privados ofrezcan una mirada aséptica, neutral sobre lo que pasa en el país.

Con pocas excepciones, la mayoría de los medios privados está en oposición a la gestión de gobierno.

Por esa razón, no pueden informar con equilibrio sobre lo que ocurre en el país, no pueden ser un espejo de la realidad. En verdad, la imagen que reflejan es empañada y bastante incompleta.

Hay que reconocer, el papel político que juegan los medios de comunicación especialmente en contextos en los que la debilidad de partidos políticos de ‘oposición al Gobierno’ abrió la puerta para que estos actores entiendan que su posibilidad de intervención en la vida pública está íntimamente atada a su relación con el ámbito mediático.

Ciertos asuntos de interés público pueden ser catalizadores para la constitución de alianzas tácticas entre políticos, analistas y activistas sociales, por un lado, y medios de comunicación y periodistas, por el otro. Esto ocurre cotidianamente en diversos contextos, sin que sea motivo de escándalo, pues justamente en esta dimensión se entiende el papel político de los medios: determinar quién puede hablar sobre cuál asunto.

Esta tendencia se ve acrecentada en la medida en que la dirigencia política opositora tiene carencia de movilización, menos mitin en la plaza o en la calle y mucha más aparición en espacios mediáticos.

En este aspecto es indudable que estos medios jueguen un papel protagónico y además no sólo puedan colocar u omitir temas, sino que delinean quiénes hablan y de qué.

La pantalla de televisión y los espacios de radio esencialmente pasan a ser la nueva plaza pública de la oposición boliviana y de críticos recalcitrantes al proceso de cambio, desde donde pretenden influir en la agenda política del país.

Desde el lugar donde estamos se ha identificado que son 35 personas (entre analistas políticos, económicos, jurídicos, periodistas, ex autoridades) los que con mayor frecuencia se rotan como entrevistados en los espacios de opinión de los canales de televisión y radio.

Estos llamados ‘líderes de opinión’, por su número reducido, no representan la diversidad y pluralidad de puntos de vista que existen en Bolivia.

El seguimiento se realizó durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2012, este trabajo es la segunda parte y la continuación del primer informe publicado el 31 de diciembre de 2012.

Los más mimados son estos personajes que se dedican a criticar las políticas y la gestión del Gobierno, resguardados por los medios privados encargados en elegir quién puede hablar sobre cuál asunto. Se registraron 415 entrevistas.

En el segundo cuadro tenemos registrados a 30 personajes que se encargaron específicamente de oponerse a la consulta en el Tipnis y la construcción de la carretera, entre ellos están dirigentes y diputados indígenas, activistas sociales y una dirigencia política reducida del MSM, se registraron 145 entrevistas.

En conclusión, apuntamos que mientras por un lado los medios estatales en Bolivia desarrollan propuestas de comunicación para mejorar el acceso a sectores indígenas populares y de intelectuales que están a favor del cambio, los medios privados se dedican a combatir la gestión del Gobierno legitimizando sus posiciones políticas a través de selectos grupos de invitados que se van rotando y alternando en los espacios de opinión de la agenda mediática privada, formando una especie de alianza táctica entre medios y dirigencia opositora al proceso de cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario