viernes, marzo 22, 2013

Eduardo Pérez cuenta sus inicios en el periodismo



“Llegué a Bolivia el 68 con un plan X y estoy haciendo un plan A al cubo”.

Así resume su labor en el país Eduardo Pérez Iribarne, sacerdote jesuita, periodista, radialista y conductor, desde 1995, del reconocido programa El hombre invisible, que se transmite de lunes a viernes, de 18:00 a 20:00, por radio Fides y Fides TV.

El religioso hispano-boliviano compartió con Página Siete las anécdotas sobre su incursión en el periodismo.

“Soy periodista porque cuando llegué los curas no me quisieron dar trabajo, ni en Uncía (Potosí) cuando llegué el 68 , ni en el colegio San Calixto (La Paz) en los años 70”, recordó.

Al verse en esa situación, Pérez acudió al padre Gregorio Iriarte, quien entonces era director de la radio Pío XII. “Le dije: ‘Padre Gregorio, no me quieren dar trabajo’. Él me preguntó entonces: ‘¿Qué quieres hacer?’, y yo le dije que quería hacer radio”.

Así, sin más, Iriarte le cedió un espacio diario. “Me confió un programa de 9:00 a 9:30 sin preguntarme si sabía leer o escribir”.

De esta forma, Iriarte, sacerdote oblato y miembro de la Orden María Inmaculada, se convirtió en el mentor del jesuita, hoy una de las voces más influyentes del periodismo en Bolivia.

“Yo le debo gran parte de mi vida y de mi historia a Gregorio Iriarte. Él es mi padrino de todo lo que he hecho, sea poco o mucho”, aseguró Pérez, quien recordó que llegó al país para ser profesor de sociología en la Universidad Católica Boliviana, que entonces estaba a cargo de los padres jesuitas.

“Entonces se había iniciado una lucha contra el comunismo, que ya los padres oblatos habían emprendido con la instauración de la radio Pío XII y radioemisoras Bolivia”, señaló.

Sin embargo, Pío XII más que enfocarse en el país “tenía la consigna de luchar contra el comunismo en América Latina, pues entonces se tenía ya como antecedente la revolución cubana, las movidas del Che Guevara, la revolución mexicana y el peronismo, entre otros”.

Pérez recuerda que al poco tiempo de iniciarse en la radio fue becado a la Universidad Católica de Chile, donde estudió teología y comunicación social. “Inicié mis estudios en marzo del 69”.

“El padre Nadal me conminó a estudiar ambas carreras en sólo cuatro años. Gracias a Dios y la Virgen terminé los estudios en poco más de tres”, contó.

De sus días de estudiante Pérez recordó las clases de redacción con Antonio Skármeta. “Los chilenos se enamoraron de mí y me querían convalidar todas mis materias. Pero les pedí que no me quiten el privilegio de ser alumno de Skármeta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada