viernes, marzo 08, 2013

Sixto Valdez: ‘la vida no es sólo política; es música, alegría y deporte’



— ¿Cuál es el nuevo proyecto que tiene con Bolivia TV?

— Es la segunda semana de Primicias, que se difunde a las 23.00. El objetivo es hacer un programa periodístico para un público especial que durante la jornada trabaja y no tiene posibilidades de informarse. Más que un informativo es un programa de diálogo, de debate, tratamiento musical, política, cultura, historia y contactos con todo el interior del país. Queremos que se muestre a Bolivia y no sólo centralizarnos en La Paz.

— Anteriormente estuvo como cónsul en Argentina, ¿qué le dejó esa experiencia?

— El conocimiento de los compatriotas bolivianos, sus vivencias, sus problemas, sus éxitos y sus fracasos; lo que más me gustó fue el contacto con la gente, dialogar y conocer. Estando en Buenos Aires fui más allá de lo formal y de esa imagen de diplomacia que se tiene; opté por trabajar con la gente en los mercados, en las ferias, en los campos deportivos, en las chacras, en los talleres textiles, viendo sus problemas y tratando de generar gestiones para mejorar sus condiciones de vida.

— ¿Por qué dejó ese cargo?

— Porque comprendí que ya había cumplido un ciclo. Pude haber estado más tiempo, de acuerdo al nombramiento que tenía, pero quería volver a lo que siempre ha sido mi vida, ser comunicador social.

— ¿Aceptaría un cargo similar en el futuro si se lo proponen?

— No lo sé, la verdad creo que prefiero la comunicación, que es lo que más me llena.

— ¿Se considera partidario del MAS?

— Yo creo en el proceso de transformación del país mas allá de colores, de siglas. Creo que el proceso de cambio es mucho más grande y tiene más protagonistas desde diversos escenarios.

— ¿Qué representan los medios para usted?

— Son un instrumento de servicio, de acercamiento a la gente, de transmisión de alegrías, penas, esperanzas y sueños. Al decir “de la gente” tenemos que hablar de todos, desde aquellos que tienen un cargo, una autoridad, un poder, como también de los ciudadanos de a pie, de los artistas, muchas veces de los anónimos, de aquella gente que construye el país y probablemente no tiene cobertura periodística.

— ¿Qué es lo que más rescata de los medios de comunicación del país en comparación a Argentina?

— Lo bueno de Bolivia es que hay mucha diversidad y pluralismo. El hecho de que en nuestras radios haya gente que habla quechua, guaraní y aymara es un paso importante. Además, en nuestro país la comunicación esta descentralizada, en Argentina casi todo se concentra en la capital, en Buenos Aires. Creo que hemos avanzado muchísimo en la descentralización, el hecho de que haya el sistema de radios de los pueblos originarios, la Red Patria Nueva, el hecho de tener a Erbol en todo el país, y no sólo en ciudades o capitales. Antes se decía que la plaza Murillo era lo más importante, pero hoy ya no, el país es mucho más que la plaza Murillo.

— ¿Cuáles son los planes que tiene para el futuro?

— Hacer radio y seguir haciendo televisión. Ir trabajando para ser cada vez más pluralistas, la perspectiva es que todas las voces se escuchen y se tiene que apuntar hacia esa diversidad. No sólo se debe hablar de política, porque el error que tenemos en el país es que todo está politizado y la vida no es sólo política, es también música, alegría y deporte. La comunicación tiene que contribuir a eso, porque el ser humano es tan integral que sería una tristeza ser monótono.


No hay comentarios:

Publicar un comentario