viernes, julio 26, 2013

Entrevista a Ismael Cala, de CNN, por su llegada a Santa Cruz

El carismático presentador cubano de CNN en español, Ismael Cala, llegará a nuestra ciudad para celebrar los 25 años en televisión de Sandra Coscío. En su periplo cruceño dará una conferencia el 8 de agosto en la UDI y el 9 en la Cainco. En su trayectoria ha entrevistado a innumerables políticos y famosos de la música y del cine. Aquí pasó de ser el entrevistador a entrevistado por nuestro medio.

¿Qué le preguntaría a nuestro presidente, Evo Morales?
I.C.: Eso depende del momento en que lo entreviste. Sin embargo, de modo general, podría preguntarle cómo cree que lo recordará Bolivia después de que termine su presidencia. Además, me interesaría saber su opinión sobre el debate de la legalización de algunas drogas que hay actualmente en América Latina.

¿Quién fue su entrevistado más duro de roer?
I.C.: Bueno, quizás han sido varios. Hemos tenido entrevistas polémicas, como las dos veces que hablé con Rafael Correa, o las que le hice a Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos y Alicia Alonso. Dialogar con los políticos es a veces complejo, pues algunos vienen con sus ideas preestablecidas, como si fueran a dirigirse al Parlamento. Pero un programa de televisión es otra cosa.

¿Qué anécdota recuerda?
I.C.: Una vez confundí el apellido del candidato a la presidencia de Guatemala, Alejandro Giammattei y le llamé de una forma que en ese país podría ser interpretado como tener sexo oral. Él me rectificó inmediatamente y me explicó la situación. Yo entonces le ofrecí disculpas. Me sentí un poco tenso, pues no me gustan los errores, pero, en fin, somos seres humanos.

¿Sigue pensando que es imposible entrevistar a Fidel Castro?
I.C.: Siempre he sido muy persistente, pero hay cosas que son imposibles y, por tanto, no es necesario insistir en ellas. Prefiero poner mis fuerzas y mis "insistencias" en temas con mayores posibilidades de concretarse. Fidel Castro hace muchísimos años que no le da una entrevista a nadie. Es un anciano enfermo. Pero que no me dé una entrevista no quiere decir que no tenga cosas que contar sobre él. En "El poder de escuchar" narro en detalles mi primer y único encuentro con Castro, en los años '90. Los lectores tendrán la posibilidad de conocer lo que sucedió allí.

Si nos hace un breve comentario de sus libros 'el poder de escuchar' y 'un hijo de la gran p'...
I.C.: Mi primer libro "El poder de escuchar" contiene un mensaje de optimismo, paz y crecimiento personal, con decenas de anécdotas personales. Es un viaje profundo al centro de mi personalidad, un texto que insiste en los beneficios de saber escuchar para entendernos mejor. El lector encontrará historias y vivencias sobre mi vida y un amplio trasfondo sobre mi carrera profesional. Vamos a presentarlo el próximo 6 de agosto, pero ya puede reservarse un ejemplar a través de Amazon. Por otra parte, "Un hijo de la gran P" abordará lo siguiente: yo me considero un total y genuino hijo de la gran "P": la "P" de pasión, la "P" de paciencia y la "P" de perseverancia. Las mías son de buena vibra, "P" de principios. Siempre tuve pasión y perseverancia, pero la paciencia he tenido que cultivarla. Siempre fui muy impulsivo.

¿Cuál es su opinión crítica del periodismo en Bolivia?
I.C.: Me resulta difícil, y quizás osado, dar consejos a la prensa boliviana, sin haberla estudiado a fondo. No tendría ningún problema en dar mi opinión si hubiese hecho una investigación al respecto. Solo puedo recomendar, a los periodistas bolivianos o de cualquier otro país, que no pierdan su independencia. Da igual la ideología que tengan.

No le voy a preguntar de su relación sentimental, porque sé que es soltero... pero quisiera saber sobre su relación espiritual... ¿Usted cree en Dios?
I.C.: Con los años me he convertido en una persona muy espiritual. Gracias a eso he vencido los problemas familiares y avanzar en mi carrera profesional. Creo en Dios, en la Virgen de la Caridad del Cobre, que es la Patrona de Cuba. Yo nací el 8 de septiembre, su fecha de celebración. Creo además en las energías, en el poder del universo. Hay quien le llama a eso "new age"; pero, como me dijo alguien, bienvenida sea cualquier forma que nos eleve espiritualmente, para convivir con los demás y con la naturaleza, armónicamente y en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario