lunes, agosto 12, 2013

Acusaciones de Quintana son desmentidas por Página Siete

El director de Página Siete, Raúl Peñaranda, desmintió ayer las acusaciones del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien señaló que el periódico es “prochileno”.

“Estas declaraciones coinciden con otros ataques e insultos recibidos en octubre del año pasado por el vicepresidente García Linera, que en su momento fueron también desmentidas”, recordó Peñaranda a un grupo de periodistas. “En esta ocasión se repiten las mismas cosas que ya se dijeron antes”, añadió.

Peñaranda rechazó que Página Siete sea un diario de intereses chilenos y que entorpezca la política boliviana de retorno al mar con soberanía. “Página Siete ha escrito más editoriales que cualquier otro diario en defensa del derecho boliviano a una salida al mar”, aseveró. “Su línea coincide con la defensa de los intereses nacionales”.

Respecto de las alusiones del ministro Quintana en sentido de que la diputada chilena Mónica Zalaquett, cuñada del presidente del directorio de la empresa, Raúl Garáfulic, “tiene amplia cobertura en Página Siete”, Peñaranda dijo que ello no es efectivo.

“Mi hijo, mientras veíamos juntos los ataques de Quintana por TV, tomó su computadora y buscó en Google la palabra Zalaquett. Él encontró que ha habido más noticias que tienen como fuente a la diputada Zalaquett en los diarios Cambio y La Razón que en Página Siete”, contó Peñaranda.

El periodista invitó a toda la ciudadanía a comprobar, utilizando internet, si es efectiva la denuncia sobre la supuesta “amplia cobertura” a Zalaquett.

El director atribuyó los ataques de Quintana, quien utilizó una hora para hablar del tema en una cadena de radio y televisión estatal, a su interés en “amedrentar, acallar y atemorizar” a este periódico porque representa una voz “independiente”, pero aseguró que “ello no sucederá, seguiremos haciendo lo que sabemos hacer, periodismo en favor de la gente”.

Peñaranda hizo notar que el ataque de Quintana se produjo como reacción a un editorial publicado el domingo por Página Siete que exigía la transparencia de la propiedad de los medios en el país.

“El editorial exige que se sepa quiénes son los propietarios de los medios paraestatales (controlados indirectamente por el Gobierno) y que se aclare también el pago de impuestos de esos órganos de prensa y la distribución de publicidad del Gobierno sólo a los medios oficialistas”, dijo Peñaranda.

El director añadió que “en vez de responder a esos cuestionamientos, el ministro dedicó una hora de la red de televisión y radio estatal para insultar sin pruebas a un diario independiente”, lo que atribuyó “a la falta de argumentos” de la autoridad gubernamental y su “afán de amedrentamiento”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario