martes, agosto 20, 2013

“El periodista joven tiene emotividad, pero pierde objetividad”

J. Carlos Costas

Comunicador de experiencia, hace una mirada al trabajo del gremio. Encuentra virtudes y defectos. Y dice que el fútbol va a cambiar sólo con una intervención estatal.

Julio Céspedes Inda

Periodista

Es un referente del periodismo deportivo en el país. Es director del programa radial Pratel. Se formó en Argentina y regresó al país para trabajar y lo hace con mucha vocación. El periodismo deportivo lo lleva en la sangre y lo practica con objetividad. Ejerce una opinión crítica, pero también respetada.

¿Cómo se hizo periodista deportivo?

Yo puedo decir que llevo la comunicación en mi sangre. Mi padre (Enrique Costas Escóbar), el año 1928, fue el fundador de la primera estación de radio en Bolivia, entonces cuando yo nací ya estaba inmerso en este tema de la radio.

Luego de mi bachillerato tuve la oportunidad de salir a estudiar periodismo a Buenos Aires, a mi regreso en 1969 comencé en la televisión boliviana y fui el primer periodista deportivo en la televisión por un concurso de méritos. Varios años trabajé en ambos medios, pero después opté por permanecer en la radio. Después que me casé y tuve dos hijos fundé varios medios de comunicación, Paceña Televisión (canal 9) y la radio RCN, eso hace 23 años.

Voy a cumplir 65 años y me siento todavía con las ganas de continuar la tarea, además no tengo jubilación, así que voy a seguir hasta que Dios ordene en mi actividad en la radio.

¿Cómo está el periodismo deportivo actual?

Hubo muchos cambios. Cuando yo comencé, las grandes personalidades eran Saúl Abdenur, Lorenzo Carri, ‘Cucho’ Vargas, Remberto y Gróver Echavarría, Tito de la Viña, Heriberto Aramayo; entonces formamos una tanda con ‘Toto’ Arévalo, Óscar Ballivián, Jhonny Zeballos y algunos otros, y ahora que estoy con muchos años de experiencia veo que si bien los nuevos periodistas que se han dedicado a la parte deportiva tienen mucha voluntad las universidades los han formado con algunas deficiencias. Yo creo que el nivel general ha desmejorado, pero hay algunas excepciones que no son pocas, de la nueva hornada que se destacan.

No se cuida el manejo del idioma, el relator de fútbol no es más que un apasionado, no es muy objetivo. Esto no lo digo con un sentido de crítica, sino de que la juventud tiene hoy mucha emotividad, pero pierde objetividad.

¿Qué herencia cree que dejó la anterior generación de periodistas a la actual?

A nosotros nos dejó la herencia de pronunciar, hablar y expresarnos bien, nos corregían y aceptábamos esas correcciones.

Hoy es mucho más difícil que le acepten las correcciones, porque los más jóvenes imponen su estilo, vocablos, expresiones y de pronto el público está más satisfecho con ese tipo de expresión oral.

¿Qué debilidades y fortalezas ve en el periodismo deportivo?

Veo que en general el periodismo de antes era más limpio, más aséptico. Hoy, que se comercializa casi todo, el periodista joven es tentado por las fuerzas comerciales que quieren vender, se han convertido en vehículos de promoción de productos o de jugadores, y el periodismo en sí ha quedado en segundo orden, ésa es una desventaja.

La ventaja es que cuentan con medios técnicos insuperables, cuando estábamos nosotros no existía ninguna facilidad técnica para nuestra tarea. Hoy con el satélite, con las comunicaciones al instante, el periodismo se enriquece muchísimo más.

¿Cómo puede el periodismo aportar en el cambio de dirección a nuestro deporte, en el fútbol en especial?

Es muy relativo porque de pronto todos sabemos que el fútbol necesita cambios, pero yo soy un convencido de que los cambios no van a venir desde dentro del fútbol, tiene que llegar una intervención estatal.

Lamentablemente, la dirigencia del fútbol boliviano se ha entronizado en los cargos desde hace 15 años o más y no permite la remoción de dirigentes, las nuevas ideas no las permite porque se han convertido en dirigentes rentados, han creado muchos intereses alrededor de ellos y no van a soltar voluntariamente todas las prebendas que tienen.

Tienen que haber nuevos estatutos, nuevos reglamentos, en los que no se debe permitir la reelección de los dirigentes, porque las reelecciones en los deportes profesionales conducen irremediablemente a la tentación de la corrupción.

El manejo de la Federación Boliviana de Fútbol debe ser más vertical, porque se han dividido las responsabilidades, y éstas han quedado muy mal distribuidas.

El fútbol profesional, que debería alimentar a las divisiones inferiores, no lo hace y las asociaciones en vez de trabajar los 12 meses del año lo hacen tres meses y no forman deportistas.

El Estado debe aportar económicamente para la formación de nuevos valores, pero a su vez el Estado debe tener tuición en la administración de los recursos que ceda al fútbol.

¿Qué significa Pratel para usted?

Pratel es mi vida, desde que la fundé en 1976, todo lo que he sido le debo tanto a mi oficio, a Pratel y a todas las personas que me acompañaron todos estos años en la organización.


Ficha

Inicios

Nació en La Paz el 25 de agosto de 1948, este domingo cumple 65 años. Se inició en el periodismo deportivo en 1969 y fundó Pratel en 1976.

Trayectoria

Es el primer periodista deportivo en la televisión boliviana. Trabajó en las radios Altiplano, Nueva América, Fides y RCN, y en la TV en los canales 7, 9 y 2.


Cortitas

¿El periodismo?

Es una vocación, es una pasión.

¿La grabadora?

El gran testigo de todo lo que hace un periodista.

¿El micrófono?

Es un instrumento tan fiel que no permite mentir.

¿El fútbol?

Es uno de los deportes más bellos que hay.

¿El comentario?

Es la opinión de cada uno sobre cada cosa.

¿El relato?

Es poder transmitirle al aficionado del mejor modo lo que uno ve.

¿Bolivia?

Es un gran país, el mejor del mundo, con sus limitaciones.

¿La Paz?

Es una ciudad muy bella, yo no la cambio.

¿The Strongest y Bolívar?

Son las dos instituciones más paceñas y que se han convertido en referentes del fútbol boliviano.

¿La Selección Nacional?

El gran equipo de todos.

¿Un sueño?

Poder ver todavía a mis nietos grandes y realizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario