jueves, agosto 15, 2013

Ismael Cala: “El ser humano necesita sentirse importante”


GALERÍA(2)

Carismático, estatura mediana, porte elegante e impecable; delgado, tez morena y una amplia sonrisa refleja su perfecta, blanca y brillante dentadura.

Con esas cualidades Ismael Cala, el afamado periodista, productor y presentador de la cadena CNN en Español, asegura que nunca cambiaría sus 43 años, por encontrarse en uno de los momentos más exitosos de su vida y de su carrera profesional.

Ese logro se debe a que en su rol de entrevistador encontró que el secreto del buen hablar es saber escuchar, porque “el ser humano necesita sentirse importante”.

A su llegada a La Paz, se robó al abarrotado auditorio que se dio cita en el Gran Salón del hotel Casa Grande, donde ofreció una conferencia magistral sobre “El saber escuchar y el poder de las redes sociales en el desarrollo empresarial y mediático”, con el auspicio de la revista Cosas.

Las anécdotas de su vida personal y profesional enriquecieron la charla que se inició de manera interactiva con el público, para mostrar lo importante que es saber escuchar, virtudes que también se encuentran plasmadas en su libro que acaba de presentar y lleva el título “Cala contigo: El poder de escuchar”.

Según Ismael Cala, la filosofía de vida empieza cuando se hacen las cosas no por placer, sino por el poder de servir, porque alguien que escucha es que está dispuesto a servir.

Durante la conferencia, el periodista desmontó su personaje de fantasía que es Cala y que, además, tiene ya una marca a través de una cadena de televisión, porque según él mucha gente ve e idealiza a un personaje de televisión, pero detrás de ese personaje hay un ser humano que se llama Ismael.

Cuando llegó a Bolivia, le comentaron que el público tenía la expectativa de conocer más de Cala, de la persona, entonces compartió con optimismo las dos facetas de su vida, la primera llena de privacidades y la exitosa, para inspirar, servir o ser un modelo a seguir.

Según el periodista, las preguntas básicas que debemos hacernos los seres humanos son quién soy, de dónde vengo y a dónde voy, porque a partir de las respuestas a esas preguntas uno va a tener más claridad de las cosas que quiere conseguir en la vida, cuales son las metas. “Siento que somos seres espirituales que estamos viviendo una experiencia terrenal, pero la sociedad nos obliga a sobreponer lo material”, dijo.

NO NACIÓ EN CUNA DE ORO, LE TOCÓ FORJAR SU DESTINO

“Si yo cuento la historia de quién soy y de dónde vengo, como una víctima, podría decir que soy un sobreviviente, que soy una persona que nació destinada a tener muchos problemas, entre ellos una experiencia nefasta de problemas brutales en mi familia por parte de padre, quien sufría de esquizofrenia. Mi abuelo se suicidó cuando yo tenía cuatro años, mi tía se suicidó cuando yo tenía 19 años y mi padre, un brillante ingeniero químico, uno de los mejores exponentes de la industria azucarera cubana, perdió un brazo a los 8 años.

A los 21 años mi padre intenta quitarse la vida y mi hermano también sufre de esquizofrenia”, relata el periodista, sintiendo que es necesario sacar a luz ese capítulo doloroso de su vida, para mostrar que cuando una persona asume su identidad es porque venció los miedos y los temores que le limitan a crecer en su vida y, además, porque hay mucha gente que necesita amor, y hay muchas familias que necesitan, por ejemplo, decir con orgullo que tienen en su casa un niño con algún defecto, que lo tienen que reconocer y no esconder.

“Pero, para qué contar la historia de víctima, les voy a contar la historia que me ha llevado a lo que soy, que para mí es una historia de triunfador a pesar de haber pasado necesidades, problemas económicos y limitaciones de todo tipo” dijo Cala a tiempo de relatar que viene de Cuba, no de la capital, sino de Santiago de Cuba y no de la ciudad, sino de un poblado de 2.000 habitantes. “Crecí en un ambiente totalmente rural, entre vacas, caballos, fruta, juguetes hechos de palos como espadas y camioncitos de madera, entonces tuve una infancia feliz, simple, que a los ocho años cambió cuando alguien en ese pueblito me invitó a que hiciera una prueba de lectura para ir a la radio de la ciudad, allí descubrí el mundo de la fantasía de la radio, y mi juguete se convirtió en eso, en ser un locutor, un comunicador”, comentó.

¿QUIÉN SOY?

Cala dice que somos muchas veces el resultado de lo que hemos escuchado, porque nuestros padres tratan siempre de inculcarnos lo mejor posible, pero lo están haciendo sobre la base de su generación, de su educación, de sus creencias, y muchas veces, sin querer, al tratar de hacernos un bien nos crean limitaciones. “Cuando se encuentra la respuesta a quién soy, uno tiene claridad hacia dónde quiere ir y en quién quiere convertirse, porque el proceso de vida es un proceso de constante crecimiento. El día en que creamos que ya no tenemos nada que aprender o nada que escuchar, ese día dejaremos de crecer y nos quedaremos estancados”, asegura.

Ismael Cala está convencido de que en este mundo globalizado es mucho más fácil hacer nuestro propio camino y nuestro propio destino.

¿QUÉ ES ESCUCHAR?

El exitoso presentador de televisión afirma que escuchar es un acto de generosidad, es un acto de desprendimiento humano, es un acto de amor, y que se aprende a escuchar con mucha paciencia y con mucha conciencia.

“Escuchar, es mucho más que una actitud, es una aptitud, escuchar es un ejercicio, hay que hacer de una conversación un ejercicio profesional. Lo que mucha gente no sabe es que en la mayoría de los grupos, los que mejor impresión causan son lo que menos hablan”, dice.

Para Ismael Cala, el poder de escuchar es una filosofía de vida, especialmente para los líderes, porque si no saben escuchar no pueden interpretar la voz de esa comunidad a la que van a representar.

PERFIL

Edad: 43 años

Estado civil: Soltero

Fecha de nacimiento: 8 de septiembre de 1969

Lugar de nacimiento: Santiago de Cuba

Nacionalidad: Canadiense

No hay comentarios:

Publicar un comentario