domingo, noviembre 24, 2013

Eduardo Arévalo T., de las tablas al periodismo deportivo

Eduardo Arévalo Tineo fue actor, director y profesor de interpretación teatral en la denominada época de Oro del teatro en Cochabamba. Aunque confiese su pasión por las tablas, que lo hicieron merecedor de varios reconocimientos, su rostro y voz se relacionan inevitablemente al periodismo radial.

Don Eduardo lleva casi más medio siglo transmitiendo eventos deportivos por radio y televisión, ha sido protagonista de momentos cruciales en la historia del periodismo deportivo en Bolivia. Fue elegido para relatar en vivo la primera transmisión deportiva televisiva en el país; varios años después, relató por radio la clasificación de Bolivia al Mundial de 1994. Actualmente emite sus programas por F.M.

Estrella 93.1 y es columnista invitado de Los Tiempos en el suplemento deportivo “Número Uno”.

OH! sostuvo este diálogo con don Eduardo sobre sus dos pasiones: el teatro y la radio.

OH!: ¿Cómo se inicia en teatro?

En realidad primero hice radio teatro a los siete años de edad en un concurso radial (Radio Cochabamba) y fui elegido para interpretar el papel de Marcelino en la obra "Marcelino Pan y Vino" y después el papel de Albertico en la famosa novela el" El Derecho de Nacer”.

Luego mi afición continuó ya en el teatro. A los 13 años interpreté la obra " El Landó de los Seis Caballos", "Prohibido suicidarse en Primavera”, bajo la dirección de la Sra. Beatriz Hartman de Bedregal. A los 15 años tuve la oportunidad de actuar en la obra "El Mártir del Calvario" en el papel de Ladrón Malo bajo la dirección del gran actor y Director Julio Travesí quien marcó definitivamente mi vocación por las tablas. Las representaciones duraron varias semanas en el Cine Teatro Astor. Fue la primera vez que recibí una compensación económica y recuerdo que ese dinero se lo entregué a mi mamá Urbanita. De ahí en más creo que han sido más de cuarenta obras entre actuadas y dirigidas.

OH!: ¿Cuál considera la obra más importante en su carrera artística tanto en dirección como en actuación?

En actuación la obra "Morir un Poco" del autor Renato Crespo interpretando el papel de detective. En esa oportunidad ganamos el premio Sol de Septiembre en el festival "Julio Travesí". En el Festival participaron más de diez elencos. En la Dirección, sin duda, la obra "La Señorita de Tacna" del famoso autor Mario Vargas Llosa. Esta puesta en escena se realizó en 1985.

OH!: Cuéntenos su historia con Mario Vargas Llosa

Tuve la felicidad de que Mario mediante una carta me autorizara la puesta en escena de su obra y su deseo de asistir a las presentaciones y también su deseo de volver a Cochabamba. Infelizmente no pudo llegar porque su agenda de actividades en la ciudad de Londres no se lo permitía. Esta obra fue de gran impacto en Cochabamba, de hecho recuerdo que algunos espectadores que tuvieron la oportunidad de observarla en las ciudades de Lima y Buenos Aires al comparar la puesta en escena en el Teatro Achá señalaron que ésta fue la mejor pese a no contar con un escenario rodante. El papel principal fue protagonizado por la actriz Jenny Serrano. Al año siguiente cuando llegó a Cochabamba Vargas Llosa la felicitó al igual que al elenco porque había recibido referencias de la calidad de la puesta en escena.

OH!: Cochabamba tuvo una época de oro en el teatro. ¿A qué cree que se debió su discontinuidad?

Recuerdo que desde la década del setenta hasta más o menos el 85 en Cochabamba existían unos 12 grupos teatrales entre actores, actrices y directores. Menciono a algunos como Jorge Vargas, Chaly Rimmasa, Ninón Dávalos, Alex Chisaca, Leonor Guevara, Beatriz Vaca, Eduardo Dajbura, Peter travesí, Raúl Horth, Oscar Cortez, Leo Redín, Manolo Molina, Cecilia Travesí, Melita del Carpio y Sonia De La Rosa, entre otros. Pero la discontinuidad se debió definitivamente a que las autoridades tanto de la prefecturales y la a Alcaldía dejaron de fomentar el teatro. Antes no se cobraban alquiler por el Achá ahora se cobra de todo y de nada. Por otro lado muchos de los actores y directores se fueron a otras ciudades del país.

OH!: ¿Qué piensa de las nuevas generaciones de actores y directores de teatro?

Están haciendo un gran esfuerzo por superar las adversidades. Mi reconocimiento para todos, pero quisiera hacerles una sugerencia: deben trabajar más en técnica teatral.

OH!: Háblenos sobre su experiencia como profesor de teatro.

Gané un examen de competencia y me dieron la cátedra de Interpretación Teatral en el Taller de Teatro Cochabamba. Durante 15 años formamos a los mejores actores y directores de Cochabamba y se presentaron muchas obras. La miopía del Instituto Boliviano de Cultura hizo que se cerrara. Actualmente gracias a la invitación de Tra la lá y Champagne estoy dando clases de interpretación teatral.

Sorprendido por la respuesta maravillosa de los niños y jóvenes. Hay mucho talento.

OH!: También participó en Zarzuelas ¿qué nos puede contar al respecto?

Tuve la ocasión de interpretar papeles de tenor cómico en las zarzuelas “La del Manojo de Rosas”, “La Tabernera del Puerto”, “La Dolorosa”, “La Verbena de la Paloma” con el grupo del Instituto Laredo.

OH!: ¿Cómo incursiona en el periodismo deportivo?

El año 1969 gracias a la iniciativa de mi hermano Luis Alberto Arévalo Tineo efectué mi primera entrevista radial. Fue al portero Leao del club Palmeiras de Brasil en uno de los vestuarios del estadio Félix Capriles. Cumplía las funciones de reportero del campo de juego.

OH!: Usted ha participado en la primera transmisión televisiva. Cuéntenos su experiencia.

Tuve la satisfacción que el canal 11 Televisión Universitaria me eligiera para relatar el partido final de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano entre San José y Blooming en 1978. La señal fue enviada a Televisión Boliviana, Canal 7 para su emisión en todo el país. Fue histórico. También transmitimos por primera vez en vivo y directo una competencia de automovilismo desde el circuito Bolivia por canal 13. Relatamos y comentamos junto a mi hermano Luis Alberto Arévalo y Boris Blacutt el mundial de México 86 y las eliminatorias del mundial de Italia 90 por canal 9 Cochabambina de Televisión. En radio relatamos y organizamos la primera caminata o marcha atlética (auspició Manaco), la carrera de cholitas en bicicleta, todo un suceso, por las radios Nacional y Cosmos en la década del 70.

Transmitimos acontecimientos deportivos dentro y fuera del país.

OH!: ¿Cuáles considera los momentos más importantes de su carrera periodística?

Fueron tres hechos los de mayor significación. El relato de un partido de fútbol cuando Aurora ascendió de nuevo a la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, el título de campeón de Wilstermann jugando frente a Oriente en Trinidad y el relato de la clasificación de Bolivia al mundial del 94 desde Guayaquil. Refieren nuestros oyentes de la radio que derramaron lágrimas de emoción de esos momentos por la forma en la que se relataron los acontecimientos. Bueno sería muy largo enumerar otros hechos pero agradecemos a los niños de ayer, hoy de la tercera edad, por haber crecido junto al trabajo de Codebol, Corporación Deportiva Boliviana la organización que nos acoge. Fuimos distinguidos por el Concejo Municipal de Cochabamba por los 50 años de actividad al servicio de deportes y la colectividad.

OH!: ¿Considera riesgoso este trabajo?

De alguna manera si porque a veces afectas sentimientos e intereses. El periodismo en malas manos e inescrupulosa es más peligrosa que la bomba atómica porque creas corriente de opinión. Procuramos en lo posible primero pensar en la persona y luego en el deportista.

OH!: ¿Cómo ve a la radio hoy en día y cómo cree que han afectado la aparición de otros medios, primero la televisión y luego el Internet?

La radio nunca va a desaparecer y no ha perdido vigencia alguna. Las ventajas de este medio son muy grandes porque es instantánea y llega a todas partes y a toda hora. Es difícil hacer un buen trabajo de radio porque se necesita mucha imaginación, amenidad y sobre todo credibilidad.

OH!: ¿Teatro o periodismo?

Las dos cosas porque ambas son elementos poderosos de la comunicación. En ambos casos se establece una empatía. En el caso del teatro con los espectadores y en la radio con los miles de oyentes.

OH!: ¿Su equipo de fútbol?

Si bien es cierto que tuve la oportunidad de jugar fútbol en las juveniles A y B de Wilstermann e incluso ser director técnico muchos años después de los equipos juveniles de Wilstermann al que lo saqué campeón, nuestro trabajo tiene que ser imparcial. Los oyentes algunas veces me reclaman que por qué relato un gol con más emoción que otro. Respuesta: depende de la concepción y la calidad del gol que ha marcado el jugador y el entusiasmo que sale de las tribunas.

Perfil Eduardo Arévalo Tineo

Actor, director y profesor de interpretación teatral, fue parte de más de 40 obras entre dirigidas y actuadas.

Actualmente a invitación de Tra la lá y Champagne está dictando clases de interpretación teatral. Fue Presidente de IBART en 1985 (Instituto Boliviano de Arte Dramático) durante una gestión y fue jurado calificador en diferentes Festivales de teatro.

En 1969 incursiona en el periodismo deportivo. Su actividad en este campo lo ha llevado por la radio, televisión y la prensa escrita.

Es director de CODEBOL (Corporación Deportiva Boliviana) desde 1969.

También trabajó como corresponsal en los periódicos Última Hora de La Paz y El Mundo de Santa Cruz de la Sierra y también para la famosa revista France Fútbol, la más prestigiosa de Europa. Actualmente trabaja como columnista invitado en el Número Uno de Los Tiempos. A lo largo de su trayectoria ha relatado partidos de fútbol dentro y fuera del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario