domingo, febrero 02, 2014

Defensa del consumidor un programa de servicio social

Defensa del Consumidor ya está 13 años en pantallas y su logro es haberse consolidado como un programa de servicio social que encara decididamente la defensa de los derechos del ciudadano consumidor.

El espacio televisivo se emite actualmente por Bolivia TV, canal donde nació a finales del año 2000.

“El programa surgió porque nosotros mismos hemos sufrido en carne propia como consumidores y usuarios la agresión y la falta de consideración en la venta y compra de productos y servicios”, rememora Juan Carlos Ramírez, conductor de Defensa del Consumidor.

Según Ramírez, hasta antes del programa no existía una cultura del reclamo. “Si alguien nos maltrata o nos vende un producto defectuoso o que no sirve, nos callamos o reclamamos tímidamente, sin considerar que hemos pagado y, por lo tanto, tenemos todo el derecho a recibir un buen trato y/o un producto en excelentes condiciones. El problema empeora, pues Bolivia es uno de los pocos países en América Latina que no tiene una Ley de Defensa del Consumidor, situación que se agravaba porque el ciudadano consumidor se encontraba en total orfandad respecto a la protección del Estado”, explicó Juan Carlos (JC) a La Guía.

LG.: ¿Cambió la situación de la problemática del consumidor?

JC: Sí y como programa hemos aportado. Por ejemplo, ahora la población se fija más en las fechas de vencimiento de los productos envasados que adquiere, las balanzas son más controladas, etc. Pero persisten las falencias, el mercado informal es extenso y el control es difícil, amplios sectores todavía no están regulados y hay malas praxis.

LG.: ¿Y qué de la situación legal y el papel del Estado?

JC: Si bien en la Constitución Política del Estado están considerados los derechos del consumidor, esto debe complementarse con la promulgación de una Ley de Defensa del Consumidor con su respectiva reglamentación y esto obviamente es tarea de la Asamblea Legislativa Plurinacional. En el marco de la nueva Carta Magna, se creó un Vice-ministerio del Consumidor y como programa trabajamos conjuntamente en sus inicios a favor de la población, principalmente con su primer titular, Fernando Fuentes. En cuanto a los entes reguladores o controladores, advertimos una mejora, especialmente en las ahora llamadas Autoridades Fiscalizadoras, aunque persiste la burocracia.

LG.: ¿Qué problemas confrontó el programa desde que salió al aire?

JC: Antes de comenzar en el canal estatal, salimos por Canal 21 de la Red SITTEL, donde permanecimos apenas una semana debido a que los ejecutivos de ese medio recibieron presiones de una institución financiera (BBA) a la que estábamos investigando. Al poco tiempo este banco quebró fraudulentamente. En otra oportunidad nos fue peor, pues sólo duramos tres días, debido a que atendimos una denuncia documentada sobre el “extravío” de una mercancía en una aerolínea comercial hegemónica en ese entonces (AeroSur). Nos sacaron del aire, aunque paradójicamente el canal se preciaba de ser popular. El destino final de esa empresa aérea es por demás conocido. Hemos sufrido agresiones, principalmente de gente maleada, como vendedores de licores adulterados a menores de edad o funcionarios corruptos de entes estatales que estaban ligados a las empresas que deberían controlar. Pero las satisfacciones son más, ayudamos a mucha gente, especialmente humilde. El solo hecho de que las personas afectadas reclamen ya es un logro. Por esto la cultura del reclamo mejoró y se ha impulsado la labor de organismos que deben velar por los ciudadanos. Hoy la problemática del consumidor tiene más espacio en los medios de comunicación, pero hay que avanzar más.

LG: ¿Qué le prometes al público?

JC: El programa estará, como siempre, para servir a la población a nivel nacional, apoyándola con responsabilidad en sus reclamos y denuncias, promoviendo el respeto al ciudadano consumidor porque consumidores somos todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada