domingo, octubre 19, 2014

Locutores argentinos nacidos en Bolivia (Parte II)

Si nacieron en Bolivia, crecieron en Bolivia, se educaron en Bolivia y viven en Bolivia…entonces ¿por qué algunos locutores de radio y TV hablan como argentinos?

No es que sea prohibido hablar con acento argentino, cada uno es libre de hablar como le plazca, pero me llama la atención que en las facultades de comunicación y en los mismos medios de comunicación no se defienda el modo de hablar boliviano.

Seamos sinceros, el estilo boliviano tiene muchas imperfecciones, no se vocaliza adecuadamente, no se modula, se habla sin expresividad, se utiliza muchas muletillas y el lenguaje es repetitivo… es un estilo imperfecto que se puede mejorar, pero de ahí a olvidarnos de “quiénes somos” y empezar a imitar acentos extranjeros me parece una ridiculez, una pérdida de identidad y una “autoestima frágil de boliviano”.

Yo defino a la autoestima como “sentir orgullo genuino por lo que eres”, “por lo que sabes”, “por lo que vales como persona”. Hablar como boliviano es tener identidad.

Recuerdo que hace unas décadas existían directores en las radioemisoras que, a la vez, eran maestros, educaban y corregían a los locutores. Ahora tenemos gerentes en lugar de directores, a estos señores poco o nada les importa la calidad de los programas, sólo les interesa vender espacios y no supervisan los contenidos y menos los estilos de locución.

La radio boliviana ha mejorado mucho en tecnología, pero se ha quedado rezagada en contenidos, propuestas y estilos propios. Esta tendencia, por el momento, no se revertirá y podría empeorar… a menos que como sociedad exijamos a los medios más calidad y menos relleno, más contenidos y menos programas ligths, más personalidad a los locutores y menos mediocridad.

(*) Gabriel Astorga es consultor en comunicación con amplia experiencia en radio y televisión. Es director de XPERTICIA, empresa especializada en asesoramiento y capacitación en comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario