miércoles, noviembre 26, 2014

Enrique Salazar “Si mi familia acepta, seré candidato”

Lleva unos 18 años como periodista y ayer cumplió 11 al mando del reconocido programa de TV Que no me pierda. Enrique Salazar confesó a EL DEBER que está presto a decirle sí a la candidatura a la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra por el MAS y que solo falta consensuar con su familia.

Hay una invitación insistente por parte del MAS para que usted sea candidato.

Estoy muy agradecido de que se hayan fijado en mí. No es una decisión fácil, para mí la Alcaldía es servicio a la población, no es fácil ganarla y para ello uno tiene que estar en armonía con la gente que está con uno, en este caso su familia. Ellos no han podido acordar y tomar una decisión, aunque en otras instancias sí.

¿Es difícil dar el salto del periodismo a la política?
Sí, porque me siento feliz haciendo lo que hago, siento que soy útil. Además de informar con sus virtudes y defectos, alguien me dijo: “Vos no vas a salvar el mundo, pero con las campañas solidarias es una persona menos que deja de sufrir”.

¿La invitación del MAS le ha quitado un poco el sueño?
Sí, porque no quiero decepcionar a nadie. El presidente Evo Morales cada vez me impresiona más, es muy respetuoso, muy atento, no es acosador con las propuestas, con las invitaciones, no le aprieta el cuello, es respetuoso de las personas, por lo menos así lo sentí. No es el presidente que muchas personas creen, es muy astuto, tengo el mejor concepto de él. Para mí sería fácil decirle “sí” (a la candidatura), pero respeto mucho a mi familia.

¿Qué piensa de la política?
El problema es que se ha tergiversado mucho, la gente piensa que ahí se puede volver rico, que se puede tener poder, yo no pienso de esa manera. Vivo bien, no tengo grandes pretensiones en lo económico, pero lo malo es que al hablar de política la gente piensa en maña, en tumbe, en una emboscada y como yo no pienso así, me cuesta decir sí.

¿No solo al MAS?
En general, la política acá y en otros países, pero al haber menos institucionalidad esto abunda. Hay que ser vivo de otra manera para sobrevivir en política y a mí no me interesa ser vivo de esa manera.

¿Por qué cree que se fijaron en usted?
El rechazo en mi contra debe ser mínimo. Ellos me han dicho que tengo credibilidad, que me relaciono muy bien con la gente, especialmente humilde; también me llevo muy bien con los que tienen dinero. Los que me molestan son los maleantes y los vivos con plata ajena.

El MAS decía que se abrirá a independientes en Santa Cruz para sumar votos de quienes no son oficialistas, ¿Enrique arrastra esos votos?

Creo que sí, porque en caso de ser positiva mi respuesta mi accionar será no de acuerdo al tamaño o al color, sino donde más se necesite y en caso de ganar, voy a perseguir el bien de todas las personas.

¿En algún momento se le cruzó por la cabeza que lo utilicen y luego lo hagan a un lado?
No, porque no me dejo utilizar, tengo mi personalidad, el rato que me sienta utilizado me aparto y punto, donde esté. Llevar por amor a la patria gratis, no. Esos son cuentos en papeles.

¿Si usted entra a la política, entra a ganar?
Claro, en caso de decir sí, es a ganar. Uno siempre puede ganar o perder, pero de decir sí, yo voy a ganar, no pienso perder, sino ganar con todo lo que es lícito.

¿Qué quiere usted para Santa Cruz?
Que se lleve mejor con el Gobierno, hacer puentes o como se llame porque Santa Cruz necesita desarrollarse en diversos aspectos y buscar el mecanismo para que el Gobierno apoye con mayor fuerza a una de las ciudades más importantes de Bolivia.

Mi rol sería conciliador y de pararme firme cuando las cosas no estén correctas.

Tendría un fuerte rival como Percy Fernández.

Es superduro, ha hecho una buena gestión, tiene credibilidad, no es cualquiera, sobre todo por las obras. Sin embargo, hay que trabajar muy fuerte en salud y educación, porque aquí el que no tiene plata, se muere.
En caso de aceptar y ganar, yo lucharía fuerte por cambiar esto.

¿Cuándo decidirá?
El MAS ha dicho hasta el 30 de este mes, faltan pocos días, si ellos aún me siguen esperando la única traba sería el consenso con mi familia, si mi familia me da el visto bueno, creo que no habría problema.
Entonces ¿usted ya tiene la decisión personal de aceptar?
Sí, pero para ayudar, no para buscar plata ni asegurarme hasta mi tercera o cuarta generación, como escucho por ahí.

¿Cuál es el mayor temor de su familia?
De que me hagan daño, el año pasado me vieron sufrir cuando me vino pancreatitis, se asustaron y temen que me vaya a enfermar. Hoy me siento muy bien, solo me cuido en la alimentación

No hay comentarios:

Publicar un comentario