sábado, diciembre 27, 2014

Brújula espacio para reencontrarse con el arte y la cultura

Son 806 ediciones ininterrumpidas en la historia de Brújula, el suplemento cultural del Diario Mayor EL DEBER, que se prepara para asumir un nuevo reto en sus más de 15 años. Son 806 ediciones que sintetizan todo lo que se puede decir sobre lo que pasa en una ciudad, en el país o en diversas partes del globo, pero desde una perspectiva distinta y con una voz propia.

Puesto que Brújula no nació solamente como un espacio dedicado a reflejar las manifestaciones artísticas de la sociedad, sino que desde un principio se destacó por ofrecer una propuesta diferente a lo que generalmente se conocía como periodismo cultural y poco a poco se fue convirtiendo en uno de los principales referentes del género en el país.

Al dar una vuelta a la página y apuntar la brújula hacia un horizonte más amplio, el momento es propicio para revisar la historia, a través de algunas de las notas y reportajes más significativos que se elaboraron.

Presencia
Los aniversarios, efemérides y fechas especiales siempre tuvieron su lugar en Brújula sobre todo cuando se trató de rememorar a personalidades esenciales de nuestra historia que dejaron honda huella en la cultura nacional.

Tal es el caso del poeta de la selva, Raúl Otero Reiche, que el 20 de enero de 2006 fue homenajeado al cumplirse los 100 años de su nacimiento, al igual que otros centenarios, como el reciente de Julio Cortázar o en su momento el de Borges o de Salvador Dalí. Uno que mereció un homenaje en vida por su cumpleaños número 100 fue el poeta chileno Nicanor Parra en septiembre de este año.

Asimismo, cuando las circunstancias lo requirieron se realizaron suplementos especiales dedicados en su totalidad a determinados personajes. El Nobel que recibió el peruano Mario Vargas Llosa ameritó dedicar todas las páginas del suplemento al autor de La ciudad y los perros.

En varias oportunidades se recurrió al testimonio de gente que los conoció de cerca, además de los familiares, para conocer diversos aspectos de sus vidas y anécdotas que enriquecieron el contenido de las páginas.

Las notas reporteadas desde distintas partes del territorio nacional fueron una constante. Los viajes realizados a diversas regiones permitieron llevar a cabo importantes trabajos. Brújula estuvo en la Ichapekene Piesta, de San Ignacio de Moxos, en el Fuerte de Samaipata, en la fiesta del Arete Guasu en el Bajo Isoso y en las celebraciones de la cultura Yampara y Pujllay en Chuquisaca.

Pero también se sentó presencia fuera de nuestras fronteras. El museo de Fernando Botero en Medellín (Colombia), la Casa Azul, de la extinta Frida Kahlo, la Feria del Libro de Guadalajara, la Bienal de San Pablo y el concierto The Wall, del roquero Roger Waters en Buenos Aires, fueron tan solo algunos de los sitios y eventos que nuestros periodistas visitaron y cubrieron.

Y, por supuesto, los principales eventos culturales del país y especialmente de Santa Cruz merecieron varias páginas en Brújula, no pudiendo faltar al respecto los festivales internacionales de música barroca, de teatro, las ferias del libro y festivales de cine de diversa clase y nivel

No hay comentarios:

Publicar un comentario