sábado, diciembre 27, 2014

Jorge Áñez, el comunicador revelación de 2014

Este año volvió a la conducción de El Mañanero, después de estar cinco meses fuera de la revista matinal de Red Uno, fue uno de los relatores para Bolivia de la Copa del Mundo Brasil 2014, tomó relevancia en las elecciones nacionales al declarar que el entonces candidato a la vicepresidencia Álvaro García Linera imponía temas para sus entrevistas y con su estilo radial de narrar los partidos de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano ganó oyentes en Radio Santa Cruz FM 92.2.

Este es Jorge Áñez, el comunicador revelación de 2014.

El heredero
En tiempos donde los rostros nuevos y competentes en los medios de comunicación son seres en extinción, el hijo menor de ‘Palito’ Añez confiesa que es un apasionado por el periodismo, el fútbol y los relatos deportivos.

“Ahora estoy buscando la consolidación, por supuesto que aspiro a volar más alto, pero todo a su tiempo. No sé dónde me pueda llevar Dios”, afirma con gestos de chico correcto.

Declara que sería absurdo negar que llevar el apellido Áñez lo ayudó a abrir puertas, pero asegura que no le garantizó el éxito. “Cuando empecé mi carrera en televisión, hace cuatro años, sentía presión del canal (Red Uno) y de mi familia, de los primeros porque necesitaban a una persona que haga bien las cosas, y también de mis hermanos y padre, porque lo haga bien y rápido. Era como el juvenil al que lo hacen debutar en el clásico, no había tiempo para que aprenda, tenía que hacerlo excelente a la primera”.

Sin embargo, detrás de esa estampa de caballero hay un periodista incisivo, valiente e inteligente que no se amedrenta con el poder. Así lo demostró en una entrevista con Álvaro García Linera a pocos días de las elecciones presidenciales. Primero se quejó por “ciertos temas marcados para el diálogo” y planteó tocar otros puntos y al final terminó
preguntando: ¿por qué no debate? ¿no le parece poco saludable para la democracia no debatir?.

“Yo solo hice mi trabajo”, explica de aquel hecho. “No esperaba la repercusión mediática que tuvo, porque es normal que una autoridad que maneja recursos públicos por ocho años y que te pide el voto para seguir haciéndolo por otros cinco responda lo que queremos saber”.

Jorge entiende la vida como una analogía del fútbol, esa otra gran pasión que comparte con su padre y su hermano Gary.

“Donde soy realmente feliz es relatando partidos de fútbol”, dice como un remate de media cancha que se convierte en un gol decisivo. “Tenés que hacerle imaginar al oyente lo que está pasando, tiene que ver con la ubicación en la cancha, con lo que hace el futbolista, según tu estilo le podés dar grandilocuencia.

Es como administrar la emoción”.

Los libros dicen que el relato de radio es mucho más emotivo que el de televisión, porque en la TV el asunto es más de lectura que de descripción. Jorge tuvo un examen cuando la Red Uno lo nombró su representante en las transmisiones conjuntas con Unitel y Bolivia TV del Mundial.

“Yo leía a García Márquez antes de los partidos para asimilar su narrativa y plasmarla en la cancha. El primer partido hice radio, pero después me fui acoplando”.

Jorge sostiene que aprendió de su hermano a relatar. “No compito con ellos, mis hermanos son mi inspiración”

No hay comentarios:

Publicar un comentario