domingo, diciembre 21, 2014

Sobre el ‘Sesquicentenario de La Estrella del Oriente’



En 1864, el entonces prefecto de Santa Cruz, don Tristán Roca Suárez, inauguraba el primer periódico publicado en ese departamento con el nombre La Estrella del Oriente. Este medio escrito fue el primero de difusión masiva producido en Santa Cruz. Fue también un espacio de discusión, análisis y presentación de noticias sobre los acontecimientos más importantes sucedidos, tanto en Santa Cruz como en Bolivia y Latinoamérica. El legado del mismo ha perdurado a través de distintos momentos en la historia de la prensa escrita cruceña. Su trascendencia puede ser constatada hasta el día de hoy.

La Estrella del Oriente no solo cobra un espacio merecido en la historia del periodismo nacional y regional por ser el primero publicado en la capital oriental. Bajo la conducción de Tristán Roca, este medio reflejó de manera consistente los valores de su fundador. Puede argumentarse que su mística se mantuvo a lo largo del tiempo, siendo una inspiración para su refundación en dos ocasiones posteriores. Tristán Roca fue un destacado político y hombre de letras cruceño: se distinguió en todos los espacios en los que participó; como diputado por la provincia Chiquitos durante la Asamblea Constituyente de 1861, como Oficial Mayor de Instrucción Pública en el gobierno de José María de Achá en 1863 y como prefecto del departamento de Santa Cruz ese mismo año. Incluso después de su exilio en Paraguay durante el gobierno de facto de Mariano Melgarejo, Roca cobró notoriedad. Su nombre está incluido entre los poetas y literatos ilustres del siglo XIX en el vecino país, gracias a sus iniciativas literarias y a su emprendimiento de creación de un periódico titulado El Centinela, dedicado a los soldados paraguayos durante la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870).

La historia del periódico comienza con el regalo de una imprenta al departamento de Santa Cruz, otorgado por el presidente José María de Achá. Roca acababa de ser designado prefecto de su departamento y trasladó la imprenta desde Cochabamba, arribando a destino junto a Cayetano Daza, el maestro tipógrafo que se encargaría de instalar y poner en funcionamiento dicha máquina. La imprenta fue bautizada con el nombre de Imprenta del Estado.

Una vez en Santa Cruz, Roca convocó a sus compañeros de letras (del grupo denominado “Amantes de Minerva”) para desarrollar el proyecto de un periódico de tiraje semanal. De esta manera, el 1 de enero de 1864, salía a la luz, convirtiéndose en el primer emprendimiento periodístico cruceño de tiraje masivo.

El libro Sesquicentenario de La Estrella del Oriente es un trabajo de recopilación de los 25 primeros números. Es necesario hacer hincapié en la influencia que este periódico ejerció en las personas dedicadas a las letras y a la prensa en Santa Cruz. Casi veinte años después del último número a cargo de Tristán Roca, en 1879, La Estrella del Oriente volvía a salir a las calles, esta vez a cargo de Rafael Peña. La segunda etapa de este emblemático periódico culminaría en 1903, luego de 22 años de vida. Posteriormente, en 1995, volvía a circular, consagrando su tercer y actual ciclo.

Además de los primeros 25 números publicados, este trabajo cuenta con un análisis del contenido de este medio, correspondiente a su primera etapa.

Si bien la prensa en Bolivia nace como una industria estratégica para los gobiernos de turno, funcionando como un brazo operativo propagandístico y de información de las gestiones públicas, también nace comprometida con los valores de las nacientes repúblicas latinoamericanas. En este sentido, la defensa a ultranza de la república, la democracia, las leyes y el Estado de derecho son constantemente señalados como principios rectores que la prensa debía seguir. Esto puede ser claramente evidenciado en el caso del temperamento y letras de Tristán Roca. Su compromiso con la transparencia de su gestión, mediante la publicación de listas de cargos públicos, las innovaciones emprendidas en la gestión territorial y de reglamentación de la prefectura, se evidencian en sus iniciativas de elaboración de marcos normativos en materia obrero-patronal. Asimismo, la creación de impuestos específicos, incentivos otorgados al surgimiento de industrias y la apertura de caminos son plasmados en este periódico.

Otras secciones relevantes en la primera etapa del periódico se dedicaron a noticias locales y regionales; decretos supremos, resoluciones prefecturales y ordenanzas municipales; comunicaciones oficiales; y transcripciones de otros medios. A través del estudio de las mismas, se puede crear un contexto de acontecimientos relevantes, útiles para analizar el transcurso de 1864.

Pero Roca no fue el único que tuvo acceso a una palestra para la difusión de ideas o acciones. Este medio también dio cobertura a otros intelectuales y políticos locales. Pueden citarse los nombres de Carlos Melquiades Barbery, Ángel Limpias, Rafael Peña, Valentín Peñaranda, Miguel Antonio Ruiz, Aquino Rodríguez entre otros, como colaboradores permanentes.

Ensayos y planteamientos sobre federalismo, relaciones internacionales bilaterales Bolivia-Perú y Bolivia-Paraguay, administración de justicia, flora, geografía, economía y sustentabilidad fueron abordados por estos intelectuales. Este medio fue, sin lugar a dudas, un espacio dedicado a la producción de pensamiento social, económico y político desde Santa Cruz con alcance nacional.

Han transcurrido 150 años desde la publicación del primer número de La Estrella del Oriente. No obstante, la asociación de su nombre a los valores originales con los que fuera creado sigue siendo válida. Pocos medios de comunicación han logrado generar una mística capaz de perdurar tanto tiempo. Quizás el idealismo bajo el cual este periódico fue creado influyó en su pervivencia. Quizás se deba a su asociación con la historia, dado el hecho de ser el nombre del primer periódico cruceño. Lo cierto es que hoy se busca brindar un homenaje tanto a Tristán Roca como a quienes hicieron posible su legado, desde Santa Cruz para el resto del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario