domingo, enero 25, 2015

Periodistas piden garantías

El Sindicato de Trabajadores de Editorial Edadsa S.A. denunció abuso policial contra su afiliado Carlos Muñiz, reportero de los matutinos El Día y el Sol, y solicitó al Gobierno las garantías para el ejercicio de la labor periodística.

En la mañana del 20 de enero, Muñiz fue increpado por el teniente Jorge Casazola que lo acusó de fotografiarlo sin su consentimiento, cuando en realidad el periodista tomaba imágenes del frontis del edificio de la Dirección Departamental de Tránsito, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Muñiz -según su relato- explicó al oficial que la foto era de la fachada, pero Casazola le reprochó por los reportes de prensa que dejan en evidencia a policías ebrios y ordenó llevarlo a celdas policiales, con el cargo de faltamiento a la autoridad.

El dirigente del sindicato de trabajadores de Edadsa, Milton Justiniano, dijo que el accionar de Casazola es “un abuso policial que atenta contra el ejercicio laboral y la libertad de expresión”, y calificó la detención temporal de Muñiz como “un acto de prepotencia y abuso de poder”.

El sindicato de Edadsa S.A. pide una satisfacción pública “que deje en claro el error del oficial y el compromiso de respetar la función periodística”. Justiniano anticipó que se enviará una carta al comandante de Tránsito, coronel Mauricio Ovando.

El incidente se produjo seis días después que el periodista, Erick Dávila de Radio Fides, fuera detenido tras un atraco como sospechoso del acto delictivo, pese a que mostró sus credenciales.

Dávila sufrió golpes y la sustracción de su grabadora. Al día siguiente la policía devolvió el equipo y el ministro de Gobierno, Jorge Pérez, ofreció disculpas.

Coordinación Nacional

Unidad de Vigilancia y Monitoreo de la Libertad de Prensa y Expresión en Bolivia

Asociación Nacional de la Prensa (ANP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario