viernes, enero 16, 2015

Policía confunde a periodista con ladrón tras atraco a relojería

El periodista de Radio Fides, Erick Dávila, que realizaba la cobertura de un atraco en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, denunció que fue detenido por policías durante cuatro horas como sospechoso del hecho delincuencial pese a que presentó sus credenciales.

Según la versión del afectado en ese lapso sufrió agresiones físicas y el decomiso de su teléfono móvil y una grabadora.

Dávila dijo a la Unidad de Monitoreo de la Asociación Nacional de Periodistas (ANP) que cuando tomaba apuntes del atraco a la relojería y joyería Suiza, ocurrido en la tarde del 15 de enero de 2015, fue identificado por un testigo como cómplice del atraco, debido al color de su ropa que resultó ser similar a la de uno de los ladrones que logró escapar.

El representante de la Federación Departamental de la Prensa de Santa Cruz, Octavio Roca, afirmó que solicitaron reunirse con el ministro de Gobierno, Jorge Peréz, a fin de pedir garantías para el ejercicio seguro de la actividad periodística.

El comunicador fue detenido pese a que presentó sus credenciales de periodista y fue llevado por funcionarios policiales hasta una comisaría.

El periodista denuncia que en las dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) sufrió empujones y patadas de parte de policías, que, presuntamente, le quitaron su teléfono celular y una grabadora de audio.

"Al final apareció un oficial, con grado de mayor, que puso fin a las agresiones y me dijo que si era inocente iba a ser liberado", relató.

La directora de Radio Fides, Soledad Gutiérrez, confirmó que Dávila es funcionario de ese medio de comunicación y lamentó que fuera detenido pese a que se identificó como periodista.

"Me dijeron que estuvo detenido con fines investigativos", sostuvo Gutiérrez.

Gremio condena agresión

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) expresó su protesta por este atropello al periodista y recordó que están vigentes los derechos constitucionales que protegen el trabajo de los comunicadores.

La organización que agrupa a los medios impresos de Bolivia condenó la acción policial violenta contra Dávila y demandó sanciones para los responsables.

Por su parte, Milton Montero, representante en Santa Cruz de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, censuró el accionar de los policías y dijo que el hecho fue puesto en conocimiento del ministro de Gobierno, Jorge Pérez, quien se comprometió a liberar a Dávila, lo que ocurrió luego que los colegas del radialista realizaron una vigilia en las afueras de las oficinas de la Felcc.

Montero convocó a los periodistas de Santa Cruz a realizar un acto de protesta este viernes 16 de enero, con un plantón frente al edificio del Comando Departamental de la Policía.

"Fue un abuso que detuvieran a un periodista que se identificó y encima le quitaron sus herramientas de trabajo", lamentó el dirigente sindical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario