lunes, enero 26, 2015

Secuestran auto de Mariscal y cae la persona que lo vendió

El Fiscal de Distrito de Tarija, Gilbert Muñoz anunció en el programa Fíjate Bien de Plus TV que el vehículo “que conducía Cristian Mariscal en el momento de su desaparición” se encuentra secuestrado en la Fiscalía de Cochabamba luego de que las autoridades del Ministerio Público se movilizaran en la semana para dar con el motorizado.
El pasado martes se difundió por este medio un informe de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que identificó que el Suzuki de las mismas características que el del periodista desaparecido el 19 de enero de 2014 y con la misma matrícula: 602ZAR, fue identificado tres veces en tres surtidores de Santa Cruz y Cochabamba en el mes de agosto.
Muñoz también explicó que el vehículo fue vendido en la localidad de Comarapa, del Departamento de Santa Cruz sin ningún tipo de documentación y posteriormente fue trasladado a Cochabamba, donde estuvo guardado en un garaje la mayor parte del tiempo. Muñoz, además explicó que tirando del hilo se logró identificar a la persona que vendió el vehículo, el cual era residente en Tarija. En ese contexto, el día domingo se puso en marcha un operativo policial mediante el cual se aprehendió a Nimer Melgar Mustafá. El mismo se encontraba hasta el cierre de la edición incomunicado en las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.
Datos del sospechoso
De acuerdo a los datos ofrecidos por el fiscal Gilbert Muñoz, podría corresponderse con Nimer José Melgar Mustafá, mismo que aparece registrado en Fundempresa como propietario de una empresa de Hospedaje ubicada en el edificio Tu y Yo, carretera San Jacinto Km 2, zona La Tablada. Melgar Mustafá también aparece mencionado en los archivos periodísticos envuelto en un caso laboral por impago a una trabajadora. El detenido fue mantenido incomunicado en las dependencias de la FELCC y el Fiscal Gilbert Muñoz también eludió dar mayores explicaciones al respecto.

Antecedentes
El periodista Cristian Mariscal desapareció el pasado 19 de enero de 2014, su última imagen se captó cuando salía de trabajar de una discoteca y se dirigió a casa de su ex concubina. Según la versión de esta, mantuvieron una discusión y él se marchó con su vehículo. Lo cierto es que ni Mariscal ni su vehículo aparecieron hasta el día de ayer, mientras que la ex concubina, Gabriela Torres, fue remitida a prisión preventiva por las 13 manchas de sangre que se encontraron en su domicilio. Posteriormente, y tras que las pruebas de sangre se contaminaran en los diferentes laboratorios, fue puesta en libertad por falta de pruebas.
El nuevo giro de la investigación da otras vías y esperanzas también a la familia, que eludió hacer declaraciones hasta que se conozca más en profundidad lo sucedido. El 20 de febrero concluye el segundo plazo de la investigación y el caso amenazaba con ser cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario