miércoles, enero 07, 2015

Todo lo que sucedió en el ataque sangriento a la libertad de expresión

Matanza con kalashnikov en plena conferencia de redacción de Charlie Hebdo, tiroteo con policías, uno de los cuales fue fríamente rematado tras ser herido: el ataque contra el semanario satírico francés se perpetró con una violencia insólita.

Hacia las 11:20 (hora francesa), dos hombres vestidos de negro, encapuchados y armados con fusiles kalashnikov, se presentaron en el número 6 de la calle Nicolas Appert, en el distrito XI de París, donde se encuentran los archivos de Charlie Hebdo. Gritaron: "¿Es aquí Charlie Hebdo?". Y, viendo que no era la buena dirección, se dirigieron al número 10 de la misma calle, donde sí se encuentra la sede del semanario satírico.

Una vez dentro del edificio, los dos pistoleros abrieron fuego contra el recepcionista y subieron al segundo piso, donde está la redacción de Charlie Hebdo. "Los dos hombres dispararon y mataron fríamente a las personas reunidas en la sala de redacción y al policía encargado de la protección del dibujante Charb, que no tuvo ni tiempo de responder", explicó a la agencia AFP una fuente policial.

Una sola persona, que logró esconderse debajo de una mesa, escapó a la matanza. Fue él quien oyó gritar, a los dos atacantes, "hemos vengado al profeta" y "Allahu Akbar" (Dios es el más grande), siempre según la versión de la misma fuente.

Hacia las 11:30, un llamado telefónico a la policía señaló los disparos en la sede de Charlie Hebdo. Los policías fueron enviados al lugar inmediatamente mientras los dos terroristas emprendieron la huida gritando de nuevo "Allahu Akbar". Los atacantes se toparon con una patrulla de la brigada anticriminalidad de la policía y se produjo un fuerte tiroteo.

Los agresores lograron huir a bordo de un automóvil Citroën C3 negro y tuvieron que hacer frente entonces a un vehículo de la policía. Dispararon unos diez tiros contra el parabrisas del mismo e hirieron a los policías que se encontraban en el interior.

Otros policías lograron disparar contra ellos. Los islamistas respondieron a los tiros. En el bulevar Richard-Lenoir, amplia avenida del distrito XI, un policía en uniforme fue alcanzado por una bala y cayó al piso, según un vídeo difundido por internet.

Los dos asaltantess bajaron inmediatamente de su automóvil y se acercaron corriendo al policía. El gendarme levantó las manos y les preguntó: ¿quieren matarme?". Y, sin tiempo a nada, uno de los terroristas le contestó "está bien, jefe", y le descerrajó un tiro en la cabeza.

Con sangre fría, los dos agresores volvieron a su automóvil sin detenerse. Y gritaron "¡Vengamos al profeta Mahoma! ¡Matamos a Charlie Hebdo!" antes de partir de nuevo en el automóvil. Todo esta secuencia de violencia y muerte puede verse en un video.

En su fuga, un poco más lejos, en una plaza, chocaron contra un automovilista, que resultó levemente herido. Ya poco después abandonaron su automóvil, aún en el distrito XIX de la capital.

Su recorrido violento continuó con el asalto a un automovilista al que roberon el auto para huir hacia el norte de París. Fue entonces cuando la policía perdió su rastro.

El balance de sangre fue de 12 personas y 8 heridas, cuatro de ellas muy graves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario