miércoles, marzo 18, 2015

Carmen Arístegui, la periodista que incomoda al poder en México

La periodista Carmen Arístegui es, hace varios años, una voz crítica de los gobiernos mexicanos de turno, incluido el que encabeza actualmente Enrique Peña Nieto, lo que ha provocado que se gane la simpatía de gran parte de la audiencia. Hace unos días la ciudadanía salió en su defensa al ser despedida de la radio MVS.

La desvinculación laboral de Arístegui ha desatado un debate sobre el respeto a la libertad de expresión en México, pues, si bien hay un argumento empresarial para el despido, muchos creen que la echaron porque hace unos meses destapó uno de los casos más polémicos que involucran al presidente mexicano Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera: el escándalo de la Casa Blanca.

¿Por qué la despidieron?

Radio MVS despidió a Carmen Arístegui tras la decisión de la periodista y su equipo de trabajo de vincularse al sitio web Mexicoleaks, una plataforma virtual en la que ciudadanos anónimos podían filtrar información y documentos oficiales para exponer casos de corrupción.

Este vínculo molestó a la casa radial que vio comprometida su imagen relacionada con un sitio de dudosa reputación, entonces despidió a dos colaboradores de Arístegui, ésta al exigir la recontratación de sus compañeros terminó también siendo echada.

Si bien ese es el argumento de la empresa, no es un detalle menor que los periodistas despedidos habían descubierto hace unos meses uno de los escándalos más grandes que enfrentó el gobierno de Peña Nieto, el escándalo de la casa de propiedad de la esposa del presidente mexicano.

El escándalo de la casa blanca

El equipo de investigadores de Carmen Arístegui había logrado averiguar que Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto, logró adquirir
una mansión valuada en 7 millones de dólares en una exclusiva zona del distrito federal (DF) mexicano, esto provocó un escándalo que llevó a cuestionar el origen del dinero con el que se financió el inmueble.

El caso fue conocido como "la casa blanca" por el color de la mansión.

La primera dama mexicana se vio obligada a explicar en un mensaje nacional que compró la casa con las ganancias que obtuvo durante su carrera como actriz y tuvo que vender la cuestionada propiedad, sin embargo el caso afectó seriamente la imagen de su esposo.

Apoyo de ciudadanía y periodistas

Cientos de personas, en distintas ciudades mexicanas, salieron a las calles a protestar en contra de la radio que despidió a Arístegui, y exigieron la reposición de la periodista.

En redes sociales los gremios de comunicadores y otras reconocidas personalidades de comunicación apoyaron a Arístegui.

Un tuit del periodista de Univisión, Jorge Ramos, resume el pensamiento general: “Lógica mexicana: Aristegui y su equipo descubren conflicto de interés en compra de casa de esposa de Peña Nieto ¿A quién corren? A Arístegui.

La periodista dijo el martes que su despido es un "atropello a la libertad de expresión" y que sus abogados le indicaron que detrás de esto "hay un conjunto de irregularidades y de situaciones absolutamente denunciables".

No hay comentarios:

Publicar un comentario