lunes, marzo 23, 2015

La Radio retoma vuelo y conquista la televisión

En 1938, Orson Welles llevaba a la radio una de las obras más comentadas en la historia: La guerra de los mundos.

En un formato de noticiero relataba la llegada e invasión de seres alienígenas, que con una serie de efectos especiales, que aún no eran descubiertos, y con una dramatización exquisita propia de Welles, logró aterrorizar a toda una nación, que creyó que realmente estaba siendo invadida, al extremo de que incluso hubo alerta nacional en Estados Unidos. Y todo debido a un inocente y experimental programa de radio.

Han pasado muchísimos años desde aquella experiencia radial. La época de oro de la radio se ha convertido en un pasaje más de la historia, que hasta hace poco se pensaba que no volvería, pero la verdad es que de la mano de internet vuelve a tener un espacio más grande en el imaginario colectivo. No es que haya dejado de existir, mucha gente la escucha asiduamente, pero había pasado hasta un tercer plano, con tanta nueva tecnología y lanzamientos extraordinarios: parecía no haber espacio para ella, pero gracias al ‘streaming’ volvió a ser parte del interés social, y esto lo saben muy bien las cadenas nacionales televisivas ATB, Unitel y Bolivisión.

Despegarse de la pantalla
Los momentos cuando uno normalmente escucha la radio es cuando se está en camino a algo, ya sea al colegio, al trabajo, a la casa. Muchos pasamos un buen tiempo de nuestras vidas sentados en un auto; si es transporte público, escucharemos lo que al chofer más le guste, y si es nuestro propio vehículo, probablemente tengamos nuestro playlist preparado, aunque a veces sea repetitivo. Es entonces que preferimos encender la radio en busca de una canción o noticia que nos guste.

Las frecuencias de radio
Las cadenas de televisión se han dado cuenta de esto y no han perdido el tiempo, entre otras cosas, han olfateado que, por ejemplo muchas veces dejamos la casa cuando el noticiero no acabó, y queremos seguir informándonos. Jimmy Iturri, director de contenidos de ATB, comenta que esta red ha logrado establecer una relación más estrecha con la audiencia, pues la cadena radial, que es nacional, ha dado una nueva opción a los oyentes y a los mismos periodistas, que pueden tener sus propios programas. Iturri recalca la apertura de la radio, porque mientras que una novela de TV no se puede poner en la radio debido al formato, puede convertirse en radionovela. Explica que tratan de crear una red multimedia que logre la complementariedad de sus contenidos.

Unitel es otra cadena televisiva que trabaja mano a mano con Radio Disney. El director de programación, Alberto Marangón, explica que los procedimientos y trabajos de esta radio exigen un nivel altísimo de calidad, y es así como colabora a la cadena televisiva con el ‘know how’ formativo y la exclusividad de Disney que son factores que favorecen a la cadena televisiva. Marangón coincide con Iturri en que la radio es una compañera del camino que ayuda bastante a reforzar la marca.

Bolivisión cuenta con su apuesta radial, que nació como radiocadena nacional y que con el tiempo recondujo su contenido. Después de haber hecho evaluaciones, llegaron a la conclusión de que pasarían solo música, y debido a eso, la cadena pasó a llamarse la Radio Que Pasa Más Música (RQP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario