domingo, marzo 01, 2015

Milton Guzmán “Cuando reniego me aíslo”

Soy Milton Vladimir Guzmán De la Barra. Nací en La Paz el 17 de diciembre de 1979. Estudié comunicación. Soy soltero, tengo una hija llamada Fernanda Emilia Guzmán y soy hincha del Bolívar. Actualmente trabajo en Bolivia TV como presentador de noticias.

LG: ¿Cuál es tu mayor tesoro?

M: Mi familia y las personas a las que amo, que me entienden, alientan y las que también están para acompañarme en los buenos y malos momentos.

LG: Si volvieras a nacer, ¿qué cambiarías de tu vida?

M: Nada, creo que las caídas te enseñan mucho y esto se aplica desde que uno nace. En algún momento uno piensa en querer cambiar, eliminar o retroceder el tiempo y no hacer algo, sin embargo las grandes lecciones de la vida te la dan tus errores, por eso nada cambiaría.

LG: Físicamente, ¿cambiarías algo?

M: Definitivamente no, creo que somos únicos por las peculiaridades que tenemos y eso nos hace especiales. En algún momento reniego con mi cabello, que es muy lacio, pero al final sé que si fuera ondulado igual renegaría, así que estoy feliz con como soy (sonríe).

LG: ¿Cuál es tu mayor fortaleza?

M: Las personas que están a mi lado, las que amo (…).

LG: ¿Cuál es tu mayor debilidad?

M: Mi carácter creo, un poco complicado y difícil de controlarlo para mí mismo, en algunos casos puede generarme debilidad, pero estoy cambiando (...).

LG: ¿Qué es lo mejor que han opinado de ti?

M: Laboralmente creo que en varias oportunidades se destacaron las entrevistas en el canal (…) y ya en lo personal creo que la sinceridad, claro que no todos los comentarios son positivos, porque no a todos les gusta, pero los tomo como buenas opiniones hacia mí, así se enojen.

LG: ¿Y lo peor?

M: Alguna críticas en lo laboral, pero que las tomo como algo constructivo y muchas veces son por mi carácter, soy muy serio y renegón en algunos casos y quienes no me conocen no toman eso muy bien (sonríe).

LG: ¿Tienes alguna manía antes de dormir?

M: Ninguna, pero sí tengo la costumbre de arreglar mi ropa para el día siguiente y ver tele debates, entrevistas que muchas veces me retienen hasta tarde y eso complica el levantarme, ya que despierto a las 4:30 todos los días, pero después, nada en especial.

LG: Cómo te gusta dormir, ¿abrigado o liviano?

M: Liviano, lo más cómodo posible; claro que hay en La Paz épocas en las que es necesario abrigarse un poquito por el frío (...).

LG: ¿En qué piensas cuando despiertas?

M: La verdad… cuando uno se levanta a las 4:30, a pesar de acostumbrarse, siempre despiertas como zombi (sonríe), pero a medida que reacciono voy organizando las actividades diarias, primero del noticiero, la agenda ya planificada y después del resto del día.

LG: ¿Eres parte de las redes sociales?

M: Sí, pero sólo de algunas y las uso poco, sé que son fundamentales y más en mi trabajo, pero tengo también serias observaciones. Los beneficios que tienen son innumerables, pero el mal uso que les da la gente las convierte en un arma que generalmente termina afrentando a quien no sabe dosificar (…).

LG: ¿Cómo te desenchufas de tu rutina?

M: Haciendo deporte, manejando moto, compartiendo con los que están a mi lado una película, un juego, organizar actividades, entrar a la cocina, son algunas de las cosas que me permiten desconectarme.

LG ¿Qué cosa nunca perdonarías?

M: La hipocresía, la traición, la mentira, pero son cosas con las que uno lidia todos los días.

LG: ¿Cuál fue el día más triste de tu vida?

M: El día en que Dios se llevó a su lado a mi abuelita Nilva (…).

LG: ¿Qué haces cuando reniegas?

M: Cuando reniego me aíslo (...), es algo que sí tengo que cambiar y estoy en ello ya con buenos resultados.

LG: ¿Cuáles son los defectos que te molestan de los demás?

M: También la hipocresía, la mentira, la falta de sinceridad.

LG: ¿Aventurero o conservador?

M: Aventurero, me gusta lo extremo, el descubrir nuevas cosas, la adrenalina, la velocidad… pero siempre sabiendo que hay límites que uno no puede pasar.

LG: ¿Cuál es el mejor consejo que recibiste?

M: “No hay nada que uno no pueda hacer, siempre que se lo proponga”, es un consejo de mis padres (…).

LG: ¿Cuál fue tu derrota más grande?

M: No hay una que pueda identificar como la más grande, sin embargo de todas uno aprende y no sé si se las puede llamar derrotas (…), pero en el momento que te enseñan algo se convirtieron en lecciones que se supera en algún momento.

LG: ¿Qué poderes mágicos te gustaría tener?

M: Muchos, pero creo que dos son los principales, el poder de sanar y el poder de dar felicidad.

LG: ¿Cómo te gustaría que te recuerden?

M: Como alguien que aportó a su país.

LG: Si tendrías que ser otro conductor, ¿quién serías?

M: Es difícil, pero admiré mucho a don Carlos Mesa en su etapa en la televisión, el poder mezclar el informar a la gente, el contacto con la población y el conocimiento de la historia del país lo convirtieron, sin duda, en uno de los mejores conductores.

EN POCAS PALABRAS

Periodismo: Mi pasión
Jhimmy Arias: Amigo y colega
Bolivia TV: Mi casa
Gustavo Portocarrero: Soñador, emprendedor
Tu familia: Un ejemplo y mi aliciente

No hay comentarios:

Publicar un comentario