lunes, agosto 24, 2015

Romano, 31 años de idilio con el periodismo


Uno de los íconos del periodismo deportivo en Cochabamba, sin duda alguna, es Fernando Romano Montaño, quien comenzó su idilio con esta noble labor el 15 de enero de 1973 durante su etapa colegial cuando relataba partidos de fútbol en su tierra natal de Oruro.

Romano, que hizo de este valle su hogar, es reconocido por propios y extraños cuando de radio y transmisiones deportivas se trata. Y no es para menos, pues lleva 31 años de trabajo en la misma frecuencia: radio Cochabamba AM 1.360.

P: ¿Cómo supo que esta era su vocación?

R: Cuando había campeonatos deportivos en mi colegio, relataba a través de un altavoz. Entonces, el secretario del colegio, Moisés Salazar, me invitó a su radio a relatar torneos. Fue mi primera incursión en el periodismo y el inicio de un idilio que hoy continúa.

Un día me puse a relatar en la calle con unos amigos y don Humberto Salinas, dueño de la radio San José, nos invitó. Después pasé a radio Cóndor, y luego a radio Oruro hasta 1974, donde fui director de deportes. Allí transmitimos la Copa América de 1975.

P: ¿Cuánto duró su paso por radio Batallón?

R: Desde 1979 hasta 1980, tuve la suerte de formar parte de radio Batallón Topáter, la voz del ejército, pero se debilitó económicamente. En 1981 llegué a Cochabamba para transmitir un partido de Wilstermann frente a Técnico Universitario de Ambato, cuando ya estaba Jairzinho.

P: ¿Cómo llegó a Cochabamba?

R: En 1981, el conocido Marcelino Navía Reynaga me ofreció trabajar en Cochabamba y así lo hice. En 1985, Edgar Barriga Chacón me ofreció apoyar en radio Cochabamba y desde entonces estoy en esta gran casa radial. Ya son 31 años ininterrumpidos.

El 10 de diciembre de 1985 comenzamos el programa Deporte Estelar, junto a Gonzalo Rivera, Eduardo Villarroel y Ricardo López, entre otros.

En 1989, transmitimos el campeonato nacional de baloncesto desde Oruro durante seis meses. Hemos transmitido Copa América, todos los partidos de las eliminatorias al Mundial de 1994, los Juegos Bolivarianos de 1990 y muchos otros más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario