miércoles, septiembre 30, 2015

Nathalie Iriarte Villavicencio: “Bolivia es un país donde todo está por investigar”

“Hace un año, Julia –madre de Erika, una de las 22 personas asesinadas por soldados del ejército en Tlatlaya, México– me llamaba por teléfono a la medianoche para decirme: Hace tres meses que mataron a mi hija y yo hasta ahora no he podido llorarla, ¿Puedes creerlo? Vi que la mataron y no pude llorar porque los soldados me dijeron: ‘pinche vieja párese y ya deje de llorar’. No llegué a su entierro porque me metieron presa. Ya después no podía llorar por miedo. Miedo de que me maten a mí y a mis otros hijos. Ahoritita que se probó que los soldados la mataron recién he podido llorar por mi niña”.

“Un año después, he vuelto a ver el reportaje y las fotos. No recuerdo el miedo que tuvimos las veces que fuimos a Guerrero, no recuerdo las paredes con sangre que fotografié, no recuerdo cuántas veces entrevistamos a Julia ni cuanto tardamos en convencerla de dar su testimonio. No recuerdo el escándalo mediático, solo recuerdo el llanto de Julia esa noche y que luego, para hacerla olvidarse de eso, solo atiné a decirle que un día tenía que enseñarme a hacer tamales. Un par de semanas después Julia vino a mi casa al DF y juntas hicimos tamales. Esta historia ha pasado a la historia del periodismo, y sí, es una gran investigación hecha por un equipo de gente que trabajo muy duro para Esquire Latinoamérica. Pero si me preguntan cuál fue el mayor mérito del caso Tlatlaya diré que lo más importante que conseguimos fue: que una mujer pueda llorar a su hija sin miedo”, compartía Nathalie Iriarte Villavicencio, cuando EL DIARIO le consultó acerca de su experiencia al crear el reportaje “El Caso de Tlatlaya”, nominado al Premio Internacional “Gabriel García Marquez”, cuyos ganadores se conocerán hoy en gala a realizarse en Medillín (Colombia).

Conversar con Nathalie es una experiencia grata porque a pesar de su corta edad, luce madurez intelectual y argumentos científicos que auguran un buen futuro para el periodismo de investigación que se realiza en nuestro país.

“Trabajo independiente (frelancer) hace más de cuatro años y eso me ha mostrado cómo cada medio tiene sus limitaciones y preferencias temáticas. Se piensa que la censura es siempre política, pero alguna vez me dijeron que no podían publicar dos entrevistas seguidas a personajes de la derecha venezolana… Otras veces me dijeron que los temas culturales no interesan mucho, que proponga otros temas. A veces vende más una entrevista a una modelo que a un artista, o un tema que va contra una empresa importante no es bienvenido, eso también me parece que es censura. El lector es el que pierde, so pretexto de que hay temas que ‘venden más que otro’. Por eso sigo independiente, porque me gusta elegir mis temas y poder publicarlos en un lugar aunque sean rechazados en otro. Además, los medios nacionales no están acostumbrados a pagar por el trabajo de un periodista freelance”, asegura.

La periodista boliviana que alcanzó ubicarse en los primeros pedestales internacionales con sus reportajes recordó que el Premio Gabriel García Márquez es el máximo reconocimiento periodístico de Latinoamérica y España.

“Su importancia también tiene un gran valor sentimental para mí y para todo el mundo periodístico-literario puesto que esta fundación y este premio fueron sueños del Gabo. Gabriel García Márquez ha sido la inspiración de todo lo que hoy se conoce como crónica o periodismo literario”, dijo.

Muy apurada, Nathalie dejó La Paz, luego de algunos trámites obligatorios antes de embarcarse rumbo a Noruega, donde asistirá a la Conferencia Global de Periodismo de Investigación.

El conocimiento acumulado por su experiencia en trabajos fuera de las fronteras hace agradable dúo con la belleza innata de la mujer beniana que la adorna.

“Si me piden que dé un mensaje a Bolivia, simplemente diría que aspiro un país educado. Ese sería mi sueño dorado”, señaló, luego de levantar el brazo en señal de despedida antes de uno de sus innumerables viajes, pero esta vez con la expectativa de que con su reportaje, lleve a Bolivia a lo más alto del podio del periodismo a nivel mundial.

ENTRE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

E.D. ¿ Qué le dice a los periodistas jóvenes que quieren seguir sus pasos?

N.I.- Que si quieren aprender a escribir, solo hay una receta: leer, y mucho. Si tengo una crítica para nuestro gremio es que casi nadie lee, no conocen el trabajo de otros periodistas, ni a los autores importantes del periodismo americano ni los grandes trabajos de los periódicos internacionales ni novelas ni nada. En mis clases y talleres siempre repito: “Si los griegos decían pienso luego existo, nuestro lema será leo luego escribo”.

E.D.- Los periodistas especializados en investigación ¿tienen campo de acción en Bolivia? ¿Existen los medios para efectuar esta tarea?

N.I.- Campo y temas hay de sobra. Bolivia es un país donde todo está por investigar y por contar. Lo que faltan son medios: económicos y técnicos. Creo que algo elemental que hay que impulsar es una Ley de Acceso a la Información Pública, el ciudadano y el periodista debería tener acceso a toda la información del Estado. Nuestra tarea es asegurarnos de que si el Gobierno dice que invirtió 100 millones en carreteras nosotros podamos comprobar esos contratos, números y estado de las carreteras. Ese es el verdadero periodismo de investigación y es imposible hacerlo sin una Ley de Acceso a la Información. En México, a pesar de tantos problemas, existe una Ley y los periodistas la han usado hasta el cansancio para probar los casos de corrupción del Gobierno. En lo económico se trata de que los medios se interesen por invertir en este tipo de investigaciones, que lo vean como inversión y no como gasto. Y por favor, que dejen de lado la agenda del día. Temas de este tipo, es el único plus que podemos dar a nuestros lectores. Nadie quiere ver en el periódico de mañana lo que ya vio ayer en la TV o en las redes sociales. La agenda propia es lo único que puede diferenciar a los medios impresos y atraer a los lectores.

E.D.- ¿Qué es lo que rescata de sus viajes y el ejercicio periodístico fuera del país?.

El periodismo es mi manera de conocer el mundo. Me gusta pensarme como una especie de gitana viajera, rodante. Pero mi manera de acercarme a los países no es la de un turista, yo busco entender a la gente, conocer sus historias. A veces, parte de eso es ir a los barrios duros –favelas como Ciudad de Dios, villas miseras como Villa Soldati en Buenos Aires o Petare en Venezuela o Andrés– y entrar a ver cómo es la vida de a pie. No siempre es así, a veces te toca entrevistar a personajes como Mario Vargas Llosa, Jorge Lanata, Henrique Capriles. Y eso es lo que más rescato lo que te deja la gente. Los periodistas muchas veces dejamos de vivir nuestras historias para seguir las historias ajenas.

CURRÍCULUM VITAE

Nathalie del Carmen Iriarte Villavicencio nació el 10 de octubre de 1985 en Santa Ana de Yacuma, Beni. Realizó estudios de Comunicación Social en la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra.

Además del español, habla y escribe en inglés y portugués; fue conductora del programa de televisión Aventura Total, de Activa Tv y también redactora en el diario de circulación nacional El Deber. Fue presentadora de ATB Noticias primera edición y redactora en la revista mensual de circulación nacional Poder y Placer.

A la fecha es periodista freelance colaboradora de diversos medios en México, España y EEUU. En Bolivia colaboradora de El Deber y Poder y Placer.

Tiene artículos publicados en la revista Esquire, edición México y Latinoamerica, en la revista Tinta Libre, España, Yorokobu, España, Expansión, México.

Aparte de su carrera en Bolivia, efectuó cursos en Buenos Aires (Argentina), Lima (Perú), México (D.F.) Entre otros logros y premios es finalista del Concurso de Periodismo Gabriel García Márquez GGM 2015. (Tres mejores trabajos de 1600 aplicaciones) Organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano FNPI.

Para el mes octubre se apresta a cumplir una beca de invitación para participar de la Conferencia Global de Periodismo de Investigación a realizarse este mes en Noruega. Allí asistirán los mejores 600 periodistas de investigación del mundo. Hasta ahora, es la única representante de Bolivia en este evento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario