lunes, diciembre 14, 2015

Asbora ve peligro en la licitación de frecuencias

La redistribución o nueva asignación de frecuencias del espectro radiofónico del país en su proceso de adecuación está en marcha. El Gobierno, con la emisión de la Resolución Ministerial Nº 235 el pasado 1 de septiembre, así lo confirma, conforme a la Ley General de Telecomunicaciones Nº 164 de 8 de agosto de 2011, en el que se establece 33% para radioemisoras estatales, 17% a radios social comunitarios, 17% a pueblos indígenas originario campesino, entre otros y solo un 33% a las radios comerciales o privadas del país. Según datos extraoficiales de la Asociación Boliviana de Radiodifusoras (Asbora), actualmente el 80% del espectro de frecuencias corresponde a medios privados radiales del país.

Ante ese escenario, Asbora, en medio de una escasa respuesta del Gobierno, insiste en el peligro y la incertidumbre que conlleva la norma, lo que supone la automática reducción de un 80% actualmente a solo un 33% en la asignación de frecuencias del espectro radiofónico en favor de dicho sector.

"De aplicarse esta medida, o que se está aplicando de a poco, reduciría del 100% de emisoras comerciales privadas del país en un porcentaje muy alto. Prácticamente más del 25% de radios quedarían al margen del espectro radiofónico del país", alertó, Alfonso Arévalo Araníbar, presidente de Asbora.

Situación en contexto. El hecho estriba, explica Edgar Ramos, investigador de medios masivos de Bolivia, que el año 2016 vence el plazo de la actual asignación de frecuencia para la mayoría de medios privados del país. En 1996, hace 19 años, se aprobó y se puso en vigencia la anterior la Ley de Telecomunicaciones (Nº 1632 de fecha 5-julio-1995), norma al cual se acogieron las radioemisoras obteniendo o renovando las licencias que por entonces poseían, por otros 20 años más. Dicho contrato de asignación de frecuencias por dos décadas, de acuerdo a la nueva Constitución Política de Estado (CPE) del 2009, se ha respetado bajo el rótulo de que se "mantienen los contratos preestablecidos", refiere Ramos.

"Uno de los contratos preestablecidos, entre varios otros, son la asignación de frecuencias para riodifusoras y canales de televisión. Ahora con la nueva Ley de Telecomunicaciones, lo que se está haciendo es adecuar a la nueva normativa, lamentablemente con criterios un poco arbitrarios", explicó Ramos.

Algunos indicadores. Según registros de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), en el país operan alrededor de 1.175 radioemisoras, por lo que se deduce que ellas funcionan dispersos en los 339 municipios, entre grandes y chicos del país. De ese total, 863 corresponde a emisoras en Frecuencia Modulada (FM) y 312 a Amplitud Modulada (AM).

Según Asbora, el 80% del total de esas radioemisoras son comerciales y el restante 20% se caracterizan por ser estatales, comunitarias o de alguna organización indígena originaria campesina, entre otras.

Además, en términos de radiodifusión televisiva, la ATT establece que en todo el territorio nacional operan alrededor de 582 canales de televisión entre grandes redes que aglutinan varios medios locales y solo medios únicos de carácter unipersonal o empresarial.

Sin embargo, en la misma dimensión, el portal web de la ATT, al 16 de septiembre de esta gestión cita que 496 emisoras legales se encuentran bajo control y fiscalización. Al respecto, en contacto con El Día, César Borth, Director Ejecutivo de la ATT, sin dar mayores detalles sobre las estadísticas señaló que el proceso de adecuación para la asignación de frecuencias se desarrolla de manera normal y dando cumplimiento a la normativa vigente. "Nosotros como ente regulador, hacemos cumplir y cumplimos la Ley. El proceso de otorgamiento de frecuencia se está cumpliendo conforme a lo establecido y a los planes del propio gobierno", respondió vía teléfono a El Día.

Además, puntualizó que los que consiguieron frecuencias en el anterior régimen o antiguo marco normativo, no tienen posibilidades de hacer una ampliación de sus frecuencias. "La nueva Ley contempla si una ampliación de más 15 años de otorgamiento de frecuencia. Los que estaban con la anterior, no tienen derecho a la renovación", argumentó Borth.

Incertidumbre en el sector. Uno de esos medios que se encuentra en situación de adecuación a la nueva asignación de frecuencia es la Red Erbol que, en gran parte del territorio nacional, aglutina a 56 radioemisoras del país. Augusto Peña, actual Director de la citada red y miembro de Asbora, señaló que es preocupante la situación para la gran mayoría de las radioemisoras que concluye su contrato el 2016."Nos preocupa de sobremanera la forma de cómo está desarrollándose este proceso y otro ante la inminente conclusión de los contratos que tiene el Estado con las emisoras privada sobre las licencias de funcionamiento", enfatizó.

Por su parte, Ronald Grebe López, Presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), reafirmó que el problema se centra en la distribución de solo el 33% de frecuencias para las radiomisoras privadas. "Es lamentable que el 67% de las frecuencias estén, de alguna manera, en manos del Estado, lo que pondrá en una situación difícil no solo a los medios de comunicación, sino que se pone en riesgo la seguridad laboral de miles de trabajadores de la comunicación", manifestó.

Grebe, además, señaló, que la gran incertidumbre reinante se asienta en la escasa, información que se tiene en la aplicación de la normativa, dado que no se sabe cuáles son los parámetros bajo los cuales el Gobierno pretende llevar la adecuación. En cambio, Raúl Novillo, expresidente de Asbora, enfatizó que al menos 400 radioemisoras del país estarán condenadas a desaparecer. "Ademas, desconocemos cuáles son los parámetros de asignación", dijo.

ASBORA
Establecerá cuántas radiodifusoras son las afectadas

Misión. Luego de más de 12 años de gestión de Asbora al frente de Raúl Novillo, en el que se establece más o menos a 350 radioemisoras afiliadas a dicha institución, la actual directiva a la cabeza de Alfonso “Toto” Arévalo Araníbar, tiene previsto establecer hasta fin de año de cuántos medios de comunicación son los afectados con el nuevo proceso de adecuación en la asignación de licencias. "La primera tarea que nos hemos trazado es reordenar y reagrupar a todas las emisoras comerciales bajo el manto de Asbora. Es una misión difícil, por ello, con la mayor precisión y con los mejores argumentos para llegar a un acuerdo razonable entre el Estado y los operadores que somos las emisoras.

Propuesta. Según Mario Andrade, asesor legal de Asbora, la ATT, de acuerdo a reglamento de la Ley pretende aplicar la adecuación a la nueva distribución de frecuencia, vía el proceso de licitación y no así vía una renovación de licencias. "El problema de la licitación es que el promedio ha bajado a 33%, en ese ámbito muchas radios quedarán desafectadas. El otro aspecto, es que se da lugar a quien ponga más dinero para adjudicarse la licencia, para tener una frecuencia", informó.

En ese ámbito, Andrade informó que la única salida viable al problema es dejar sin efecto el proceso de licitación por una renovación de licencia. Para ello pide a la ATT definir requisitos.

Respuestas
La ATT sugiere a Asbora acredite situación jurídica

Normativa. Según César Borth, Director de la ATT, ante el reclamo del sector de las radiodifusoras del país, señaló que Asbora debe acreditar su solvencia jurídica a la instancia reguladora, más aún cuando hubo una renovación de su directorio.

Ley. La Resolución 235 del pasado 1 de septiembre, en su artículo tres describe que hasta diecisiete (17) frecuencias en la banda de FM (88 a 108 MHz), por área de servicio de ciudades capitales y otras donde se tenga una canalización de 66 frecuencias y contabilizando las asignaciones efectuadas de acuerdo a los planes de asignación de frecuencias anteriores al presente plan, debiendo quedar el total de asignaciones por sector de la siguiente manera: cinco (5) frecuencias para el Estado, cuatro (4) para Pueblos Indígenas Originario Campesinos y ocho (8) frecuencias para el sector Social Comunitario.

Partes salientes. De ocho (8) frecuencias en la banda de FM (88 a 108 MHz), por área de servicio donde la canalización sea de 49 frecuencias, será: dos (2) para el Estado, dos (2) para Pueblos Indígenas Originarios
Campesinos, dos (2) para el sector social comunitario y dos (2) para el sector comercial en función a la disponibilidad de frecuencias en estas áreas de servicio.

"El objetivo es reducirnos el ancho de banda a los medios privados. Con ello quieren dar lugar a la mayor cantidad de frecuencias a medios estatales. El panorama sombrío se nos viene y no encontramos solución a ello'.

Raúl Novillo Alarcón
Expresidente de Asbora

"Las radios comerciales ocupan a una cantidad enorme de profesionales radialistas. Con esta reducción de frecuencias se verán seriamente afectados, porque de cerrarse tendrán que echar a muchos a la calle' .

Ronald Grebe López
Presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia

Punto de vista

Humberto Vacaflor
Periodista y Experto en el tema

"Vía la adecuación se está haciendo control de medios'

"Lo que pasa es que como todas las instituciones relacionadas con esta clase de sectores han sido cooptadas, anuladas e incluso suprimidas por el Gobierno, se está haciendo muy difícil conseguir el pronunciamiento de sus instituciones para retar esta situación.

En ese ámbito, Asbora, en la gestión de Raúl Novillo ha estado denunciando en sentido que el proceso de migración del anterior sistema de licitaciones al nuevo sistema de asignación de frecuencias es tan engorroso y complicado que muchos medios han decidido levantar la mano. El hecho de presentar una determinada cantidad de documentos, ha desalentado a que muchos propietarios de medios de comunicación para seguir el proceso; al contrario, se han puesto al extremo del cierre.

Además, la asignación de frecuencias, por ejemplo, en Frecuencia Modulada (FM), a diferencia de lo que ocurre de otros países, han sido reducidas en su amplitud, lo cual no es otra cosa que violar los principios establecidos. Lamentablemente, pese a la denuncia del sector, no tuvo relevancia dado que hay un control de medios de parte del Gobierno tanto escritos y audiovisuales.

Todo esto es o forma parte de una corriente como lo que existe en Venezuela, donde el control de medios de parte del régimen chavista es implacable. Es lamentable que vía una adecuación de frecuencias se oriente hacia un control de medios en nuestro país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario