martes, diciembre 01, 2015

National Geographic, un imperio que se renueva

MODERNIDAD | LUEGO DE AÑOS DE SER PARTE DE UNA ORGANIZACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO, LA REVISTA Y TODO SU ENTORNO, HA PASADO A SER PROPIEDAD DE UNO DE LOS MAGNATES MÁS IMPORTANTES DE LOS MEDIOS.

Rupert Murdoch, el magnate australiano dueño del conglomerado audiovisual 21st Century Fox, ha ampliado hace poco su imperio al adquirir la revista National Geographic por 725 millones de dólares. La revista, que durante 127 años fue propiedad de una entidad sin ánimo de lucro, ha pasado así a formar parte de Fox. Además de la publicación, la compra incluye activos televisivos, los medios digitales y los estudios de la organización.

Las condiciones de la adquisición van con una importante inyección de fondos, pero con la cesión de una independencia editorial que ha sido icónica desde 1888. La National Geographic Society, con sede en Washington, no es sólo la revista, sino todo un entorno cultural y una historia que ahora se ha vendido y que significará el control por parte de Fox del 73 por ciento de la revista, libros, mapas y otros medios de National Geographic.

Fox también gestionará canales de televisión y contenidos digitales de National Geographic, que estaba sufriendo financieramente por la necesidad de inversiones para adaptarse a la era del periodismo digital y en internet.

La versión en papel de la revista de National Geographic tenía una distribución de 12 millones de ejemplares solo en Estados Unidos en los años 80, mientras que en la actualidad tiene 3,5 millones de suscriptores y otros 3 millones fuera de Estados Unidos. Pese a la caída de lectores, la venta no se concertaba pero la llegada de la oferta de Murdoch ha asegurado que la revista permitirá afianzar su expansión, sobre todo el mercado digital. Por su parte, para Gary Knell, presidente y director general de la National Geographic Society, la entrada de Fox hará más fácil la financiación de becas y programas de apoyo a la ciencia desde la revista.

Al explicar la operación, que en un principio no fue muy bien recibida por los conservadores lectores de la revista y por los empleados de muchos años, Gary Knell dijo que seguir funcionando como empresa de medios obligaba a duros esfuerzos financieros y "presentaba un enorme riesgo existencial" para la sociedad de investigación y divulgación científica. El acuerdo permitirá a la fundación dedicada a la investigación científica, aumentar sus fondos y patrocinar a exploradores y a científicos. "El valor añadido por esta transacción generará un atractivo flujo de beneficios que National Geographic Partners invertirá en enriquecer nuestro trabajo", aseguró el CEO de la organización, al tiempo también de decirles a sus empleados que conservarán sus trabajos.

Desde 1997, los canales de cable de National Geographic estaban siendo operados conjuntamente con Fox y los beneficios no habían parado de crecer, hasta los 400 millones de dólares del año pasado. Desde la alianza con Fox, el canal National Geographic, empezó a verse en 171 países. Ahora, la nueva entidad responderá al nombre de National Geographic Partners y mezclará canales de televisión, revistas, libros, plataformas en medios digitales y otras actividades auxiliares como los viajes o los catálogos.

National Geographic Society, con sede

en Washington, mantendrá el 27% de las acciones de una nueva entidad, cabe destacar que la National Geographic tiene casi siete millones de afiliados en el mundo. La revista se vende en todo el planeta y, además de incluir artículos sobre lugares e historias de esos rincones, incorpora mapas detallados y fotografías de alta calidad. En 1995 comenzó a publicarse en japonés. Fue la primera edición en un idioma local, ya que años más tarde la revista saldría en otras 30 lenguas. Su televisión comenzó a emitir documentales en 1964 para la CBS. En 1973 se trasladó a la cadena ABC y, finalmente, a la PBS dos años más tarde.



PERO EL DUEÑO ES...

Sin embargo, aunque la cabeza sigue siendo Rupert Murdoch, este ya ha comenzado a delegar poderes. No en vano tiene más de 84 años y ya se confiesa cansado. Lo hará cediendo la gestión de 21st Century Fox a su hijo James. Es el conglomerado de entretenimiento más poderoso del mundo tras Disney. El traspaso de las riendas se producirá posiblemente a lo largo de este año o comienzos de 2016 a más tardar. Lachlan Murdoch, el primogénito, fue nombrado hace un año copresidente de la sociedad que lleva el negocio audio

visual de la antigua News Corporation, tras separarse hace dos de la unidad de prensa escrita.

James Murdoch fue visto desde hace tiempo como el sucesor natural del patriarca, pese a que su hermano mayor tiene más experiencia, pero su perfil se vio muy afectado por el escándalo de las escuchas ilegales en Reino Unido en el que fue involucrado. La sucesión de Murdoch es un tema recurrente desde hace años y de la que se habla abiertamente. El movimiento fue anticipado por la cadena financiera CNBC. Cuando se concrete el cambio de mando, aunque James asumiría el cargo de consejero delegado, la dirección la llevará mano a mano con su hermano Lachlan y su padre quien tendrá la última palabra.

Lo interesante será cómo funcionará esta “asociación” entre los dos hermanos a la hora de gestionar el grupo de medios. Lachlan, de acuerdo con la información que circula, desempeñará más bien una función estratégica como copresidente mientras que James será responsable de materializar la visión. La cuestión de la sucesión se abordará en la reunión del consejo de administración de Fox, aunque los cambios llevarán aún unos meses para poder materializarse.



"La revista de National Geographic, un icono centenario de la divulgación científica, pasará de depender de una sociedad sin ánimo de lucro a un conglomerado internacional de medios"



(Con datos de El País, BBC, National Geographic)

No hay comentarios:

Publicar un comentario