domingo, diciembre 06, 2015

Periodista Mario Maldonado afirma: Valores y principios éticos están siendo vulnerados

En medio de aplausos de sus colegas, el periodista Mario Maldonado se hizo acreedor del Premio Nacional de Periodismo la noche del viernes en La Paz. En la ocasión, presentó una ponencia académica en la que reivindicó el valor esencial de la ética en el ejercicio de la profesión.

Luego de citar la importancia de confirmar la información antes de publicarla, de darle al acusado la oportunidad de defenderse, de presumir la inocencia de las personas y rectificar los errores públicamente, Maldonado dijo que “esos principios y valores parecen haberse olvidado o, simplemente, dejado de lado, en detrimento de una labor que tiene que ver con la formación de opinión pública y con la honra de las personas”.

Maldonado ejerció en el diario Presencia tareas de redactor, secretario de redacción, jefe de informaciones, jefe de redacción y subdirector, durante 36 años, desde 1958 en adelante. Todo ese período trabajó con el director y fundador de ese diario, Huáscar Cajías Kauffmann.

En su trabajo académico sobre la ética fue precisamente a Cajías a quien recurrió para destacar los valores profesionales. “Cajías defendió las libertades de expresión y de opinión, pero siempre recordaba que esas libertades no eran ilimitadas, sino que tenían restricciones relacionadas con la moral, el bien común y el derecho de las personas”, dijo el periodista.

Citando al sacerdote y periodista José Gramunt de Moragas (fundador y director de ANF durante 50 años), Maldonado dijo que “no puede desconocerse que el poder tiende a corromper, y por eso, cualquier poder debe ser moderado por los principios éticos para no ser corrompido”.

Y, sin duda, uno de esos poderes es el que ejerce el periodismo, el que debe encontrar sus propios límites para no dañar la dignidad de las personas.

El Premio Nacional de Periodismo estuvo precedido por la entrega de medallas a profesionales destacados, además de otros premios a los ganadores de las categorías de prensa, televisión y digital.

Los premios son entregados cada año por la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), donde se congregan colegas del gremio, amigos y familiares de los galardonados.

ENSEÑANZA

Ante ese público, Maldonado estuvo a punto de quebrase apenas iniciado su discurso, cuando hizo llegar un agradecimiento a su esposa Noemí, “compañera de toda una vida de desvelos”.

En tiempos de polarización política como los que se viven en Bolivia, el debate periodístico gira en torno a la concentración de medios en manos del Estado y las presiones al ejercicio del periodismo independiente; mientras que las reflexiones sobre la ética han quedado relegadas a un segundo plano. Por eso, la ponencia de Maldonado ha sido una especie de recordatorio de los valores esenciales del periodismo.

Este discurso llega, además, de forma oportuna en momentos de auge del periodismo digital, cuando ganar a la competencia parece ser todo lo que importa.

En ese contexto, Maldonado puso énfasis en la necesidad de comprobar antes de publicar, algo que podría parecer una obviedad, pero que en estos tiempos resulta necesario recordar.

Citando a la periodista Ana María Romero, dijo que los medios olvidan la obligación de presumir la inocencia y de publicar la versión del acusado al lado de la acusación. (ANF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario