sábado, diciembre 19, 2015

Stereo 97, la primera radio juvenil de Bolivia

Con los dedos a milímetros del play y el rec de la radiocasetera, listos para apretar en el segundo exacto; escuchando atentamente las palabras del DJ, prácticamente contando sus palabras, miles de jóvene, desde finales de los años 70, escuchaban el ranking de la Stereo 97 todos los domingos, en la mañana, para grabar cada uno de los éxitos musicales de la radio. No había que perder ningún tema. Era un privilegio contar con todas las canciones del ranking: bien grabados, completos, sin ninguna interrupción o bache. Tener la letra de la canción transcrita a mano era otro plus para compartirlo con los amigos.
Así mantuvo la Stereo durante décadas a sus oyentes, jóvenes que encontraban en la radio una ventana a través de la cual podían escuchar los éxitos musicales que sonaban en el mundo. Sin internet, los DJ y los dueños de la emisora echaban mano de suscripciones que tenían con disqueras de Estados Unidos y otros países para mantener a sus oyentes al tanto de los últimos éxitos. Cada semana recibían los nuevos lanzamientos y se reunían para seleccionarlos y decidir cuáles lanzarían para continuar atrapando a sus oyentes.
La primera Top 40

En los años 70, la música disco había explotado en La Paz y un grupo de jóvenes, entre los que se encontraban Henry Dueri, Johnny Dávila, Juan Carlos Nemtala, Ramiro Tarifa y otros decidieron crear en la ciudad una radio para jóvenes que difundiera la música que estaba de moda en el mundo.
Henry pensó en la radioemisora que su padre, Miguel Dueri, tenía: Panamericana, de amplitud modulada (AM), que contaba con una frecuencia modulada (FM), a través de la cual se transmitía música clásica.
"A Johnny Dávila le encantaba hacer radio y pensamos que sería una gran idea lanzar una radio sólo para jóvenes. Le pedí la FM a mi padre, convocamos a Ramiro Tarifa y, en 1977, comenzamos con el proyecto”, cuenta Henry Dueri, propietario de la Stereo.
Si Johnny Dávila y Henry Dueri eran jóvenes llenos de talento para el teatro y la radio, y a principios de los 70 habían introducido en la naciente televisión boliviana los primeros programas musicales -Gente linda, primero, y Carrusel musical, después- Ramiro Tarifa había llegado recién de Estados Unidos, donde se había formado como productor de radio. En ese país se había empapado de "otra forma de hacer radio”: el Top 40.
"Nombramos a Ramiro director de la radio, él diseñó el formato Top 40. Contratamos a los locutores y los capacitamos por tres meses”, recuerda Dueri.
El Top 40, cuyo principio de programación es la emisión constante de música grabada, fue la primera expresión de la radio de formato musical, a la que apostó la radiodifusión mundial desde 1950, debido a la crisis que le provocó la llegada de la televisión.

La propuesta en La Paz fue un completo éxito desde el primer momento.
"Seguro fue la música tan actual que lanzábamos, porque teníamos suscripciones con todos los sellos musicales de Estados Unidos. Además, los DJ habían sido capacitados estrictamente en la forma de hacer radio, que implicaba respetar varias reglas, como no hablar encima del cantante, hacerlo antes o durante la introducción, no repetir una pista o no poner canciones pegadas de los mismos intérpretes, etcétera”, recuerda Dueri.
Después de tener el formato, haber logrado el equipo, el siguiente paso fue crear la identificación de la radio. Para ese fin convocaron a Pitus, un producto musical y experto en jingles, y a Adrián Barrenechea, quienes crearon
el jingle que identifica a la radio hasta hoy: "Soy parte de ti, lleno tu vida con alegría. Soy más que tu amigo yo quiero estar en tu corazón... Stero 97, la número 1”.
Referente de la radio
Gustavo Estrada, actual productor de la Stereo, llegó a la radio en 1996, pero desde los 80 había sido un asiduo oyente. Seguía toda la programación y a sus DJ para imitar cómo presentaban las canciones. Su sueño era convertirse en una de las voces de la número 1. Lo logró cuando Rafael Vásquez lo convocó a ser parte de la Tanda show, parte de las transmisiones que hacía la radio desde centros comerciales.
"Hice la voz comercial. Conocí a Jesús Rodríguez y me propuso hacer una prueba”, cuenta.
"Hice la prueba y Jesús me dijo: creo que tienes la aptitud para ser uno de los nuestros. Eso no fue sorpresivo para mí porque había intentado hacer lo que ellos hacían los 15 años anteriores, yo los había escuchado siempre”, añade.
La prueba fue estricta: lectura, vocalización, conocimiento musical y capacidad de improvisación. Superado el examen fue capacitado prácticamente tres meses, en los que ensayaba en las cabinas sin salir al aire.
Comenzó a salir al aire en los horarios de la mañana, muy temprano. Gustavo estuvo en la transición de la FM de los discos de vinilo y casetes a los discos compactos.
El sueño de todos
La emoción que sintió Gustavo cuando lo aceptaron como parte de la FM 97 es la misma que sintieron todos los jóvenes que llegaron a ser parte de la radio, afirman los jóvenes que hoy son parte de Stereo.
Nils Quiroz, actual jefe de Programación, rememora el día que logró ser parte de la FM. Fue hace cinco años, cuando lo invitaron a una prueba.
"Yo hago locución comercial y algo de mi material llegó a la radio. Me llamaron para hacer la prueba, el jefe de Producción de entonces era Gerardo Irusta, él me hizo el casting, me dio una mano para pulir algunas cosas y me aceptaron”, cuenta.

"Yo escuchaba la radio desde los 15 años, me encantaba. Cuando la escuchaba, era como estar fuera del país, disfrutar de los últimos lanzamientos. Era mi sueño ser parte de la Stereo. Cuando me llamaron, no lo podía creer, pensé que no encajaría, pero no fue así”, expresa.
Lo mismo sintió Carla Helguero, locutora, cuando se sumó al equipo de la FM: "Fue mi sueño hecho realidad. Jamás pensé que mi voz se escucharía a través de la radio que escuché desde niña. ¡No es una radio más, es la Stereo!”, dice.
Carla se capacitó prácticamente ocho meses para salir al aire. El maestro Ramiro Tarifa la formó.
Tarifa sigue capacitando a las nuevas generaciones de los locutores que llegan a la Stereo 97. Estos jóvenes sienten la "responsabilidad” de continuar la historia que marcaron los muchachos que en su momento pasaron por la vida de la primera FM de Bolivia. También tienen la certeza de que están construyendo un gran prestigio que les permitirá alcanzar el éxito que alcanzó la mayoría de los que los precedieron.

Semillero de voces famosas
La lista está llena de famosos. Ramiro Tarifa, Boris Navarro, Henry Dueri, María René Duchén, Iván Aliendre, Patricio Peters, Javier Oros, Andrés Rojas, John Meriles, John Arandia y otros, son los talentos y voces inolvidables que pasaron por las cabinas de la Stereo 97, y todos dejaron una historia.
Sergio Dueri, gerente de marketing de la radio, los nombra con orgullo y recuerda que prácticamente todos llegaron a trabajar en medio de comunicación muy prestigiosos, sobre todo televisivos.
Añade a la lista de esas personalidades a Erika Apaza, Ricardo Irusta, Jesús Rodríguez, Sergio Moreno, Abel Arancibia y a Fabián Milán, cuyo ejemplo está vivo en las nuevas generaciones que llegan a la FM, que el 15 de diciembre cumplió 38 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario