domingo, enero 10, 2016

El romanticismo y la política en el periodismo tarijeño del siglo XIX



El periodismo tarijeño del siglo XIX fue salpicado por el romanticismo de Byron, la dictadura de Rosas en Argentina y el dogma socialista, de acuerdo a la investigación realizada por la comunicadora Karina Olarte Quiroz sobre el periodismo del siglo XIX en Tarija.
La revisión de la realidad del periodismo del siglo XIX nos permite vislumbrar la Tarija de antaño, cuando se iba conformando la esencia del chapaco a partir de varios factores económicos, sociales y políticos y hasta geopolíticos como fue la Guerra del Pacífico que incidió de manera importante en la realidad tarijeña.
Fue una época en la que Tarija era un punto aislado de Bolivia y el mundo, más cercano a los vaivenes de la política y realidad argentina, por lo que el periodismo fue una herramienta muy importante para lograr la vinculación con lo que era el pensamiento filosófico, político y social de la época.
“Debido al aislamiento en que vivía Tarija la gente comenzó a autoabastecerse culturalmente y a diversificar sus actividades en un medio pequeño”, explica el historiador tarijeño Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach.
En esa época llegaron migrantes provenientes de Argentina que influyeron en la realidad de la región y posteriormente fueron surgiendo los prósperos comerciantes que en especial a fines del siglo XIX se dedicaron a traer a Tarija, no solo objetos necesarios y suntuosos desde Europa para abastecer a una ciudad en pleno desarrollo, sino también conocimiento.
“Especialmente a partir de la Guerra del Pacífico se produjo un movimiento económico que se tradujo en fortunas y permitió traer libros y objetos de arte como el piano que está en la Casa de la Cultura que fue traído por un señor Arce y que se dice que en su época era el mejor del mundo y que fue comprado en una exposición de París”. Los acontecimientos de la etapa posterior a la Guerra de Independencia que de manera natural llevaron a la configuración de posturas filosóficas y tendencias políticas influenciadas por las corrientes de pensamiento europeas fueron el escenario del periodismo tarijeño.
En el centro de la investigación de Karina Olarte figuran los nombres de Luis y Domingo Paz, los hermanos que emprendieron la tarea de publicar un semanario en una época en la que el periodismo era una labor incipiente marcada por las dificultades tecnológicas de la época y la inestabilidad política que caracterizaron a Bolivia luego de la independencia.
“Eran otros tiempos –explica Olarte- en los que el periodismo era impulsado por los ideales y se diferenciaba del periodismo actual en el que prima el mercantilismo y carece de ideología”.
Para Eduardo Trigo, El Pueblo, el semanario creado por los Paz, era eminentemente político y se destacó por la oposición al Gobierno de Hilarión Daza. “Ellos estaban en contra de las dictaduras”. Su postura estaba claramente influenciada por la vivencia de su padre, Paulino Paz durante la dictadura de Juan Manuel Rosas en Argentina que lo trajo a Tarija, en donde se casó y estableció, y nacieron Luis y Domingo.
En ese sentido, “libertad y justicia” fueron los ideales que impulsaron el periodismo del siglo XIX en Tarija, cuyo principal medio de difusión fue El Pueblo, impreso fundado por Domingo y Luis Paz quienes pensaron en “la prensa como una tribuna desde la cual se podría conformar la opinión pública”, según cita a Heriberto Trigo, Karina Olarte.
“Ellos pusieron de relieve la vocación de reflexionar, informar el pensamiento y el intelectualismo de la época en un espacio como Tarija, aislado de los centros de poder”.
De acuerdo a la investigación, los Paz “desde niños tenían grabadas en sus mentes sensitivas las imágenes que les transmitió su padre, en sus luchas, particulares en la prensa y el parlamento argentino”.
Tenían una visión política consecuente con el dogma socialista, de modo que el civilismo, ligado a la libertad y el derecho, era la clara base de los principios periodísticos que sostenían en El Pueblo, marcado por una política opositora al militarismo lo cual les valió pasar tiempo en la cárcel por sus críticas al régimen de Daza. Fueron identificados como civilistas por su compromiso con la sociedad civil, ideas fueron la base de un movimiento político que estuvo liderado por Belisario Salinas y José María Santibáñez, también antimilitaristas y opositores a Hilarión Daza.
Fueron también reconocidos como demócratas por que se identificaron con la defensa de los principios democráticos y socialistas, así como con los ideales de libertad, igualdad y respeto a los derechos humanos. Conservadores por su compromiso con la Constitución y el catolicismo como parte de su formación religiosa.

La Estrella de Tarija
La Estrella de Tarija, fundada por Tomás O’Connor d’Arlach, fue otra de las publicaciones que tuvieron marcada importancia y que se editó a partir de 1876 hasta 1905.
En esta publicación también se pueden encontrar crónicas, ensayos y relatos que tenían una marcada influencia europea ya que los intelectuales tarijeños que colaboraban en sus páginas “se nutrían ideológica y culturalmente” de las corrientes de pensamiento del viejo continente.
Del mismo modo hubo una especie de diálogo entre los países sudamericanos como Perú, Uruguay, Paraguay, Argentina y Bolivia debido a que compartían colaboradores por lo que muchos escritos de columnistas que publicaban en otros países también eran publicados en Tarija, según destaca Olarte en su investigación.
En este sentido se trataba de corrientes de pensamiento que discurrían en diferentes lugares del continente sobre temáticas universales, las cuales fueron reduciendo el aislamiento de Tarija no solo en relación al resto de Bolivia sino en relación al mundo.

EL PERIODISMO Y EL AISLAMIENTO DE TARIJA

Domingo Paz
Domingo Paz creó junto con su hermano Luis el semanario El Pueblo que se destacó por tener un carácter inminentemente político y sirvió como medio de crítica al gobierno de Hilarión Daza.

La Estrella de Tarija
La Estrella de Tarija fue una de las publicaciones periódicas más representativas de Tarija en el siglo XIX, algunos de sus ejemplares se conservan en la Hemeroteca del Archivo Histórico de Tarija. (Foto: Elías Vacaflor Dorakis)

Tarija
El periodismo del siglo XIX contribuyó a superar el aislamiento que caracterizó a Tarija durante la Colonia y después de la independencia al posibilitar que se conozcan las corrientes europeas de pensamiento filosófico y político..


No hay comentarios:

Publicar un comentario