domingo, enero 03, 2016

Mario Chacón obtuvo distinción al mejor documental radiofónico

Por segundo año consecutivo, el periodista Mario Chacón Bozo, quien es editor de la sección Económica del Decano de la Prensa Nacional, EL DIARIO, se hizo acreedor al primer premio del XIV Concurso Nacional para Periodistas Especializados en Banca, otorgado por el Banco BISA, por su documental radiofónico “Mi hijo, el cocinerito”.

El comunicador, graduado en la Universidad Católica Boliviana con estudios de post grado en producción en Radio Nederland de Holanda, presentó un novedoso plan con entrevistas a los principales actores de la economía conocidos como Pymes (Pequeñas y Medianas Empresas) tanto de los municipios de La Paz, Chuquisaca y Cochabamba. Viajó a Arequipa para conocer la realidad de las Pymes en el país vecino. Lo acompañó un formidable equipo de producción y dramatización conformado por Lourdes Cueto y Mabel Pericón.

La grabación y masterización estuvo a cargo de Proaudio y la emisión se efectuó en Radio Andina, “La emisora del Tercer Milenio”, con domicilio en La Paz, Bolivia.

PRODUCTORES

“El documental pretendió generar un nexo entre el sistema financiero y los pequeños productores que suelen a veces lanzarse al mercado sin conocer la información básica del negocio y mucho menos de las implicaciones que se tiene cuando se gestiona un crédito”, dijo Chacón al ser consultado sobre las motivaciones del trabajo.

Hoy existen abundantes recursos y productos financieros para favorecer la actividad productiva. La empresa es la única que genera empleo y riqueza, manifestó el galardonado, cuya formación profesional está ampliamente vinculada con el quehacer del sistema bancario y microcrediticio del país.

Sin embargo más allá de estas consideraciones, lo que se buscaba en estas dos versiones del Premio Bisa, fue retomar el rol y la responsabilidad de las radioemisoras, que se han convertido en simples difusores de mensajes musicales y donde no existe alguna señal de planificación. La radio ha dejado de ser educativa. En ese ámbito, Mario recordó el aporte de varios estudiosos de la comunicación alternativa y para el desarrollo, entre cuyos autores sobresale el fallecido Luis Ramiro Beltrán.

DESAFÍO

La radio tiene un alto potencial para vehiculizar mensajes informativos y educativos, dijo Chacón, quien fue profesor universitario por cerca de una década, ya que por sus manos pasaron centenares de estudiantes en las universidades Católica Boliviana y la Carrera de Comunicación de la UMSA.

INVESTIGACIÓN

El éxito de una producción radial planificada radica en la profundidad de la investigación. Un documental de radio o en cualquier género comunicacionalmente hablando debe responder a ese imperativo, expresó el ex docente universitario y hoy investigador de la comunicación.

Para esa finalidad es necesario dominar los métodos de investigación y el mismo lenguaje a fin de conocer el alma y los sentimientos de las personas a las cuales van dirigidos los programas radiofónicos. La radio debe crear y recrear la emoción, solamente de esa manera es posible transmitir contenidos educativos. En esa dimensión toma valor la planificación, manifestó. “En cualquier caso, no se puede ser el mejor si no tienes disciplina, estudio, conocimiento y dominio de la lengua”, puntualizó.

Chacón representó su tesis de grado en la Universidad Católica Boliviana en la especialidad de lingüística y semántica. La guionización pudo desarrollarla leyendo y releyendo a Woody Allen, director de la célebre película Manhattan. En lingüística sus referentes fueron Roland Barthes y Roman Jackobson, además de Emile Benveniste y Rodríguez Adrados en Lengua Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario