domingo, enero 10, 2016

Por Cotel TV “Transitando mi ciudad” con educación y seguridad vial

Desde hace unos meses, el programa “Mi ciudad”, a la cabeza de Reynaldo Vargas, que se emite por Cotel TV de lunes a viernes, de 19:00 a 20:00 horas, presenta el sector “Transitando mi ciudad”, dedicado a la educación y seguridad vial.

El segmento se difunde los miércoles, a partir de las 19:30 horas, bajo la conducción de Leonardo Ramos Márquez, quien es accidentólogo vial y perito automotriz con amplia experiencia en materia de tránsito.

“Transitando mi ciudad” es una propuesta novedosa que busca prevenir, concientizar y educar a la ciudadanía. “Se brinda educación a los televidentes sin importar la edad, porque en algún momento todos ellos son usuarios de la vía, ya sea como conductor, pasajero o peatón”, menciona Ramos, quien además es instructor en la División de Capacitación del Organismo Operativo de Tránsito de La Paz.

Los televidentes, al margen de conocer la normativa y legislación de tránsito, tienen también la posibilidad de adentrarse en las normas de circulación tanto de vehículos como de peatones, normas de señalización urbana y rural, psicología vial, medicina, ingeniería y hechos de tránsito, como incidentes, accidentes o siniestros viales y la diferencia entre ellos. “En fin, es un segmento dedicado a la prevención de hechos de tránsito a través de la educación y seguridad vial para disminuir y evitar llanto, dolor y luto en las familias, que aquejan todos los días en las carreteras y calles de nuestro país”, asegura el también docente del Sistema Universitario Policial en el área de Tránsito

Consultado sobre ¿cómo está la educación vial en el país?, Ramos responde: “La educación vial en Bolivia no existe. Pese a que el Reglamento de Tránsito, en su art. 434, indica que la materia de tránsito debe incluirse en la currícula de los niveles primario y secundario, lamentablemente a nadie le interesa la educación vial, a pesar de que cada uno de nosotros somos, en algún momento, conductor, pasajero o peatón. Hoy la carretera, la calle o avenida es el lugar donde menos se aprecia la vida. Mueren 7 personas en un hecho de tránsito y es considerado algo habitual, parte de la vida o, como muchas veces se escucha decir, era su destino, su hora ha debido ser”.

“Lamentablemente en Bolivia mueren 3.8 personas por día (Fuente INE) en hechos de tránsito, lo redondearemos a cuatro y lo multiplicaremos por 365 días que tiene el año, entonces tenemos un resultado escalofriante de 1.460 vidas que se van de este mundo. Es como estar dando la mala noticia de que una avioneta que traslada 15 pasajeros se cae cada semana.

Debemos saber que tres elementos hacen al tránsito: la vía, el vehículo y el usuario (conductor, pasajero y peatón), y la causa para la producción de un hecho de tránsito es siempre uno de estos tres elementos. Los hechos de tránsito son por causalidad, no casualidad. Según el INE y de acuerdo con datos del Observatorio de Seguridad Ciudadana, al conductor (usuario) le recae la responsabilidad en un 85 por ciento, a la vía un 15 por ciento y al vehículo un 5 por ciento”, manifiesta.

Ramos, con más de 28 años de experiencia, enfatiza que “para disminuir los hechos de tránsito que tanto dolor, llanto y luto nos traen, debemos conocer el problema y tener una preparación y experiencia en el campo para poder enfrentarlo”. “Pero donde más debemos atacar es en la educación y preparación técnica de los conductores nuevos y antiguos que deseen obtener su licencia o renovar la misma, porque ellos son protagonistas y muchas veces víctimas de su accionar irresponsable”, reflexiona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario