lunes, abril 04, 2016

Investigación periodística muestra cuentas secretas de 140 personalidades del mundo

La mayor filtración periodística de la historia, dada a conocer ayer y en la que ha participado el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), con sede en Washington, salpica a 140 políticos y funcionarios de todo el planeta, entre ellos 12 antiguos y actuales líderes mundiales.

Entre esos líderes figuran los primeros ministros de Islandia y Pakistán, el presidente ucraniano y el rey de Arabia Saudí.

De acuerdo con el el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que publicó ayer detalles de la extensa investigación en su página web, la filtración incluye 11,5 millones de documentos de casi cuatro décadas del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales y patrimonios, con información de más de 214.000 empresas "offshore" en más de 200 países y territorios.

Se trata de la mayor filtración periodística de la historia, con mucha más información de la que divulgó en su día WikiLeaks a través de la publicación de cables diplomáticos estadounidenses.

La investigación de los documentos se prolongó durante un año, liderada por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el ICIJ, y con la colaboración de periodistas de más de un centenar de medios de comunicación de todo el mundo.

Los documentos de la base de datos de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca revelan la creación de miles de empresas "offshore" y paraísos fiscales para que políticos, celebridades y personajes reconocidos gestionaran su patrimonio.

Nacido en 1977, el Grupo Mossack Fonseca, "con oficinas en cada continente", según su portal web, se especializa en gestión patrimonial, fiscal, estructuras internacionales y derecho comercial.

Ofrece sus servicios en las jurisdicciones de Reino Unido, Malta, Hong Kong, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Anguila Británica, Seychelles, Samoa, Nevada y Wyoming (Estados Unidos) y Panamá.

La firma negó a Efe cualquier vinculación con los delitos que presuntamente han cometido cientos de sus clientes.

Bautizada como "Los papeles de Panamá", la investigación revela cómo socios del presidente ruso, Vladímir Putin, gestionaron en secreto hasta 2.000 millones de dólares a través de bancos y sociedades fantasma.

Otros documentos desvelan movimientos de empresas "offshore" vinculadas a la familia del presidente chino, Xi Jinping; al mandatario de Ucrania, Petró Poroshenko, y al difunto padre del primer ministro británico, David Cameron.

En el caso de Islandia, los documentos muestran los lazos del primer ministro Sigmundur Davíd Gunnlaugsson y su esposa con sociedades anónimas en el extranjero durante la crisis financiera que vivió ese país.

Otros de los señalados son el presidente argentino, Mauricio Macri, que "administró una sociedad no declarada en Bahamas" cuando era alcalde de Buenos Aires.

Entre los españoles que figuran en los documentos están Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos, y el director de cine Pedro Almodóvar.

Además, según el ICIJ, la investigación señala al menos a 33 personas y compañías fichadas por el Gobierno estadounidense por evidencias de haber participado en actividades ilícitas con narcotraficantes mexicanos, organizaciones terroristas como Hizbulá o naciones como Irán y Corea del Norte.

Asimismo, más de 500 bancos y sus subsidiarias, entre ellos HSBC y UBS, han impulsado la creación de empresas en paraísos fiscales y han establecido más de 15.000 compañías de este tipo para sus clientes a través de Mossack Fonseca, de acuerdo con la investigación.

Aluden a Messi y Leoz

El futbolista argentino Lionel Messi y Jorge Horacio Messi, padre del jugador, son relacionados con una supuesta evasión fiscal mediante una empresa fantasma en Panamá, denominada "Mega Star Enterprises", para usarla como pantalla y ocultar sus bienes. Por otra parte los documentos filtrados tras el ataque informático contra el bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, también aluden a los presuntos sobornos pagados al expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Nicolás Leoz (1986-2013), y a otros altos dirigentes de la entidad.

Según las revelaciones, la Conmebol presuntamente recibió un total de 97 millones de dólares por los derechos de retransmisión televisiva de la Copa Libertadores entre los años 2008 y 2018.

El pago fue realizado presuntamente por una empresa que aseguró sus derechos de retransmisión mediática y de mercadotecnia de estos torneos a través del pago anual de sobornos de millones de dólares a Leoz, al exsecretario general de la entidad Eduardo Deluca, y a otros altos dirigentes, durante un periodo de varios años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario