domingo, abril 10, 2016

Primer reclamo EL DIARIO denunció en años 60 uso ilegal de aguas del Silala


Las aguas de los manantiales del Silala nacen en Quetena Chico, sur del país.

El primer antecedente conocido sobre un reclamo público por el uso ilegal de las aguas de los manantiales del Silala por parte de Chile es de la década del 60 y se publicó en EL DIARIO, mencionó el periodista potosino Juan José Toro Montoya, en un artículo publicado en un medio escrito de Cochabamba.

Sin embargo, sostuvo que el reclamo quedó en publicación periodística porque el país atravesaba un momento de convulsión política que luego fue deglutido por el período de las dictaduras militares

El también director de “El Potosí” de la Villa Imperial, hizo mención que ya en los 80, el tema fue nuevamente asumido por El DIARIO a causa de la denuncia de un hombre, Milton Lérida, que por entonces era un líder emergente del sudoeste potosino. Una vez más, afirmó que el reclamo quedó en el papel periódico porque el Gobierno de entonces, (Jaime Paz Zamora), tampoco le dio mucha importancia.

MAYO 1996

“Fue necesario que el Decano de la Prensa Nacional, del que yo era su corresponsal en aquellos años, insistiera con el tema para que por fin en mayo de 1996, en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, se organice una primera caravana hacia la región del Quetena Chico, región donde están situados los bofedales del Silala en la que participó el entonces canciller Antonio Araníbar”, dijo Montoya.

Recordó que, inicialmente, se debió soportar que el tema sea motivo de burla hasta de parte de las autoridades potosinas. “Recordaré siempre que el ahora fallecido prefecto de Potosí, Yerko Kukoc, se burló de EL DIARIO, en una reunión informal en la que yo estaba presente, y hasta hizo el jueguito de palabras de ‘Silala’ y ‘Nolala’”, recordó.

ANULAN CONCESIÓN DE AGUAS

Toro Montoya dijo también: “Pero, burlas aparte, el resultado de la presión mediática fue que el tema se hizo temporalmente nacional y otro prefecto de Potosí del MNR, Omar Manzano, dio el paso legal que hacía falta: anuló la concesión que se otorgó en 1908 autorizando el uso de las aguas para el funcionamiento del ferrocarril”.

El periodista que también desempeñó tareas como corresponsal del Decano de la Prensa en la Villa Imperial, manifestó en sus apuntes que esos datos no fueron mencionados en las argumentaciones que serían la base para la demanda que Bolivia presentaría a la Corte Internacional de Justicia por el uso ilegal de las aguas del Silala.

“Y la verdad es que este tema no es nada complicado. Las aguas son subterráneas, surgen de bofedales que están enteramente en territorio boliviano y, por gravedad, se dirigen hacia Chile”, puntualizó.

CANALES ARTIFICIALES

A juicio del comunicador y periodista, si Bolivia quiere, puede desviar su curso, acotando que un primer agravante para Chile es que, sin autorización alguna, construyó un canal artificial que lleva las aguas hasta plantas que las venden a poblaciones y empresas del norte de ese país. “Es, literalmente, un robo, un robo agravado por el hecho de que el bien robado es revendido a buen precio”, enfatizó.

Respecto a la empresa que se adjudicó la concesión en 1908, dijo que fue la Antofagasta (Chili) & Bolivian Railway Company que en la década del 80 pasó a manos de Antofagasta Plc, una empresa del poderoso grupo Luksic que pertenece, irónicamente, a los descendientes chilenos de Eduardo Abaroa. Añadió que esa era la empresa que negociaba las aguas del Silala cuando se anuló la concesión, convirtiendo su uso en un robo que se extiende hasta nuestros días.

También aseveró que pese a la importancia del tema, este volvió a las carpetas y el país se olvidó de ese latrocinio. En Potosí lo mantuvieron vigente su comité cívico y el diario El Potosí el cual dirige.

“Por eso, que el Gobierno haya reflotado el tema por uno y otro motivo es irrelevante. Lo que realmente nos importa a los potosinos es que las aguas del Silala están otra vez presentes en la agenda nacional. Ojalá que esta vez se haga justicia, que se interrumpa de una vez el robo diario de esos recursos hídricos y se le pague a Bolivia lo que se le debe por su uso y comercialización ilegal”, finalizó.

ANUNCIO DE CHOQUEHUANCA

El canciller David Choquehuanca dijo el jueves pasado que la elaboración de la demanda contra Chile por el uso “ilegal” de las aguas del manantial Silala ante tribunales internacionales puede demorar el mismo tiempo que se empleó para preparar la demanda marítima, es decir, dos años.

“Así como el Presidente anunció primero para recuperar el mar, para que los bolivianos podamos retornar al mar con soberanía primero formó Diremar y este contrata expertos bolivianos, historiadores, se forman equipos multidisciplinarios, vienen expertos de afuera y demoramos esta preparación más o menos dos años. No es rápido, lo mismo ahora, el Presidente anunció una demanda contra el país vecino el 23 de marzo y le dio tarea a Diremar para que pueda llevar adelante estudioso jurídicos para ver alternativas por dónde vamos a caminar”, dijo.

Choquehuanca manifestó que ese trabajo, de preparación de la demanda, ya comenzó, es así que el presidente Evo Morales sostuvo reuniones con organizaciones sociales, diplomáticos y recientemente con representantes de Potosí, región donde nacen las aguas del Silala, entre otras entidades.

Hay una permanente comunicación, se está trabajando para formar este equipo multidisciplinario”, mencionó. El diplomático boliviano indicó que paralelamente de las reuniones que lleva adelante el Jefe de Estado, se reciben llamadas de gente interesada en aportar al sustento de la futura demanda por el Silala, entre quienes se cuentan ciudadanos, universitarios y expertos internacionales.“

No hay comentarios:

Publicar un comentario