sábado, mayo 21, 2016

La ANP expresa apoyo solidario a medios atacados por Quintana

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) expresó un firme respaldo a la Agencia de Noticias Fides (ANF), los diarios El Deber y Página Siete y la Red Erbol, y los periodistas que fueron blanco de los ataques verbales del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; reiteró, además, su inquebrantable compromiso con la defensa de las libertades constitucionales de expresión, de prensa y de opinión.

La organización que agrupa a los medios impresos, agencias de noticias y publicaciones especializadas hizo pública su preocupación por los argumentos empleados por Quintana contra los medios privados independientes y exige respeto al trabajo periodístico protegido por convenciones internacionales y la Carta Magna.

Atribuir la organización de medios con fines de desestabilización a destacados y reconocidos periodistas es un argumento que cae por su fragilidad frente al prestigio ganado por meritorios y reconocidos comunicadores, afirma la ANP.

La búsqueda de la verdad y el respeto a los principios éticos practicados por la Agencia de Noticias Fides (ANF), el diario El Deber y Página Siete, merecen nuestro reconocimiento, afirma una nota de prensa difundida por la asociación de medios escritos. Rechazó el sensacionalismo empleado para descalificar al director de ANF, el sacerdote jesuita Sergio Montes.

Lamentamos que se haga mención frecuente a los periodistas Amalia Pando, Raúl Peñaranda y Andrés Gómez, como parte de una campaña de desprestigio, anota.

En el caso de Carlos Valverde Bravo pide que continúe el proceso por la vía del Tribunal de imprenta, tal como resolvió un juez en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

El pasado 11 de mayo, la ANP publicó un comunicado en defensa de los derechos del ciudadano a ser informado y en el documento demandó el respeto al artículo 21 de la Constitución que reconoce a las bolivianas y bolivianos el derecho “a acceder a la información, interpretarla, analizarla y comunicarla libremente, de manera individual y colectiva”.

“Esa facultad de todo ciudadano, vinculada al parágrafo tercero del artículo 106 de la Carta Magna que ‘garantiza a las trabajadoras y los trabajadores de la prensa, la libertad de expresión, el derecho a la comunicación y a la información’, ha permitido la práctica de un ejercicio democrático cotidiano. Obrar en contra, significaría suprimir derechos”, publicó la organización.

Los diarios y la agencia citados por Quintana cumplen su tarea bajo los principios constitucionales de “veracidad y responsabilidad”, ajustados a los códigos de ética y la Ley de Imprenta, tal cual expresa el parágrafo segundo del artículo 107 de la Carta Magna. Pero más allá de la normativa, el mayor juez de periodistas y medios de información es el gran jurado ciudadano que ofrece su veredicto al otorgar o retirar su voto de credibilidad al trabajo cotidiano de informar, señala el pronunciamiento de la ANP.

Los diarios asociados también observaron un procedimiento arbitrario en el proceso abierto por el titular de la Presidencia contra el periodista Wilson García Mérida, refugiado en Brasil, por presuntos actos de sedición, y reclamaron el cese de la persecución judicial del comunicador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario