jueves, junio 02, 2016

Un premio que renueva la fe en el periodismo




Fue una decisión largamente meditada. Santiago Espinoza estuvo a punto de abandonar el periodismo, pero recuperó la fe en este oficio por algunas razones de peso. Una de ellas fue haber ganado el III Premio de Crónica Pedro Rivero Mercado, impulsado por la Fundación Cultural Pedro y Rosa, con su texto titulado Werner Herzog estuvo aquí.
Espinoza recibió el premio anoche en una ceremonia llevada a cabo en el salón Gabriel René Moreno de la FIL 2016. Allí reafirmó que ahora quiere recuperar su condición de periodista cultural.

El galardonado recordó que en 2009 había decidido abandonar el periodismo. En la práctica se ganó la vida haciendo otras cosas, pero siguió (y sigue) trabajando en el suplemento cultural La Ramona, del periódico Opinión.

Un hecho lo marcó: leer un texto de la periodista argentina Leila Guerriero (que estuvo presente en el acto) en el que asegura que el periodismo cultural no existe. “Ganar un premio de crónica periodística haciendo un tipo de periodismo que no existe es algo que definitivamente me llena de orgullo y desconcierto”, expresó Espinoza, que durante su discurso se disculpó de Alba Balderrama, su compañera, la persona a la que le prometió “que iba a dejar el periodismo, o al menos el periódico”. “He vuelto a renovar mi fe en este oficio”, finalizó y fue aplaudido.

El periodista cochabambino recibió su cheque de Bs 30.000, al que se añade un viaje a Medellín para participar del Festival Gabriel García Márquez, organizado por la FNPI

Mención
Jhonnatan Tórrez, que obtuvo la mención de honor por parte del jurado (Gabriela Wiener, Jaime Abello y Fernando Barrientos), se introdujo en el mundo que habita en los canales de drenaje para contar la historia del boxeador Miguel Medina en Pasta de campeón.
Tórrez recordó al público que es asmático, condición que al momento de encarar la crónica lo llevó a una sensación en el pecho de muerte inminente. “Hace unos días regresé al canal para decirle a Miguel que su historia se iba a publicar. Cumplí. Y esa sensación volvió. La crónica fue una búsqueda para saber por qué me apretaba el pecho. Voy a tener que seguir buscando”, expresó Tórrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada