lunes, julio 18, 2016

Carlos Rocabado, 18 años en la televisión

Lleva 18 años en la televisión, tiempo suficiente para que el presentador del “Bailando por un sueño”, se haga querer por grandes y pequeños. Sin duda, el mayor premio que Carlos Rocabado se ha sabido ganar muy bien, el puesto en la televisión, ya que las cámaras lo han aprendido a querer.

Es dueño de un carácter agradable, amante de su trabajo y humilde ya que la fama no le ha hecho subir los humos. Y eso lo saben muy bien sus seguidores, él cuenta que lo más lindo que puede recibir es el cariño de sus fanáticos quienes en la calle se le acercan para felicitarlo y saludarlo.

Ama estar con los suyos. Rocabado afirma que el poco tiempo libre que tiene se lo dedica a su familia, ya que adora jugar con su pequeño hijo, Santino. “Todo el día estoy en el canal, así que cuando llegó a mi casa juego con mi hijo. Ahora que nacerá mi hija Martina no sé cómo me vaya a cambiar la vida, solo estamos esperando que ella nazca”, dijo. También comenta que su esposa no es para nada celosa y sabe que cuando alguna participante o invitada del programa se le acerca es solo para el show. “Cuando me bailan en el set ella no se molesta, sabe que todo es para la televisión, es mi trabajo y se ríe”, manifestó Rocabado.

Los niños son sus favoritos. El presentador se hizo conocer muy joven con programas infantiles de los cuales tiene muy buenos recuerdos, ya que afirma que los niños son su público favorito. “Ellos son mi público más honesto, pero en el horario que estoy igual me siguen y por eso estoy muy contento”, contó.

Para conocerlo. Manifiesta que si no haya estado en el mundo de la televisión, hubiera sido artista, porque ama la música, si se trata de programas de chisme afirma que se pone aburrido, pero que nunca le van a encontrar nada ya que lleva un vida sana y tranquila. No duda en decir que aprecia lo que hace ya que sabe que con sus ocurrencias saca alguna sonrisa de sus televidentes. “Sé que con lo que hago logro animar a las personas que están pasando un mal rato o tuvieron un mal día”, finalizó el caballero.

'No tengo días libres, solo momentos que comparto con mi esposa e hijos. Gracias a Dios tengo mucho trabajo'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada