miércoles, julio 06, 2016

Los retos en la televisión, una fórmula infalible

Los retos se han puesto de moda en la televisión boliviana. Cada tanto aparecen en la pantalla duelos de canto entre conductores, competencia de baile de los presentadores o todo un equipo midiendo su destreza física contra otra unidad.

Al parecer, la fórmula les ha funcionado, pero ¿por qué? Carla Martínez, de Bigote (Red Uno), dice que los desafíos en su programa son una evaluación de los juegos didácticos que realizaban hace tiempo. “Nacen con el fin potenciar la imagen de nuestras figuras, permitiéndoles volver a ser niños y no tener miedo”. Y es que hace algunos días los ‘bigotones’ se enfrentaron contra el departamento de prensa de la red naranja y hoy rivalizarán frente a Bonny Lovy y sus amigos (ex-Unitoons).

Laboratorio
Dica Rodríguez, jefe de producción de PAT, sostiene que los ‘choques’ nacen de manera espontánea tanto desde los mismos conductores o por sugerencia de los productores de los espacios. “En el caso de Esto es guerra, se ve la rivalidad entre los guerreros para definir los retos. Y en los otros programas, como El camión de tus sueños, donde Yessica Mouton y Jossy Domínguez se midieron porque una es exguerrera y la otra, una excompetidora de un reality show similar. Y, por su parte, Hola País de La Paz y Hola País de Santa Cruz fue iniciativa de Enhorabuena porque todas las mañanas se realiza el contacto entre programas y se fue generando naturalmente”.
En Unitel se aprovechó el escenario de La fábrica de estrellas para enfrentar a Grisel Quiroga y a Chichi Kim (La Batidora) contra Ronico Cuéllar y Eloisa Gutiérrez (Calle 7). Y las anfitrionas del certamen, Anabel Angus y Lisbeth Aranda, ya tuvieron su oportunidad de mostrar sus dotes para el baile. La próxima en hacerlo será Angélica Mérida.
Los factores que se evalúan para definir la realización de un reto son varios, según Martínez, entre ellos el que los protagonistas quieran hacerlo, el nivel de impacto que pueda generar y hacerlo con el máximo respeto posible, y en un ambiente de amistad.
Y, a decir de Rodríguez, se trata de un recurso apetecido por la audiencia. “El público los pide, los disfruta y nosotros trabajamos para la gente. Hacemos entretenimiento a diario y escuchamos a la gente, que ahora tiene diversas formas de hacernos saber sus deseos”.

Crítico
Max Torres, experto en medios y autor del libro Historia de la televisión en Bolivia, tiene una visión distinta. “Los formatos internacionales de los reality shows se han vuelto repetitivos y aburridos. A los televidentes les interesan sus personajes, que los han visto en roles cotidianos pero con los desafíos, los chismes de sus amoríos y retos han reactivado estos espacios como ganchos temáticos que despiertan el interés masivo”.
Torres considera que hubo desafíos más llamativos que otros y que esto depende de la habilidad, la preparación y, sobre todo, de la creatividad de los productores y que los conductores televisivos. El desafío que destaca fue el de Marquina (Justin Bieber) y Gabriela Zegarra (Selena Gómez) en Juga2 (Red Uno) “fue el más divertido porque a ambos personajes les brota en la piel el buen humor y la alegría”.
El estudioso también cuestiona que presentadores de noticias pierdan la seriedad en la pantalla y muestren una faceta distinta, porque “cumplen roles definidos y no se pueden arriesgar la seriedad y la credibilidad de telenoticiosos entrando al juego de programas de entretenimiento”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada