sábado, julio 02, 2016

Trabajadores de la Prensa de La Paz Si no se difundió entrevista no corresponde acusación a CNN

La acusación que realizó el Gobierno contra el periodista Fernando del Rincón, de la cadena internacional Cable News Network (CNN por sus siglas en inglés), por presunto trata y tráfico de personas no corresponde, porque no se difundió la entrevista afirmó a EL DIARIO el representante de los trabajadores de la prensa en La Paz, Edgardo Vásquez.

Además, si el hecho mereciera algún tratamiento, toda información difundida por un periodista mediante algún medio de comunicación, y que se crea que daña la dignidad de alguien, debe ser tratado ante un Tribunal de Imprenta, como lo señalan las normas jurídicas en el país, y no ante la justicia ordinaria.

Sin embargo, si la información no fue difundida por ningún medio entonces no corresponde realizar acusación alguna.

“Cualquier denuncia a cualquier periodista tiene que ser vía un Tribunal de Imprenta, no puede ser mediante otra instancia (…) Solo se puede citar a un periodista si acaso se publica o difunde un escrito, sino, entonces no”, puntualizó Vásquez.

Otro aspecto que destacó el representante de los trabajadores de la prensa en La Paz es que si el supuesto delito se cometió en el país, entonces debe ser tratado en el país, mediante un Tribunal de Imprenta y no por la vía ordinaria.

ACUSACIÓN

El jueves, el presidente Evo Morales acusó a la cadena televisiva estadounidense CNN de conspirar contra el Gobierno boliviano y cometer cuatro presuntos delitos en Bolivia al entrevistar a un niño.

Según el mandatario fueron vulnerados los artículos 23, 131, 132 y 171 del Código Penal, referidos a la apología pública de un delito, asociación delictuosa, encubrimiento y complicidad.

RESPUESTA DE CNN

En la noche del jueves último, CNN respondió al presidente Morales indicando que no se transmitió información alguna sobre el supuesto hijo con su expareja, Gabriela Zapata, porque no se encontró evidencia física, como una prueba de ADN, para confirmar o desechar su existencia.

“En efecto, viajé a Bolivia para hacer mi labor investigativa y de la misma forma me reuní con un sin número de personas en búsqueda de la verdad. Como periodista, tengo la obligación de cubrir las noticias y mantener informado al público”, señaló Del Rincón y aclaró que toda la actividad de CNN fue estrictamente en el marco de una investigación periodística.

“A mi regreso (de Bolivia) y después de un análisis a fondo, determinamos que no habían los elementos suficientes para sustentar los señalamientos obtenidos ni tampoco evidencia física, como ser ADN, para descartar o confirmar la existencia de un presunto hijo del presidente Evo Morales, por lo que en un acto responsable, ético, vertical y profesional, totalmente contrario a una conspiración, la decisión profesional fue no transmitir los elementos de la misma”, afirmó el periodista Del Rincón.

TRATO DISTINTO

Hace casi un año, en septiembre de 2015, la revista brasileña más influyente en ese país, “Veja”, publicó un amplio reportaje titulado “Narcos” en el que vinculó en un supuesto tráfico de drogas al piloto del presidente Evo Morales, general Walter Álvarez Agramonte y a Raúl García, (fallecido en 2001), padre del vicepresidente Álvaro García Linera, además de la propia autoridad junto a jefes policiales.

En ese entonces, las autoridades del Gobierno boliviano no realizaron acusación legal alguna en contra del medio o del periodista Leonardo Coutinho.

Al respecto, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, aseguró que la cadena televisiva Univisión de Estados Unidos y la revista “Veja” se pusieron en campaña contra el Gobierno boliviano. Por su lado, los opositores exigieron que se inicie una investigación seria al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario