domingo, septiembre 25, 2016

“Los periodistas creativos sobrevivirán”

Olga Lucía Lozano da un valor importante a la creatividad. Sostiene que en internet ese elemento es un "valor agregado bastante fuerte”. Considera, además, que los trabajos y proyectos periodísticos deben conectar emocionalmente con el perceptor.

Esta periodista, que fue fundadora y editora creativa de lasillavacia.com, llegó a La Paz a principios de este mes y dictó el taller "Periodismo 2.0: Nuevos formatos narrativos y estrategias de circulación”.

Olga empezó trabajando en los medios tradicionales. Su paso por el Espectador lo evoca con destacado recuerdo, debido a que le tocó desempeñarse después de que ese medio sufriera un atentado. "Me tocó una época muy complicada, el post asesinato del director por la mafia y después del atentado que había volado el periódico completo”.

Trabajó en El Tiempo y luego en una revista. Su cercanía con las posibilidades infinitas que brinda internet la vivió a principios de la década del 2000, cuando se unió a un equipo que estaba montando en su país el primer medio nativo digital colombiano.

Cuando terminó esa iniciativa, se quedó "enganchada” con este mundo. Entonces, decidió crear un emprendimiento junto a tres amigos, que se denominó telenovelas.com. En este sitio se hacía una parodia de la estética porno. El nombre aludía a las telenovelas, bajo la idea de que muchas personas ven con asiduidad esos productos comunicacionales.

El proyecto fracasó debido a que aparte de llevarlo adelante, los impulsores debían trabajar en otras labores. La iniciativa duró poco, pero le enseñó mucho a Lozano, quien se quedó sintonizada a las posibilidades de la red de redes y trabajó con emprendimientos artísticos y culturales, entre otros.

Lozano comenta algo que constató durante su paso por el Espectador, cuando efectuó un trabajo de etnografía. "Me sentaba en los buses y escuchaba todo lo que la gente hablaba y de eso salían las historias e ideas, pero también oía todo lo que la gente hablaba de los medios”. Entonces, recuerda, oía expresiones como "ah, los periodistas hacen mal, y estos medios…”.

Hoy –dice- algo similar ocurre cuando los ciudadanos lanzan sus críticas a través de internet, espacio que amplificó aquello que los lectores decían en sus charlas cotidianas. "Internet les permitió decir todo, con argumentos. Yo creo que hay muchas críticas injustificadas, pero se percibe una sensación de que el periodismo no cumplió con lo que les prometió. Internet ha abierto un camino en el que ‘si no me gustas, no te leo’”.

Olga sostiene que la gente, a través de la red de redes, "ha demostrado que los medios no son indispensables. Es como si dijeran: ‘yo tengo mucha información sin pasar por ti’”. La periodista colombiana agrega: "Yo sí creo que el periodismo fue clave en momentos históricos del mundo, que cumplió un papel social, pero fuimos durante mucho tiempo muy arrogantes para entender lo lejos que estábamos del mundo”.

Por ello considera que las notas periodísticas y proyectos deben conectar emocionalmente con el lector. "Esto es una cosa de entender cómo el otro funciona emocionalmente, de entender cómo armaría su ruta (…). Tiene una sustentación a partir de la mirada al mundo de la teoría de los afectos, que es mucho más profunda, que es mucho más grande, pero lo que intentas es crear un mundo donde realmente los periodistas y los usuarios puedan compartir cosas para crear experiencias de información, que realmente toquen emocionalmente al otro y lo lleven a una mejor posibilidad de construir mejores sociedades”, dice.

¿El lector es un traidor? Es una pregunta de rigor que se le plantea. "No sé exactamente si el lector es un traidor. Yo sí creo que la gente lee, lo que les llega y les funciona y que, además, se identifica sus maneras de leer. Y creo que lee contenidos periodísticos que realmente le tocan emocionalmente y donde ellos tienen una participación, es decir de que aquello podría ser parte de su historia”.

Esta periodista considera que las grandes ideas se las puede concretar de manera sencilla, con socios que busquen el mismo objetivo que uno tiene. Agrega que en internet la creatividad sigue siendo "un valor agregado bastante fuerte” y considera que "el mercado se va a definir por eso”.

Lozano creó "En Modo P”, un proyecto que "recopila las voces más diversas y anónimas para narrar en conjunto la historia de los posacuerdos de paz en Colombia”. Se lanza esta semana.

Olga finaliza con el siguiente vaticinio: "Los creativos van a sobrevivir, y los copiadores y pues van a quedar algunos, pero los otros van a ir muriendo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario