martes, septiembre 13, 2016

Trabajadores de la red Uno, 34 días de paro e incertidumbre

Los trabajadores del Sindicato de Trabajadores de Red Uno de Bolivia "Alianza Uno” de Santa Cruz cumplieron ayer 34 días de paro indefinido y denunciaron que hasta el momento el dueño de la empresa de comunicación, Ivo Kuljis, no atendió sus demandas y que por el contrario les inició un proceso judicial por la vía ordinaria.

"Lamentamos que se intente desconocer lo que ya está plasmado en la ley, en la Constitución Política del Estado; el laudo arbitral es la prueba de que nosotros como sindicato hemos agotado las instancias para que se pueda dar solución a nuestras 13 demandas, que son básicas”, dijo el secretario general de ese sindicato, José Luis Patuy.

Ayer, un grupo trabajadores de este canal de televisión, con su ropa de trabajo, recorrió las calles de la ciudad de Santa Cruz con sus envases de lata para recolectar dinero y así mantener su causa, debido a que desde el 9 de septiembre la empresa dejó de pagarles el sueldo. "Nos han quitado el sueldo pero no el valor, vamos a continuar firmes en esta lucha”, aseguró Patuy.

Hace 18 meses un tribunal arbitral falló en favor de este sindicato y conminó a Kuljis a cumplir en dos días las 13 demandas de los trabajadores. Sin embargo, el empresario no cumplió dicha orden y por el contrario inició una demanda en la vía ordinaria. El argumento de Kuljis es que el fallo del tribunal llevaría a la quiebra a su empresa, por lo que es imposible acceder al pedido.

En el pliego petitorio, los 23 trabajadores -que mantienen un paro indefinido- exigen estabilidad laboral, el cumplimiento de los derechos adquiridos, vacaciones anuales, cumplimiento del horario de trabajo, pago de horas extras y extraordinarias con retroactividad, incremento salarial, apoyo institucional, refrigerio y almuerzo, seguridad industrial, y rechazo al acoso laboral.

Los trabajadores solicitaron atención a sus 13 demandas el año pasado, pero como no tenían un sindicato conformado su pliego no fue atendido. Acudieron al Ministerio de Trabajo y paralelamente realizaron los trámites pertinentes para obtener la personería jurídica.

Finalmente, el 25 de febrero lograron obtener la legalidad como sindicato y el laudo arbitral salió en junio de este año. "A pesar de que el Ministerio de Trabajo notificaba a la empresa, ellos nunca se presentaron con sus abogados”, dijo Patuy.

El ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Santa Cruz, Peter Roca, lamentó la posición de Kuljis y afirmó que Alianza Uno tiene todo el respaldo de dicha entidad. "Tienen todo nuestro respaldo”, agregó

Ante la denuncia de Kuljis, el sindicato presentó una acción de indemnización y esperan que el empresario cumpla con el fallo. Asimismo, los próximos días se realizará un ampliado en la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, en el que analizarán la situación de Alianza Uno. "Exigimos las garantías necesarias para que cumplan nuestros derechos”, dijo Patuy.


FTPLP intenta la reincorporación en La Paz

El ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz (FTPLP), Edgardo Vásquez, informó que al menos tres de los 11 trabajadores del matutino paceño La Razón -que fueron despedidos la semana pasada- realizan trámites para volver a este medio de comunicación.

El resto de los empleados no quiere volver a esa fuente laboral porque afirman que se vulneraron sus derechos.

"Estamos haciendo la representación de tres compañeros que van a ser reincorporados a su fuente de labor por disposición del Ministerio de Trabajo; estamos en trámites para que se emita la citación respectiva para una primera audiencia en la que tiene que definirse la justificación de los retiros; en caso contrario, se tiene que proceder con la restitución mediante una resolución ministerial”, afirmó el ejecutivo de la FTPLP.

La semana pasada, al menos 11 trabajadores del periódico La Razón fueron despedidos presuntamente sin justificación alguna, debido a un ajuste económico de la empresa.

Según los dirigentes de la federación, los trabajadores de este medio de comunicación manifestaron su preocupación, debido a que se anunciaron otros tres despidos, con lo que serían 14 trabajadores que quedarán cesantes.

No obstante, esa "masacre blanca”, como la denominaron varios periodistas, se dio sin una "justificación convincente”, lo que llevó a la FTPLP a realizar un plantón en puertas de la agencia de La Razón, en la calle Loayza, el 6 de septiembre.

Según el dirigente de la FTPLP, por el momento sólo intercederán por tres trabajadores despedidos, porque hay un grupo de indecisos y otro que no quiere regresar debido a los constantes maltratos de dicha empresa.

"Han dicho que no quieren volver porque están asqueados del maltrato, prefieren irse”, afirmó Vásquez.

Ayer, los abogados de la FTPLP realizaron la citación en coordinación con el Ministerio de Trabajo a la primera audiencia con la empresa, por lo que aún no se sabe si estos tres empleados retornarán con todos sus beneficios.

Ese medio de comunicación no es el único que sufrió un despido de trabajadores; una situación similar se vivió en La Paz, con los periodistas de radio ERBOL y radio Fides, aunque los trabajadores no denunciaron el hecho.

En el caso de ERBOL, el director de la radio, Augusto Peña, descartó que la salida de los trabajadores tenga alguna relación con la asfixia económica del Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario