domingo, noviembre 20, 2016

Comunicadores indígenas instalaron Cumbre Paralela

Diversas entidades indígenas de América Latina criticaron al Gobierno boliviano por haber convertido una Cumbre de comunicadores originaria en un evento gubernamental, promoviendo un “caos metodológico” y realzando “una particular visión oficialista”. El afamado radialista cubano José Ignacio López Vigil dijo que la cumbre “se rompió” debido a la intromisión del Gobierno en el encuentro, realizado en Tiquipaya.

Entre las instituciones firmantes del comunicado crítico están la Onic y el Cric de Colombia, la Consie y el Ecuarunari de Ecuador, la Redcip de Perú entre diversas entidades de Argentina, Guatemala, México y otras naciones, además de personalidades como el propio López Vigil.

Los firmantes agregaron que, ante la negativa de las autoridades bolivianas que organizaron la Cumbre, decenas de participantes realizaron una reunión paralela.

TRABAJADORES CAMPESINOS

El Secretario Ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Feliciano Vegamonte, defendió el derecho del Gobierno de un “presidente indígena” a liderar la cumbre.

El pronunciamiento de los comunicadores señaló que “(se ha) evidenciado hasta ahora que la denominada Tersera Cumbre Continental de Comunicación Indígena del Abya Yala no cumple con el alcance y carácter originario continental, de que es de los procesos y pueblos y no de un país en particular o gobiernos estatales, y que la comisión organizadora de Bolivia no es autónoma”, señala el comunicado público.

Unos 1.000 delegados de pueblos originarios del continente participaron en 40 mesas en Tiquipaya hasta este sábado, cuando concluyó el encuentro.

El texto añade que “la institucionalidad estatal prácticamente ha despojado a los pueblos de la conducción de la Cumbre, lo que ha provocado un caos metodológico, con serias debilidades organizativas y con una agenda restringida, controlada y con un énfasis en publicitar una particular visión (…) oficialista del contexto”.

COMUNICADO

El comunicado denuncia también “que en la denominada III Cumbre Continental de Comunicación del Abya Yala se evidencia la ausencia de comunicadores y procesos de comunicación autónomos e independientes”.

Los firmantes lamentan las acusaciones de que fueron objeto “quienes trataron de impulsar la Cumbre con el sentido y metodología acorde a los principios y sentires de los pueblos y procesos”.

Ante ello, resolvieron que, “teniendo en cuenta lo anterior decidimos abrir un espacio propio en el que, en medio de limitaciones logísticas y de tiempo, hemos podido conversar pueblos y procesos de comunicación en un clima de hermandad, en el cual hemos leído la situación de Abya Yala a través de diversas experiencias de comunicación y lucha”.

LÓPEZ VIGIL

Ante el caso generado y la intencón del Gobierno de Bolivia de manipular la reunión, el afamado comunicador cubano López Vigil, que trabaja en Ecuador al frente de la entidad Radialistas Apasionados, directamente señaló que “se rompió la Cumbre”.

El comunicador calificó como “gravísimo” el hecho de que el Gobierno y el Ministerio de Comunicación buscaran copar los debates de la Cumbre e impedir el flujo demócratico de las ideas de los comunicadores indígenas.

El comunicador popular sostuvo que este tipo de cumbres son autoconvocadas y realizadas por los pueblos indígenas originarios. “No es posible que el Ministerio de Comunicación y el Gobierno copen los discursos y las temáticas, al punto de invisibilizar al resto de las organizaciones internacionales invitadas”, dijo a Los Tiempos.

“Desde la agenda, se observa la foto del presidente Evo Morales y éste no es un espacio del Gobierno boliviano, es un espacio de la sociedad civil indígena”, agregó.

OFICIALISMO

El Secretario Ejecutivo de la CSUTCB, Vegamonte, destacó los “avances alcanzados” en las diferentes mesas de trabajo en la cumbre Abya Yala, y rechazó que el encuentro paralelo, afirmando que hubiese fracasado.

A los cuestionamientos de hegemonía gubernamental de la cumbre, Vegamonte respondió que Bolivia era el anfitrión del encuentro y le correspondía todo el derecho de participar en los debates.

Argumentó a Los Tiempos que el presidente Evo Morales es indígena y que además estaba al mando de las organizaciones originario campesinas. Esta doble cualidad le otorga a Morales todo el derecho de liderar la cumbre, añadió Feliciano Vegamonte (ANF).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada