jueves, diciembre 15, 2016

Documental sobre medios genera distintas reacciones



El documental El cártel de la mentira, que fue presentado anoche simultáneamente en el Banco Central y salas de cine de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, generó distintas reacciones entre fuentes afines al Gobierno y los aludidos.

El acto central no contó con la presencia del director de la producción, el periodista Andrés Salari. El exministro Hugo Moldiz dijo que viajó por temas personales, mientras que otras fuentes señalaron que se fue de vacaciones. De hecho, en la testera estaba su nombre, como el del vicepresidente Álvaro García Linera y del ministro Juan Ramón Quintana, que sí estuvieron, pero se quedaron en las butacas y luego salieron rápidamente.

Sergio Montes, director de ANF, señaló en PAT que “lo que se intentó fue mostrar una versión de una confabulación mediática política. No tenemos ningún miedo a la verdad, y creemos que lo que se hizo correspondió a cómo se dieron los hechos. ANF reflejó en la gran mayoría de sus notas a funcionarios públicos, y la información salió de las fuentes, no de nosotros”.

El periodista Raúl Peñaranda dijo a EL DEBER que “es un hito en el acoso al periodismo boliviano; no hubo momentos de tanta adversidad en 34 años de democracia, que se movilice al Estado para ensañarse contra un grupo pequeño de medios, es una falta grave”.

Moldiz señaló que “este video justifica la necesidad de una nueva reelección de Evo Morales. No solo se violentó el principio ético que debía acompañar al papel de los medios, también el de la política. Hubo un resultado fundamentado sobre una mentira, y el documental es una reivindicación histórica”.

El criterio no es unánime entre los representantes del Gobierno con relación al denominado El cártel de la mentira. Por la mañana, el vicepresidente Álvaro García Linera, afirmó en el programa de radio Fama, Poder y Ganas que EL DEBER no está dentro de ese grupo de medios porque “tiene agenda propia, aunque de rato en rato es tentado por el núcleo articulado de mentirosos y a veces se dejan llevar por las noticias y tienen posición más ecuánime”.

La noche anterior, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, afirmó que el Diario Mayor, aunque es mencionado en el documental, “no es parte de una acción coordinada. Creo que tuvo en su momento una posición que coincidió (con los otros medios), pero tiene algo valioso: ha reconocido y tuvo la hidalguía de rectificar sus titulares”, señaló

Gremios de la Prensa advierten intimidación
La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) y las ocho asociaciones departamentales afiliadas, denuncian a la opinión pública nacional e internacional la intención gubernamental de acallar la voz de periodistas y medios de comunicación independientes y de incitar a la violencia en contra de los comunicadores.

“Responsabilizamos al Gobierno por cualquier tipo de violencia que afecte la integridad física de nuestros colegas y sus familias”, señala el comunicado difundido después de la difusión del documental titulado El cártel de la mentira.

Las asociaciones subrayan que la exhibición masiva en todo el país del citado documental “es una incitación a la violencia, maltrato y desprestigio a los periodistas” mencionados en el audiovisual.

Ayer por la noche, la Policía retiró a Ruddy Guarachi de instalaciones del Banco Central de Bolivia, donde se exhibió el documental. Guarachi se presentó como periodista de Pagina Siete digital. Rodolfo Huallpa, editor del medio, ratificó que el comunicador trabaja en el diario, pero no portaba credencial. /ANF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada