domingo, febrero 05, 2017

Carlos Enrique Rivera

Carlos Enrique Rivera (CE) lleva sobre su espalda 30 años de continuo trabajo en el periodismo deportivo. En todo este tiempo demostró que con entrega y dedicación se puede ejercer la labor periodística desde abajo. “Empecé como tira cables con los hermanos Sandi”, recuerda el experimentado relator, de voz clara y potente, quien pasó por grandes estaciones radiales y televisivas.

Hoy, desde su cabina, su cuartel de trabajo, el director del programa La Red Deportiva, que se emite por ATB Radio, nos relata la travesía de estas tres décadas de incesante trabajo.

LG: SEGÚN NUESTRO REGISTRO, ¿EMPEZASTE EN 1987 EN EL PROGRAMA MINUTO CERO?

CE: Sí, cierto, empecé como tira cables con los hermanos Sandi, ayudaba a Antonio Pereira, quien era el reportero que hacía las notas en los vestuarios y yo iba por su detrás con los cables.

LG: ¿RECUERDAS LA FECHA EXACTA?

CE: No, pero era a principios del 87, porque comenzaba el campeonato y Rubén Sandi me animó para que pueda hacer las funciones de tira cables y después me subió a locutor comercial, pero al mismo tiempo yo era disc jockey y entonces en una de esas noches me encuentro con Toto Arévalo, quien era director de Radio Color FM y me dice si puedo hacerme cargo de un programa folclórico, pero como que no enganchaba con lo mío (sonríe), le digo que no, entonces me propone hacer la locución comercial, así es que paso a Deporte Total.

LG: ¿ES FÁCIL ESTAR INMERSO EN EL PERIODISMO DEPORTIVO?

CE: No, tienes que luchar con el corazón, porque yo siempre digo: Los periodistas deportivos tenemos la pasión de fútbol, primero que uno tiene que lidiar con su corazón y eso es complicado. Uno tiene que adquirir la madurez necesaria para lograr ese equilibrio entre la profesión y el corazón y siempre tiene que mandar lo profesional, pero cuando uno comienza y dice: “Voy a ser periodista deportivo”, es porque te gusta el fútbol y porque eres hincha de algún equipo, así que si algún periodista me dice que no es de algún equipo, le digo que está mintiendo porque no es así.

LG: ¿HAY OBJETIVIDAD EN ESTA PROFESIÓN?

CE: Yo he aprendido algo en la universidad, de un catedrático que ya no está con nosotros, Víctor Hugo Sandóval, él me decía que aquella persona que se dice ser objetiva, nunca es objetiva porque aun en el tono de la voz, en una mirada o gesto, uno trata siempre de influir en su público y creo que es así, entonces es complicado llegar a un equilibrio entre la pasión que uno siente y el profesionalismo que uno debe tener y llegar a ser lo más objetivo posible para desarrollar un buen trabajo. Pero con el correr del tiempo, de los estudios, uno tiene que saber también poner un límite y tratar de hacer lo más profesional e imparcial posible en el trabajo y en todo comentario.

LG: ¿QUÉ TE HA AYUDADO A SOBRESALIR EN ESTOS AÑOS?

CE: El amor por el fútbol, cuando me preguntan: ¿Qué es lo mejor que sabes hacer?, yo les digo: Jugar fútbol. (…) Y cuando empiezo una transmisión, me imagino que estoy en la cancha y trato de jugar el mejor partido de mi vida, indistintamente el rival, pero más me emociona cuando se trata de la selección.

LG: ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE GUSTA DE TU PROFESIÓN?

CE: Lo que más me gusta es que el fútbol mueve pasiones, mueve multitudes, el fútbol creo que es el fenómeno más importante, no solamente del Siglo XX, como decía el relator uruguayo Néstor Moreno, sino del XXI, del XXII y será del XXIII (sonríe), hasta donde el fútbol siga.

LG: ¿Y QUÉ TE DESAGRADA?

CE: La improvisación, me desagrada que uno llegue, se siente y empiece a hablar sin haberse preparado.

LG: ¿HAY UNA FRASE QUE IDENTIFICA TU RELATO?

CE: Creo que desde que tengo la oportunidad de relatar los partidos de la selección, desde el año 93, “Bolivia mi amor” ha sido una de las frases que más he utilizado. Luego “Peligro de gol”, que lo decía José María Muñoz, otro gran relator argentino.

LG: ¿CUÁL FUE EL RELATO QUE NUNCA OLVIDAS?

CE: Sin duda, fue el de la clasificación de Bolivia al mundial, el partido con Brasil ese 25 de junio del 93. Ganamos con goles de Etcheverry y Álvaro Peña.

LG: ¿CUÁL ES LA CLAVE PARA SER UN BUEN RELATOR?

CE: Leer y leer. Ese es el consejo que me daba uno de mis primeros comentaristas Hernando Vásquez, que me decía: ¿Quieres tener éxito en el periodismo deportivo? Entonces lee, lee y seguí leyendo.

LG: CON TRES DÉCADAS DE TRABAJO, ¿CUÁL ES TU CARTA DE PRESENTACIÓN Y CÓMO TE DIFERENCIAS DE TUS COLEGAS?

CE: Mi carta de presentación creo que sería mi trabajo. Soy una persona que trabaja todo lo que puede. Yo trato de diferenciarme de mis compañeros trabajando nada más.

“ESTAR EN ATB RADIO ES JUGAR A LO GRANDE”

Tras un año y medio de ser parte de ATB Radio, La Red Deportiva ya juega en las grandes ligas, afirma Carlos Enrique Rivera. “Gracias a Dios, estar en ATB es jugar a lo grande, es una marca muy prestigiosa”, enfatiza.

“Debutamos en la Copa América de Chile, ¡cómo pasó el tiempo!, ¿no? Ahora nos estamos rearmando, junto a David Heredia, quien es un gran referente del periodismo deportivo, y Ángel Reinaga en el comentario. Hay una conjunción de experiencia y juventud, tenemos integrantes muy jovencitos, como Carlitos Mendoza, egresado de comunicación hace poco, y Nickole Rivera, en la locución comercial”, aseveró el director de La Red Deportiva. El programa cumplirá en julio siete años de trabajo radial al mando de Rivera, quien decidió emprender un proyecto propio luego de su salida del Panamericano Deportivo.

“SOY UN TIPO DEMASIADO SENTIMENTAL”

El periodismo deportivo, según Carlos Enrique Rivera, se encuentra en un momento complicado. “Hay muchas presiones, hay mucha crítica, hoy es complejo emitir una opinión porque en la redes sociales te revientan. No eres monedita de oro para agradar a todos y eso a mí me afecta demasiado porque yo soy un tipo demasiado sentimental, pero hay que aprender a convivir. El periodismo deportivo creo que tendría que estar mejor, pero los grandes referentes del periodismo deportivo, de quienes hemos aprendido, ya no están entre nosotros y los nuevos valores creo que no tienen el espejo que tuvimos nosotros. Ni siquiera nosotros somos su espejo, yo personalmente no me considero referente ni nada por el estilo. Sin embargo, creo que la gente hoy tiene más facilidades como el Internet, cosas que nosotros no teníamos en su momento, pero me parece que los chicos estudian y salen de comunicación y piensan que van a ser estrellas de televisión o de radio y no asumen que esto es muy sacrificado, no hay feriados, ni fines de semana, tenemos que estar, como decía Néstor Moreno: Cuando el fútbol nos convoque”, mencionó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario