sábado, mayo 06, 2017

Interponen queja en la ONU por maltrato a periodistas

Ante el preocupante silencio de la CIDH por la restricción al ejercicio periodístico que sufrieron varios comunicadores bolivianos en Chile, la Defensoría del Pueblo interpuso una queja en la Relatoría de las Naciones Unidas.

“Hemos interpuesto (una queja) en la Relatoría de las Naciones Unidas sobre la libertad de expresión para que de estas dos instancias (CIDH y esta Relatoría) tengamos una mayor expectativa de respuesta”, indicó el defensor del Pueblo, David Tezanos.

La denuncia se centra en el hecho registrado el 24 de marzo, cuando la periodista de Bolivia TV Sandra Mariscal y el camarógrafo Érick Condorena fueron impedidos de ingresar a Iquique para realizar la cobertura de la detención de los nueve bolivianos en la cárcel de Alto Hospicio.

Condorena fue enviado a Bolivia después de tres horas y Mariscal ingresó a Chile firmando un compromiso de no hacer periodismo.

El 29 de marzo, periodistas bolivianos recibieron similar trato en el aeropuerto de Santiago.

Tezanos señaló que “la primera estrategia fue acudir a la CIDH (Comisión Internacional de Derechos Humanos), se hicieron los envíos de manera electrónica y por vía fax, luego se viajó a Washington (Estados Unidos) para presentar la queja y después se enviaron dos notas de seguimiento”.

Sin embargo, surgió preocupación “ante el silencio de la CIDH en un asunto tan delicado como la censura y la restricción total del ejercicio de la libertad de prensa en Chile, y si esto es vulnerado, incluso hace cuestionar si existe democracia en ese país por la violación de los derechos de periodistas bolivianos”.

Por esa razón se decidió interponer en la Relatoría de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que atiende igual materia de libertad de expresión, en procura de lograr en ambas instancias una mayor expectativa de respuesta.

“Acá (Bolivia) nos preocupó mucho que tratándose de Chile, que es uno de los mayores contribuyentes de la CIDH, haya este silencio, pero este caso tan grave no puede ser desatendido, por ello exigimos un pronunciamiento de la CIDH y esperamos que la Relatoría se pronuncie al respecto”, demandó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario