martes, septiembre 19, 2017

Atacan a periodista en su casa y le cercenan el dedo



Un nuevo caso de agresión a un periodista ocurrió en Tarija. Esta vez en Villa Montes, donde Adolfo Yavary,

quien trabaja en el canal 18 y radio FM 95.5, fue atacado por dos personas; un hombre y una mujer, en su propio domicilio. Producto de este hecho, el dedo pulgar del reportero fue cercenado.
“Efectivamente es un hecho que ha ocurrido en su propio domicilio, en el barrio El Periodista y los autores del hecho ya han sido identificados”, reportó el comandante de la frontera policial de Villa Montes, coronel Oscar Barrios. Añadió que ya están realizando todas las acciones necesarias para aprehender a los implicados, que luego de cometer el delito, huyeron en una motocicleta.
De acuerdo a la víctima, éste se encontraba descansando en su domicilio cuando irrumpieron en su casa dos personas, uno de ellos que responde al nombre de Isaac Nogales Rocha y la otra persona, una mujer que de acuerdo al comandante policial, sería la comunicadora social de una institución.
“Con una piedra primero rompió los vidrios de la casa y después agarró una piedra grande y se vino, todo esto dentro de mi morada. Después me quiso brincar, metió mi dedo a su boca y no me largó hasta que me cercenó el dedo. Así tuve que defenderme porque este señor era capaz de morderme los cinco dedos”, relató Adolfo.
Dijo que en este ataque, además de ser agredido a pedradas y mordiscos, los autores de este hecho afectaron algunos artefactos de la casa, entre ellos su computadora. Dijo que incluso agarraron un puñal que tiene guardado en su domicilio.
Consultado sobre a qué cree que se debió el ataque, dado que conoce a sus agresores, dijo que se debe al trabajo periodístico que realiza. “Una vez me increpó en el mercado, me dijo que vino a trabajar a Villa Montes porque no sabemos hacer nuestro trabajo. Pero yo tengo información de que está cuestionado por autoridades en Santa Cruz y por eso se vino acá”, añadió.
Al respecto, el comandante policial, dijo que fuese cual fuese el motivo que los impulsó a atacar así al periodista, los agresores no tenían derecho de actuar de esa forma, toda vez que dijo que “prácticamente hay una amputación del dedo pulgar de la víctima”.
“Sabemos que uno de los agresores es una persona de sexo femenino que trabaja como comunicadora social en una institución, ya estamos montando vigilancia en el lugar y cuando aparezca, procederemos de acuerdo a la ley”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario