miércoles, marzo 14, 2018

La ANP denuncia injusticia: Imputado por intento de homicidio de periodista Yavarí fue liberado

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) denunció que la tentativa de homicidio contra el periodista de Villamontes (Tarija), Adolfo Yavarí, terminó con una sanción simple por lesiones graves o leves que benefició al agresor con un proceso abreviado y su liberación en la jornada de ayer.

“La ANP expresa protesta vehemente por la vulneración del principio de legalidad debido a la mala adecuación del tipo penal a la conducta del acusado Isaac Nogales Rocha que, el pasado 18 de septiembre de 2017, irrumpió en el domicilio de Yavarí, junto a una mujer, portando un cuchillo y una piedra”, expresó la organización que representa a los principales diarios bolivianos y una agencia de noticias.

Un juez aplicó una pena leve de tres años de presidio a Nogales, en lugar de la sanción de 12 años de reclusión, y mientras goce de libertad sólo cumplirá medidas condicionantes.

Durante el ataque, el agresor cercenó el dedo pulgar de la mano izquierda a dentelladas a Yavarí que quedó con 35 días de impedimento. En ese momento, el comunicador presentó una querella por homicidio en el grado de tentativa.

“El fiscal, Álvaro Arce, y el juez, Marco Maraz, debieron considerar la intención de atentar contra la vida de Yavarí, antes de emitir este fallo”, señala el pronunciamiento de la ANP.

La organización periodística que siguió el proceso desde el día de la agresión, reiteró su pedido de cese de la impunidad contra agresores de periodistas, y exige a la justicia que se sancionen acciones orientadas a silenciar la palabra independiente de medios y comunicadores.

UN ABSURDO

“Es un absurdo que se haga una imputación por tentativa de homicidio y luego se la reemplace por lesiones graves y leves”, señala la ANP que reclamó al juez el cumplimiento de la función de velar por las garantías de la víctima.

El pasado 21 de septiembre, la Unidad de Monitoreo de la ANP reportó que en audiencia de medidas cautelares, el agresor Issac Nogales fue imputado por tentativa de homicidio, lesiones graves y allanamiento de morada, y en la oportunidad la abogada querellante Kirtha Melgar advirtió que correspondía una sanción de 12 años de prisión.

Durante la audiencia cumplida el pasado jueves 8 de marzo en la ciudad de Yacuiba, el juez Maraz admitió el pedido de la Fiscalía y de los abogados defensores de Isaac Nogales Rocha para que el acusado se acoja a un juicio penal abreviado en el que se declaró culpable de causar lesiones graves y leves, a cambio de una pena mínima.

PENA LEVE

El juez Marco Maraz impuso la sanción solicitada por el fiscal Álvaro Arce de tres años de reclusión, que de acuerdo al Código Penal boliviano contempla medidas sustitutivas a la cárcel. La co-imputada, Licia Arispe, también quedó en libertad con el cargo menor de allanamiento de morada.

El juez Maraz incluyó en la sentencia la prohibición para Nogales de acercarse a la víctima, la prohibición de cambiar de residencia sin autorización judicial, la obligación de comparecer una vez por semana ante el Ministerio Público para firmar un libro de actas, la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas y la obligación de acudir a tratamiento sicológico, además de cubrir los costos legales de la audiencia final.

“NO ESTOY CONFORME CON EL FALLO”

“No estoy conforme con el fallo, pero debo admitir que mi anterior abogado defensor no aportó las pruebas suficientes para que Rocha fuera acusado de tentativa de homicidio. El proceder de los fiscales tampoco fue el mejor. Es por eso que el juez aceptó la solicitud de un juicio abreviado”, manifestó el comunicador.

Adolfo Yavarí dijo que la sentencia no tiene relación con el daño físico permanente que le fue infligido y el perjuicio económico sufrido luego de varias semanas de impedimento. Yavarí ha retomado sus labores en su programa radial y dijo que los gastos en que ha incurrido fueron solventados con apoyo de sus hermanas.

El ataque fue atribuido a una represalia por los informes periodísticos de Yavarí, en radio FM 95.5, sobre supuestas irregularidades en la Entidad Prestadora de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (EPSA), de la cual Nogales era funcionario.

Villamontes cuenta con más de 40.000 habitantes según el último censo y es una de las principales poblaciones del Chaco boliviano, al sur del país, región que colinda con Argentina y Paraguay, donde hay poca presencia del Estado boliviano y con un historial de graves atentados contra periodistas y medios de comunicación.

El 29 de octubre de 2012, el radialista Fernando Vidal y su operadora Karen Anze fueron atacados por cuatro personas que los rociaron con combustible y les prendieron fuego, durante un programa de radio Popular de Yacuiba en el que se transmitían denuncias de supuesta corrupción en el Control Operativo Aduanero.

En enero de 2013, Gualberto Ángel Cuenca fue enviado a la cárcel acusado de ser el autor material del atentado, empero el radialista Vidal afirmó desconocerlo y por tanto consideró que fueron otras las personas que planificaron el ataque.

Yacuiba, capital de la provincia Gran Chaco, es una ciudad con cerca de 100.000 habitantes y que en la madrugada del 21 de junio de 2008 fue escenario de un atentado con dinamita a las instalaciones de Canal 4 de Televisión, sin víctimas fatales. Minutos después de la detonación fue detenido el militar George Peter Nava, vestido de civil, que al huir colisionó un jeep en el que se encontraron armas, explosivos y su credencial de miembro de seguridad del Presidente Evo Morales. Empero, fue liberado porque los policías que lo detuvieron no se presentaron a declarar en el proceso. (Villamontes - ANP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario