domingo, mayo 10, 2015

El arte, la honestidad y las técnicas del periodismo de investigación

A 40 años del caso “Watergate”, uno de los más sonados en periodismo de investigación, este género continúa siendo uno de los preferidos de los lectores a nivel mundial.

El trabajo más conocido como Watergate es uno de los más importantes, pues le costó el cargo al presidente de Estados Unidos Richard Nixon, quién había instalado toda una red de espionaje político hacia la oposición.

Los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein, que ganaron el premio Pulitzer por esta publicación, impulsaron esta corriente aún más en América.

Casos de corrupción, nepotismo, maltrato, abuso, pero también material útil, educativo y de prevención es lo que puede ofrecer hoy en día el periodismo de investigación definido por muchos autores como un periodismo de servicio, ya que destapa acontecimientos y hechos no conocidos por la sociedad.

Este género se aplica a través de la iniciativa y el trabajo del periodista sobre asuntos de importancia que algunas personas u organizaciones desean mantener en secreto.

Sus tres elementos básicos son: que la investigación sea trabajo del reportero, que el trabajo aporte algo novedoso y de interés para un grupo más o menos amplio, y que sea prolongado en el tiempo.

Lynne Walker, periodista de investigación norteamericana que realizó varios trabajos acerca de los carteles de droga mexicanos asegura que una de las claves para el periodismo de investigación es la insistencia por conseguir lo que se desea de los entrevistados o las fuentes y la curiosidad una de las cualidades que debe tener el profesional dedicado a este género.

Para la periodista, que dio talleres en varios países de Latinoamerica incluyendo a Bolivia en 2011, no puede haber una investigación sin una hipótesis, todo trabajo debe partir de allí.

Usar una técnica para hacer la investigación también es una clave, no se trata solamente de escoger el tema a partir de dicha hipótesis.

Revisar información bibliográfica, realizar llamadas una y otra vez a la misma fuente, perder la vergüenza y el miedo, revisar papelitos, notas, hacer viajes rápidos o largos forman parte de las actividades de este género.

Ella recomienda tener un bosquejo de las fuentes, el tiempo de la investigación, los documentos y otros elementos útiles que puedan aportar.

También toma en cuenta el hecho de guardar en reserva a la fuente si es que ésta así se lo pide, pero asegura que la información otorgada por la misma debe ser cruzada por otras fuentes para comprobar su autenticidad.

DANIEL VITTAR

Daniel Vittar, editor de www.clarin.com, docente universitario en Argentina asegura que la investigación es para el periodismo serio y honesto en el tratamiento de la información.

En conversación con OPINIÓN, desde Buenos Aires, asegura que el periodismo de investigación sigue avanzando en nuestra región desde sus tibios comienzos a mediados del siglo pasado. Hoy se ejerce con solvencia en gran parte de Latinoamérica. Advierte sin embargo, que aún tiene inconsistencia a raíz de problemas de presupuesto en las empresas periodísticas, y de presiones políticas por parte de algunos gobiernos.

El uso del género reportaje y crónica requiere de una alta demanda en dedicación profesional, profundidad en el tratamiento y creatividad en la presentación.

Considera que los premios son un incentivo para los investigadores y que la investigación tiene un gran aporte al periodismo porque revela a la opinión pública hechos o situaciones que la población debe conocer. Por eso es fundamental que el periodismo sea serio y honesto en el tratamiento de la información, insiste.

Tomar del reportaje, de la crónica, pero además de las nuevas tecnologías es el planteamiento de los periodistas.

Las nuevas tecnologías brindan una serie de herramientas maravillosas para el periodismo de investigación. Tanto para el trabajo de investigación como para la publicación en este nuevo soporte, que contiene enormes posibilidades y variantes: infografías animadas, documentos de todo tipo, links, videos, galería de fotos, etc. La Web en su conjunto y las nuevas tecnologías implican una transformación revolucionaria para el periodismo en general y en particular para el periodismo de investigación, afirma Vittar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario